Agro > ENTREVISTA / ALEJANDRO GAMBETTA

"Existen ejemplos de productores muy exitosos con el ovino, que logran resultados muy buenos"

Alejandro Gambetta, presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) dijo a El Observador que "el ovino es un muy buen negocio cuando se lo maneja bien”

Alejandro Gambetta, presidente del SUL

Tiempo de lectura: -'

27 de diciembre de 2018 a las 21:07

¿Qué fue lo más relevante de la jornada con los periodistas que realiza anualmente el SUL?  

En primer lugar, realizar una jornada con la prensa agropecuaria es con el fin de agradecerles la atención y difusión que a lo largo de todo el año realizan de las actividades que se ejecutan desde la institución. En segundo lugar, hemos resuelto invitarles este año al Centro de Investigación y Experimentación Doctor Alejandro Gallinal (Ciedag) para compartir los avances que estamos logrando en temas de producción, así como mensajes que desde la Junta Directiva del SUL queremos hacer llegar a los productores ovinos del Uruguay. Ha sido una oportunidad para presentar el Módulo de Producción Intensiva de Carne Ovina (Mpico), un trabajo que se está haciendo en conjunto con  el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA)y el Instituto Nacional de Carnes (INAC). El Mpico tiene el foco en los pequeños y medianos productores, que hay muchos en el país. Pensamos que con este tipo de sistemas los vamos a ver crecer en diferentes zonas y es importante mostrarlo en el campo del SUL y validarlo para que luego los productores puedan aplicarlo en sus propios predios. Estuvimos también presentando el tema compartimento ovino, que es una realidad consolidada como sistema. De hecho, ya existen emprendimientos privados y seguramente continuarán creciendo en número en  diferentes zonas  del país. 

¿Cómo ve el SUL al sector ovino?  

Lo vemos con perspectivas muy interesantes en lo que son los mercados para la carne ovina y para la lana. Por supuesto que hay temas que tenemos que  solucionar y restricciones que levantar que son conocidas y que son prioridades del Plan Estratégico Nacional del Rubro Ovino. A nivel de la institución, pensamos que el SUL debe estar en consonancia con los nuevos tiempos que transcurren  y  hemos hecho una apuesta muy importante al desarrollo organizacional, al  trabajo con los recursos humanos y a la capacitación de los técnicos. Esto es algo que se ha realizado durante esta Junta Directiva  para fortalecer al SUL y que eso redunde en beneficio del propio sector ovino. 

¿Qué balance se hace de este 2018? 

Para el sector agropecuario en general ha sido un año difícil. Los costos de producción han sido elevados y eso hace que los números que arrojan los predios sean bastante más ajustados de lo que eran en otros momentos y es  por eso que tenemos que buscar diferentes opciones y alternativas  para ser  más eficientes. Además, debemos valorizar a nuestros productos, apostar a la calidad  más que a la cantidad. 

¿Y en cuanto a las perspectivas para 2019?

Las perspectivas son positivas, tanto en carne ovina como en lana.  Ambos productos ya no son commodities, sino que son especialidades y si logramos diferenciarnos  con procesos de  calidad  obtendremos mejores precios. Eso va a ser muy  beneficioso  para los productores ovejeros. Tenemos que ser más eficientes productivamente  y debemos  levantar las restricciones de marco que existen para que los productores trabajen más tranquilos y hagan buenos negocios con las ovejas. 

¿Qué valor tiene el compartimento ovino en el rubro? 

El compartimento es un proyecto que se inició hace ya algunos años y en el que participan INAC, INIA, SUL, el Frigorífico San Jacinto y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). El objetivo que hemos tenido como instituciones es el de favorecer el ingreso de carne ovina con hueso a mercados exigentes en temas de sanidad y con una particularidad no menor, libres de aftosa sin vacunación. El sistema del compartimento, sobre el cuál diferentes técnicos de las instituciones han participado aportando desde su especialización profesional, es el que nos ha permitido ingresar como país en mercados como el de Estados Unidos. Con este trabajo interinstitucional, público-privado, estamos seguros que en el futuro tendremos la posibilidad de ingresar a otros mercados como México, Canadá, Unión Europea e Israel, entre otros. Hay mucho por hacer todavía en este tema, pero venimos muy bien. La posibilidad de apertura de otros mercados, más  la realidad que hoy tenemos de  Brasil, China y Estados Unidos para carne ovina con hueso, nos alientan a ser muy optimistas en el futuro de la carne ovina uruguaya. 

¿Cuáles son las expectativas para la zafra de carneros? 

Las expectativas siempre son buenas, lo  importante es que se comercialicen reproductores y que los productores encarneren. La zafra de carneros siempre es un termómetro que mide el ánimo de los productores hacia el rubro. 

¿Cómo están hoy  las exportaciones del sector?

Constatamos un crecimiento tanto en lana como en carne. En el año que termina el rubro exportó  US$ 330 millones, un 16% más en valor que el  año anterior. Existieron mejoras en los precios de la lana y carne ovina exportada. 

¿Diría que la oveja es hoy un buen negocio? 

El ovino es un muy buen negocio cuando se lo maneja bien, se elige la genética adecuada para el sistema de producción que se defina  y se utiliza la tecnología disponible que busca mejorar la eficiencia del uso de los recursos. Existen ejemplos en el país de productores muy exitosos con el ovino, que logran resultados económicos muy buenos. Por eso es clave resolver algunos problemas como el del abigeato, los predadores y los perros sueltos que hacen mucho daño y llevan a que en algunos lugares un muy buen negocio como el ovino no se pueda realizar o este muy acotado. Han existido avances en estos temas, pero todavía falta para terminar de resolverlos. Las ideas y los planes  están, creemos que es relevante el compromiso del Poder Ejecutivo, del Poder legislativo, del Poder Judicial y de las intendencias para resolver definitivamente estos temas. No debemos olvidarnos de  la importancia del rubro desde el punto de vista social, ya que la mayoría de los tenedores de ovejas son pequeños y medianos productores y el ovino asienta a la familia rural en el campo. 

¿Cuáles son los principales lineamientos de trabajo del SUL?  

El SUL durante el período de esta junta directiva ha definido varias líneas estratégicas y las ha llevado adelante. Destacamos una fuerte apuesta al trabajo interstitucional en los temas de investigación, transferencia de tecnología y capacitación. Acuerdos con el INIA, INAC, MGAP y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), entre otros, han sido una constante en este período y con muy buenos resultados. También se trabajó en forma conjunta con otros integrantes de la cadena ovina, como la industria lanera y frigorífica. El Plan Estratégico Nacional del Rubro Ovino (Penro) en donde participan varias instituciones técnicas e integrantes de la cadena ovina definió como los temas más relevantes a trabajar, como son la apertura de mercados para la carne ovina con hueso; mejora de la calidad de las lanas uruguayas; difusión del negocio ovino; colaborar en el levantamiento de restricciones que tiene el rubro; y el apoyo a pequeños y medianos productores que son los principales tenedores de ovinos en el Uruguay. Por otra parte, se ha realizado una apuesta fuerte al mejor funcionamiento de nuestros campos Ciedag y Cicoma y ha habido muchas mejoras en ese sentido. Queremos que los campos del SUL sirvan como predios de referencia donde los productores observen tecnologías que luego puedan aplicar en sus propios establecimientos. También como institución técnica generadora y trasmisora de conocimiento que es el SUL, priorizó en este período la gestión del capital humano. Se ha puesto mucho énfasis en la capacitación de los técnicos jóvenes y cuando finalice el período de esta directiva, ocho técnicos estarán realizando o culminando sus estudios de posgrado. Nos hemos abocado al desarrollo organizacional teniendo como finalidad  contar con una institución de excelencia técnica, que permita realizar los aportes que los productores necesitan y así potenciar al rubro. En resumen, pusimos foco en lograr tener una mejor institución para servir a quienes son sus dueños, los productores ovejeros.

El perfil
Datos: Su nombre completo es Alejandro Gambetta Saravia y tiene 56 años.
Profesión: Ingeniero agrónomo.
Actividades: Empresario agropecuario, asesor de empresas agropecuarias en Argentina, Brasil y Uruguay y directivo de la Asociación Rural del Uruguay.
Antecedentes: Presidente de la Sociedad Criadores de Corriedale del Uruguay y docente de Ovinos de la Facultad de Agronomía (Universidad de la República).
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...