Opinión > Opinión - Fabián Birnbaum

¿La nueva "criptoera" tributaria?

Sin perjuicio de la existencia de discusiones acerca de los bitcoin y las restantes criptomonedas, la tecnología vino para quedarse

Tiempo de lectura: -'

18 de marzo de 2018 a las 12:41

Blockchain, Criptomonedas, Burbuja, Bitcoin. Estas fueron de las palabras más escuchadas en el verano 2018 tanto en los ámbitos económicos como en las playas de nuestro país.

Sin dudas, el 2017 fue el año del Bitcoin . Es indudable su fama al punto tal que fue una de las palabras más googleadas del año. Seguramente y sin entrar en juicios de valor, su popularidad se explica en gran medida por el alza astronómica de su precio.

A partir de lo anterior, parte de las personas utilizaron la suba de precio para revindicar que Bitcoin y las restantes criptomonedas representan el futuro mientras otros aprovecharon las recientes bajas para alzar su voz y mostrar escepticismo.

En ese marco , por un lado podemos citar al fundador de Microsoft Bill Gates, que comentó sobre Bitcoin: "Es una tecnología fascinante que no tiene nada que ver con terrorismo o blanqueo de dinero". En esta línea puedo citar a un amigo de iniciales M.K que me lo resumió de la siguiente manera : "Esto es el futuro". Aclaro que me lo dijo en el 2011.

Por el contrario, Joseph Stiglitz, 74 años, Premio Nobel de Economía en 2001 y ex economista jefe del Banco Mundial dijo: "La verdadera razón por la cual la gente quiere una moneda alternativa es para participar en actividades viles: lavado de dinero, evasión fiscal".

Pero.. ¿qué es Blockchain?
La prestigiosa revista The Economist define blockchain (tecnología detrás del bitcoin) como una base de datos distribuida que mantiene un listado de registros, o bloques, que está continuamente creciendo. Uno no puede cambiar la información contenida dentro de un bloque, ya que cada bloque tiene una marca de tiempo y contiene un enlace a un bloque previo.

De acuerdo a los expertos, enumeramos algunas de las ventajas que ofrece esta tecnología:
1)intercambio sin intermediación de terceros, 2) confiabilidad 3)datos de alta calidad, 4) transparencia e inmutabilidad, 5) simplificación del sistema contable, 6)transacciones eficientes

En el mundo de los negocios ya se viene aplicando esta tecnología en casos como los siguientes:

  • BM para almacenar información de la cadena productiva
  • Gurucargo para los servicios de seguro de carga
  • De Beers para llevar el historial de sus piedras preciosas
  • Mapfre explora la tecnología para hacer smart contracts
  • Kodak para crear un libro de contabilidad digital codificado con los derechos de autor de los fotógrafos

¿Y cómo afecta el mundo tributario?
Parte de las ventajas enumeradas anteriormente son deseables en un sistema tributario y por eso existen varias autoridades fiscales alrededor del mundo que manifestaron su intención de utilizar esta tecnología para la gestión y el pago de impuestos tales como el IVA. En ese sentido, en el Foro Económico Mundial de Davos, en 2016, el 73% de los asistentes sostuvieron que para el 2023 el cobro de tributos se iba a realizar a través de la tecnología blockchain.

En un contexto por el cual las autoridades fiscales cada vez cuentan con más información (pensemos en facturación electrónica, información de cuentas bancarias, convenios de intercambio de información, información suministrada por las empresas, etc), un manejo seguro y eficiente de la misma se hace indispensable y es uno de los principales desafíos de las autoridades. A estos efectos, la tecnología blockchain también es visualizada como una solución a la antedicha problemática.

En contrapartida, las legislaciones alrededor del mundo han estado ajustando sus normativas a los efectos de contemplar la tributación de las criptomonedas y sus correspondientes categorizaciones (existen discusiones técnicas sobre si se trata de una moneda , commodity o un activo financiero). También es cierto, que algunos gobiernos están preocupados con el anonimato y que este instrumento no sea utilizado para fines ilegales.

Desde el lado del contribuyente, entendemos que cualquier acción o tecnología que permita mayor seguridad y simplicidad del sistema tributario va a ser bien recibida incluso pudiendo tener externalidades positivas tales como aumento de la recaudación fiscal.

Sin perjuicio de la existencia de discusiones acerca de los bitcoin y las restantes criptomonedas que ponen en jaque su futuro, la tecnología de Blockchain vino para quedarse y seguramente la veamos aplicada en un futuro cercano en el mundo tributario.


Comentarios