Fútbol > ENTREVISTA: RAFAEL PEÑA

"Por seguridad, el clásico no se debería jugar nunca"

El jefe de seguridad de la AUF considera que las medidas que puedan tomar son "accesorias", y que el foco está en investigar a las bandas deportivas

Rafael Peña, jefe de seguridad de la AUF.<br>

Tiempo de lectura: -'

18 de febrero de 2017 a las 05:00

Su plan era empezar el 2017 retirado, llevando una vida más tranquila en el Este de Uruguay. Sin embargo, el pasado 2 de febrero asumió como jefe de seguridad de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) en uno de los momentos de mayor convulsión, tras la muerte de un hincha de Peñarol a manos de parciales de Nacional en Santa Lucía, la suspensión del clásico del Campeonato Uruguayo Especial debido a los desmanes en la tribuna Ámsterdam, y la puesta en marcha de un decreto con el que se pretende terminar con los violentos en el deporte.

Rafael Peña tiene 46 años de experiencia policial. Trabajó en todas las oficinas operativas de la policía nacional, y tras ser subsecretario de la expresión local de Interpol y Crimen Organizado, fue elegido para dirigir las acciones de esa institución para América del Sur desde sus oficinas en Buenos Aires.

En los 12 años que ocupó ese cargo, Peña trabajó en operaciones para todo el mundo, apoyando a las oficinas de esta organización presente en 193 países.

Interpol, que tiene entre sus tareas el seguimiento de fugitivos y la puesta en marcha de operaciones internacionales, también trabajó junto con la FIFA en el combate al arreglo de partidos, la violencia y vandalismo asociados al fútbol. Es por eso que en octubre el secretario general de la AUF, Alejandro Balbi, le pidió una reunión informal en la que también participó el presidente Wilmar Valdez.

Peña puso una condición innegociable para trabajar en la AUF: "Armar el equipo soñado".

Durante esa conversación, Peña les comentó que tenía previsto retirarse a finales de enero, y fue ahí que las autoridades del fútbol uruguayo le ofrecieron hacerse cargo de la seguridad de la Asociación, ocupando un cargo que hasta el momento no existía.

Tras pedirle el visto bueno al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y al subsecretario de la cartera, Jorge Vázquez, Peña puso una condición innegociable para comenzar a trabajar: "Armar el equipo soñado".

Por esa razón, la AUF también contrató al exsubdirector general de la oficina de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol, Gustavo Mariossa, que oficiará de asistente operacional de seguridad, y al licenciado en Recursos Humanos, Harold Roldos, quien estará a cargo de la logística y el manejo de las listas de barrabravas violentos que los clubes deben enviar a la AUF.

Peña habló con Referí sobre sus planes al frente de la seguridad del órgano rector del fútbol uruguayo, su visión sobre el estado de desarrollo a las que llama "bandas deportivas organizadas", y las debilidades del decreto presidencial con el que el gobierno de Tabaré Vázquez piensa poner fin a la violencia en el deporte.

¿Cuál es la tarea que tendrá este equipo de seguridad en la AUF?
Nuestro rol es asesorar (a la asociación) en los temas de seguridad. Actualmente estamos haciendo un diagnóstico de la situación de violencia en Uruguay y posteriormente realizaremos un plan estratégico. Como cualquier ciudadano, tenemos que cumplir con un mandato presidencial.

Uno de los puntos clave del decreto al que usted hace referencia, es que las cámaras de identificación facial estén prontas para el 31 de marzo. ¿La AUF podrá cumplir con ese plazo en el Estadio Centenario?

En este momento creo que sí, y se va a llegar. Aunque puede haber alguna parte menos importante que no va a estar.

La fecha del clásico quedó marcada para el próximo miércoles 5 de abril. ¿Qué opinión tiene al respecto?
Desde el punto de vista de seguridad el clásico no se debería jugar nunca. De todas formas me pidieron que recomendara una fecha y dije diciembre, pero se negaron porque para entonces el campeonato ya debería estar terminado. Por eso no debo ser yo el que pone la fecha. Desde el punto de vista de seguridad no puede jugarse, pero hay intereses comerciales, deportivos. Si ponés el clásico a las tres de la mañana, será muy seguro, pero va a haber un problema comercial, lo mismo si pones la entrada a $ 3.000.

El decreto presidencial ha manifestado la necesidad de que los clubes presenten su propia lista de hinchas violentos. La AUF tiene el deber de reunir esas listas ¿Ya recibieron la información de parte de todos los clubes?
Hemos recibido varias listas, aunque todavía faltan algunos clubes. Por eso, hace una semana enviamos una nueva comunicación que fue dirigida tanto para los que ya mandaron información como para los que no. Actualmente tenemos anotadas a más de 100 personas. De todas formas, algunas listas enviadas por los clubes coinciden con la del Ministerio del Interior.

¿Cuál es su postura sobre que la policía no permanezca en las tribunas?
A veces tendemos a compararnos con Inglaterra, pero nuestra cultura es completamente diferente. Aquí en general no hay un reconocimiento a la autoridad policial. Eso es claro. Imagínense que queremos instalar la seguridad privada. Nuestra cultura no reconoce a la seguridad privada con tanto poder como la policía, mientras que en otros países, como en Inglaterra, los guardias de los estadios son tratados como policías y se lo respeta como tal. Creo que primero hay que hacer lo primero: hay que erradicar a las organizaciones que son las que están causando estos problemas.

¿Por qué cree que autoridades del fútbol uruguayo se reunieron con usted antes de saber que tenía previsto retirarse?
Pienso que estaban buscando a alguien. Además de mi experiencia por los acuerdos que Interpol tiene con la FIFA, la AUF estaba buscando un interlocutor con el Ministerio del Interior para coordinar mejor las acciones, porque hasta ahora había una Comisión de Seguridad que no sé qué contacto tiene. Se trata de profesionalizar la gestión.

Dijo que están haciendo un diagnóstico de la situación de Uruguay. ¿Cómo definiría al barrabrava uruguayo?
No me gusta decirles barras bravas, sino bandas deportivas organizadas. No son un grupo de amigos que va a festejar. Hay una organización que responde a determinados fines, que tiene comunicaciones y un sistema jerárquico de comunicaciones, que puede estar en las cárceles, afuera de las canchas o adentro. En Centroamérica existen las maras, bandas muy pesadas y muy crueles en las que un aspirante que quiera ingresar debe matar a tres policías en presencia de su familia. Si bien aquí no es tan cruel, estamos viendo que para ingresar a las bandas deportivas en Uruguay, los líderes están pidiendo algún tipo de prenda, como robar a una persona que vende refrescos en el Estadio, colgar una bandera donde no se puede colgar, tirar una valla, quebrar las reglas. Además, en la cancha se arreglan cosas que después van a terminar siendo ejecutadas afuera. Es por eso que creo que es indudable que la Justicia y la Policía tiene que tratar este problema como crimen organizado.

¿Qué diferencia encuentra con la situación en Argentina?
Viví 12 años en Buenos Aires y si fuera una serie, diría que en Argentina están cuatro, cinco o seis capítulos adelante que Uruguay. Cosas que están pasando allá que aquí todavía no, y por eso sería bueno poder frenarlos. Si se actúa rápidamente a niveles de la Policía y la Justicia podemos estar en muy buen tiempo de solucionar este tema. Pero todas las medidas que tomemos en cuanto a espectáculo para protegerlo, sea venta de entradas, cámaras de vigilancia, de identificación facial, son accesorias, lo central es trabajar sobre estas bandas. Creo que es un problema de investigación, que si se resuelve se puede terminar con las bandas deportivas en meses.

¿Qué dificultades encuentra para que se lleven adelante este tipo de investigaciones?
Hay que legislar para hacer la investigación de crimen organizado en el ámbito deportivo, porque actualmente no hay nada, y cuando sucede un caso de violencia en el deporte lo atiende un juez de turno, y no uno especializado en crimen organizado como debería.

Buscan controlar estacionamientos


AUF se reunió con Intendencia para hincar el diente en un asunto clave

El jefe de seguridad de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Rafael Peña, analiza la acción de las barras bravas –o como prefiere llamarlas "bandas deportivas"– comparándola con Argentina, país en el que vivió 12 años mientras trabajaba al frente de la oficina de Interpol para América Latina. Para frenar su desarrollo en Uruguay, el responsable de la seguridad de la AUF dijo el pasado miércoles en la Comisión de Deportes del Senado, que "las acciones administrativas deben estar dirigidas a quitarles la recaudación a estas barras, es decir, quitarles energías".

Un lucrativo negocio que estas organizaciones aprovechan en la vecina orilla es el cobro de estacionamientos en los alrededores a las canchas. Para frenar que estos negocios se desarrollen en Uruguay, Peña se reunió con la Intendencia de Montevideo para proponerle modificaciones a la zona y generar estacionamientos en las inmediaciones.

"Queremos darle un ámbito de seguridad al entorno del estadio", dijo Peña a Referí, al tiempo que opinó que el Estadio Centenario tiene "muchísimos puntos débiles" en esta materia.

No solo la AUF está tratando de evitar que los estacionamientos se conviertan en un negocio para los barras bravas.

El nuevo equipo de seguridad de Peñarol, que es liderado por el exministro de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Ruibal Pino, e integrado por el comisario retirado César Inzaurralde y el exdirector nacional de Cárceles, Horacio Zaugg, están generando más controles en el Campeón del Siglo, con la colocación de cámaras para ese fin, al tiempo que se ponen en contacto con la policía nacional cuando identifican esta práctica en los alrededores del estadio.

Cambio de estrategia


Antes de la llegada de Rafael Peña, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) contaba con una Comisión de Seguridad. En Comisión de Deporte del Senado, el pasado miércoles, el secretario general de la AUF, Alejandro Balbi, dijo que a partir de los hechos de violencia que se suscitaron en 2016, la asociación decidió "incorporar a una persona avezada y con experiencia en materia policial". "Por su puesto, no lo entendimos como un gasto, sino como una inversión", agregó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...