Nacional > LEY DE MEDIOS

Adjudicación de canales a días de la transición genera molestia y deja atado al nuevo gobierno

El canal que quedó fuera de competencia presentará un recurso de revocación

Tiempo de lectura: -'

19 de febrero de 2020 a las 05:03

La decisión del Ministerio de Industria (MIEM) de adjudicar a tres canales –entre ellos uno propiedad del empresario de medios Federico Fasano, histórico dueño del diario La República para que sean incluidos de forma obligatoria en la grilla de los servicios para abonados generó molestia en las futuras autoridades de la cartera, que consideraron que el proceso se llevó a cabo de forma inconsulta a dos semanas de que asuma el nuevo gobierno. 

En una resolución con fecha del 14 de febrero, publicada este martes en el portal de Presidencia, el gobierno saliente resolvió adjudicar las señales por concurso a Eutopía TV (de Fasano), así como a TV Libre Multimedio La República y a Canal U. Por el camino quedó Cardinal TV, señal que actualmente se emite a través de las compañías de televisión por cable del interior del país que no son parte de Equital, un conglomerado formado por los canales 4, 10 y 12. Este canal quedó en cuarto lugar y como la ley permite adjudicar hasta tres señales, por fuera de la competencia. 

Washington Melo, presidente de la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA), propietaria de Cardinal TV, dijo a El Observador que presentará un recurso de revocación para impugnar el proceso que, según dijo, fue "decepcionante" por la forma en la que se terminó adjudicando. 

Por su parte, el próximo subsecretario del MIEM, el colorado Walter Verri, aseguró a El Observador que si bien el Frente Amplio (FA) está en funciones hasta el 29 de febrero, este "no era el momento" para adjudicar canales, ya que la decisión repercutirá en el período que viene. 

La denominada ley de medios (19.307) –que el Partido Colorado es afín a derogar en su totalidad– establece que estas tres señales "se seleccionarán cada cinco años mediante concurso público y transparente". Si bien en el anteproyecto de ley de urgente consideración hay un apartado sobre las modificaciones a la ley, esto todavía está sujeto a la negociación con los socios de la coalición. 

Verri agregó que en el marco de la transición las autoridades actuales "nunca" plantearon que la adjudicación estaba próxima a salir. "Si bien es cierto que la licitación (publicada en octubre de 2019) estaba en curso, la decisión debería haber quedado en manos de las autoridades entrantes", dijo el colorado. 

"Son decisiones que van a afectar al próximo gobierno y no a éste. Independientemente de esta adjudicación, cualquier acción que el gobierno vaya a tomar en estos últimos días y que tenga repercusiones en el gobierno que viene debería ser consultada", agregó. 

Verri dijo que "habrá que analizar" si esta adjudicación se puede revocar una vez que asuma el gobierno. De todos modos, el Estado queda atado porque quedaría expuesto a juicios en su contra, debido a los derechos adquiridos por las empresas a las que se le adjudicaron los canales. Esto, siempre y cuando el recurso de Cardinal TV no tenga éxito. 

El director oficialista de la Ursec, Nicolás Cendoya, defendió la decisión del gobierno saliente de adjudicar a estos tres canales y dijo que no es partidario de la idea de que por "tres meses y medio" –período aproximado de la transición– el país esté "paralizado". 

"He escuchado algunos disparates como gente que compara esto con lo que hacían los gobiernos blancos y colorados, que era asignar a dedo a sus prosélitos, radios en las últimas semanas de gobierno. Esto no tiene nada que ver con eso. Es un proceso muy pautado", aseguró Cendoya a El Observador. 

El gobierno del nacionalista Luis Alberto Lacalle asignó en el último año del período, en 1994, licencias de televisión por cable para Montevideo a los canales 4, 10 y 12. El colorado Julio María Sanguinetti adjudicó unas 60 frecuencias radiales del interior del país en su segundo mandato, entre 1995-2000. Jorge Batlle, en tanto, dio en agosto de 2001 la posibilidad a Directv de transmitir en todo el territorio nacional el servicio de televisión para abonados en la modalidad de transmisión satelital. 

Consultado sobre la posibilidad de esperar a que asumiera el próximo gobierno, Cendoya afirmó que hacer eso significaba "no aplicar la ley". "Se esperó tanto tiempo para esto, como se esperó tanto tiempo para los derechos de los discapacitados en los servicios de comunicación audiovisual, que no estoy de acuerdo con prorrogar", defendió. 

La representante de la oposición en la Ursec, la nacionalista Silvana Olivera, manifestó su discrepancia con la forma en la que se terminó por adjudicar a los canales. La directora afirmó a El Observador que la decisión que se tomó es "muy importante", al punto que la comparó con la adjudicación de los canales privados 4, 10 y 12. 

"Los plazos se podrían haber corrido, de hecho, algunos anteriores ya habían vencido. Estamos hablando de 13 días, ¿cuál era la urgencia? ¿En todos los casos se procede con esa prontitud?", se preguntó Olivera, quien meses atrás había manifestado en redes sociales, así como en las reuniones del Directorio de la Ursec su malestar. 

"Llama la atención que se haya procedido con tanta rapidez", dijo Olivera y agregó que esto se acentúa cuando hay "medios que podrían estar vinculados a la izquierda". 

Fasano y "la grieta"

"Este es un país donde lamentablemente nos quieren instalar la grieta", respondió Cendoya ante la consulta sobre la adjudicación de Fasano. 

"Había siete rubros en el pliego. A Fasano lo conocí el día de la audiencia pública. Nunca hablé con él. Sí conozco a los otros tres oferentes (...) Algunos, como Fasano, se adaptaron mucho al pliego", explicó el director de la Ursec.

"El señor Fasano no es más ni menos que nadie y si presentó una oferta que, de acuerdo al pliego, puntuó alto...", justificó. 

Melo, por su parte, aseguró que la propuesta de Fasano tiene un costo operativo mensual de US$ 100 mil, por lo que se preguntó cómo será sustentable. El presidente de CUTA dijo que la Dirección Nacional de Telecomunicaciones y Servicios (Dinatel) calificó a Cardinal TV de forma tal que quedaba en un tercer lugar, pero que luego la Ursec y el Poder Ejecutivo rebajaron el puntaje. 

Además, defendió que su canal es el único que "opera con programación 100% nacional" y "cumple todos los aspectos principales de promoción de la producción audiovisual". Melo también dijo que su proyecto es "autosustentable", ya que se maneja con un régimen de "coproducción", que establece que los espacios de publicidad se dividen en dos mitades, una para la productor y otra para el canal. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...