Básquetbol > BÁSQUETBOL

Liga Uruguaya de Básquetbol: Aguada-Trouville, cuarto capítulo de las finales

Este viernes, a la hora 21.15, Aguada tendrá su segunda chance de coronarse campeón ante Trouville; el clima se volvió a tensar con la presencia de Gonzalo Soto, padre de Federico, para insultar al plantel de Aguada en el hotel

Manuel Mayora, figura de la tercera final

Tiempo de lectura: -'

26 de febrero de 2021 a las 05:03

Aguada y Trouville disputarán este viernes en el Antel Arena, desde la hora 21.15, la cuarta final de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2019-2020. 

Tras un primer partido donde Aguada ganó en forma aplastante y dejó la sensación de que se iba a comer los niños crudos, Trouville emparejó la serie a partir de la segunda final donde si bien perdió (94-96) fue una fuerza antagónica competitiva y esa mejoría se trasuntó en el triunfo inapelable de la tercera final, el pasado miércoles. 

Izaguirre e Iglesias y el valor de tener banco

El valor agregado de ese triunfo fue que Trouville lo alcanzó con un extranjero menos ya que en la segunda final se lesionó el cordobés Federico Mariani. 

Para este viernes, el rojo contrató a Anthony Danridge quien está en Uruguay para disputar la Liga 2021 con Capitol. 

Danridge fue figura de Nacional durante dos temporadas (2016-2017 y 2017-2018) perdiendo en semis contra Aguada. En la presente Liga, la 2019-2020, arrancó con Trouville pero tras el primer parate por la pandemia, el rojo de Pocitos decidió achicar gastos de pasajes y contrató a tres extranjeros argentinos. 

Danridge comenzó la temporada lesionado en octubre de 2019 y fue temporalmente sustituido por Miguel Ali Berdiel. Posteriormente jugó 18 partidos promediando 19,0 puntos en 29,5 minutos en cancha. 

Lleva 10 meses sin jugar, pero conoce a sus compañeros, al entrenador, al club y le dará recambio al equipo. Es un alero atlético con gran capacidad anotadora para jugar uno contra uno y cortar hacia el aro. 

Pero Trouville ya tiene sus fortalezas. Manuel Mayora, de 21 años, hace la diferencia con su explosiva velocidad. Tiene personalidad, capacidad de liderazgo y muy buen tiro perimetral. 

Santiago Massa y Santiago Soto le agregan una gran intensidad defensiva. El segundo, además, aporta en ataque gol perimetral y juego atlético. Los argentinos Leo Mainoldi y Damián Tintorelli se dejan la piel en el juego interno. El primero de ellos es un 4 de gran juego abierto pero ha venido decidido a cambiar su estilo de juego, a postearse fajándose con estadounidenses. Eso sí, cuando encuentra espacio para su tiro perimetral responde con categoría. 

Leo Mainoldi, figura en Trouville

Aguada faltó a la cita en la tercera final. Pero cada vez que recibe un golpe en lugar de debilitarse se revitaliza. Hay dos jugadores que este viernes no van a jugar peor que el miércoles: Al Thornton (tiró para 22 puntos y metió 3) y Leandro García Morales (tiró para 30 y metió 12). El rojiverde se sostuvo en partido al impulso individual de Dwayne Davis y de Lee Roberts. Pero así no alcanza. 

García Morales, llamado a mejorar

Necesita que Federico Bavosi le ponga cerebro a las ofensivas y que no sea el culminador (tiró 8 triples el miércoles y solo metió dos, porque no es su fuerte), que Davis, Roberts, Thornton y García Morales se ensamblen colectivamente y que Mateo Sarni y Federico Pereiras eleven con sus ingresos el tono defensivo del equipo, algo que no ha pasado en esta serie final, sobre todo porque Pereiras arrastra problemas físicos y es usado para darle descanso a García Morales y entra más como tirador que como pilar defensivo. 

Dwayne Davis, con Aguada al hombro

La temperatura se eleva desde afuera de la cancha

La tercera final tuvo un clima menos caldeado en el Antel Arena. 

En la segunda, desde la tribuna ocupada por dirigentes y allegados de Trouville se escucharon insultos que tuvieron como destinatario a García Morales. 

Mariani también lo insultó al momento de lesionarse, lo mismo que Fausto Pomoli desde el banco de suplentes. 

Luego del partido, García Morales realizó declaraciones que cayeron muy mal en Trouville. Dijo que jugadores entraban desde el banco para pegarle. 

En el entretiempo del tercer partido, Federico Soto declaró: "García Morales tiene todo para ser un crack pero es un sorete" y además dijo que en la cancha "lo único que hace es basurear a los otros, más que nada a los juveniles". 

Cuando los planteles volvieron a la burbuja, donde comparten el mismo hotel en Punta Carretas, se arrimaron algunos hinchas. 

Primero llegó el plantel de Trouville y la dirigencia tomó estrictas medidas para que no se violaran medidas sanitarias. Entre los allegados del rojo de Pocitos estaba Gonzalo Soto, padre de Federico. 

Pero el hombre no se fue del lugar y esperó al ómnibus de Aguada. Cuando los jugadores descendieron los insultó a distancia. El incidente no pasó a mayores. 

Soto padre jugó en Trouville en la década de 1990 y logró tres ascensos con la única camiseta que defendió en su carrera. En 1994 fue campeón del Sudamericano para jugadores menores de 1,95 metros junto con Marcelo Capalbo, Ramiro Cortés, Camilo Castro, Gonzalo Caneiro,  Diego Losada, Luis Silveira, Alain Mayor, Aldo Alles, Gerardo Niquichenco, Jeff Granger y Gastón Triver.

Si Trouville gana, ambos equipos jugarán el quinto y definitivo partido el próximo lunes. 

La serie
1ª final: Aguada 91-72
2ª final: Aguada 96-94
3ª final: Trouville 87-78
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...