Fútbol > NACIONAL

Amaral otra vez postergado: lleva cuatro partidos sin minutos

El volante viajó a Venezuela, estuvo en el banco de suplentes, pero los hinchas se quedaron con ganas de verlo; lleva cuatro partidos sin minutos

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2020 a las 16:02

Todos sonríen menos Rodrigo Amaral. La foto del plantel tricolor en el campo de juego tras el gran triunfo ante Estudiantes de Mérida en Venezuela parece reflejar las sensaciones del volante tricolor, quien nuevamente no fue tenido en cuenta por Gustavo Munúa.

En la imagen se ve a todos los futbolistas con gestos de notoria alegría tras la victoria que les dio el pasaje a octavos de final, mientras que el 10 tricolor tiene un gesto un poco más sobrio, no tan efusivo, en una punta de la imagen.

El volante zurdo volvió a ver otro partido desde afuera y ya suma cuatro juegos seguidos sin tener minutos.

Su última presentación fue el pasado 6 de setiembre, en el 5-1 ante Cerro en el Gran Parque Central, donde entró para disputar los últimos 10’.

Desde la vuelta del fútbol tras el parate por el coronavirus, jugó 75’ ante River Plate en el Saroldi, donde fue titular y tuvo su regreso tras no haber estado en el clásico del 9 de agosto.

Tras visitar a River, jugó 56’ ante Torque, también desde el vamos, luego 72’ ante Progreso, también desde el primer minuto, no jugó ante Plaza en Colonia, y disputó los primeros 45’ frente a Fénix en el Capurro.

Luego, tuvo su ingreso ante Cerro y desde entonces no ha vuelto a jugar. Fue suplente ante Defensor Sporting, Danubio, frente a Racing en Avellaneda y este martes en Venezuela.

Suplentes de Nacional en Avellaneda

Decisión técnica

En el comienzo de la temporada, antes del coronavirus en Uruguay, Amaral ingresó desde el banco de suplentes en el debut ante Rentistas y en el siguiente partido ante Cerro Largo. Luego, fue titular ante Wanderers en el Parque Viera, donde anotó su único gol en el año.

Por la Libertadores, su único partido fue el del 1-0 ante Estudiantes de Mérida en el Gran Parque Central el 12 de marzo.

Luego, vino el parate del fútbol. En los partidos de preparación para la vuelta a la actividad, el volante había comenzado como titular pero tuvo un golpe que lo sacó del clásico ante Peñarol, con el que los albos retomaron el Apertura.

Hoy en día, el 10 tricolor, que en el pasado tuvo complicaciones por sobrepeso, entrena a la par de sus compañeros y no tiene lesiones, por lo que ha estado a la orden en todos esos partidos, si bien no jugó.

Así lo confirmaron a Referí desde los tricolores, desde donde señalaron que el futbolista está bien físicamente y que si no juega es por decisiones tácticas del entrenador.

El puesto del mediocampista ofensivo de 23 años en el sistema 4-2-3-1 que utiliza Munúa es por detrás del delantero, por el medio.

En los últimos partidos, el DT tricolor ha optado por poner a Santiago Rodríguez en ese lugar, quien tuvo buenos momentos y que recuperó su confianza.

La opción de que el 10 tricolor juegue por la banda derecha, con perfil cambiado, no parece estar en los planes del entrenador, quien prefiere colocar a jugadores veloces y con el perfil acorde a su puesto para llegar por las bandas. Además, deben hacer un desgaste para la función defensiva y acoplarse a los volantes centrales.

Este miércoles a la noche, con el equipo ganando 3-1 en Mérida, hinchas bolsos se manifestaron en las redes sobre por qué no entraba Amaral y si había algo personal de Munúa con él.

El técnico tuvo un sistema diferente en Mérida, con un 4-3-3 o 4-1-4-1, en el que no hubo un enlace y los volantes tuvieron que desdoblarse ofensiva y defensivamente.

Esa fue una de las razones claves por las que Amaral no jugó contra los venezolanos. No encajaba como volante interno por el despliegue y desgaste que se debe cumplir en esa función ni como extremo también por el recorrido por banda a realizar y por la velocidad que se necesita para atacar los espacios.

Amaral es un jugador de carril central que desnivela con su imponente pegada y que es letal en los últimos metros del campo.

Nacional dominó el trámite contra Estudiantes y en el segundo tiempo el entrenador cerró la defensa, con una propuesta jugada al contragolpe y a la velocidad de Sebastián Fernández y Alfonso Trezza, dos de los cinco cambios que hizo el DT.

El mismo trámite del partido también explica por qué no jugó Amaral, quien con sus arranques, su pegada y sus habilidades, es un jugador ideal para cuando los partidos están cerrados y se debe buscar un pie fino que abra las defensas.

Pero a los hinchas tricolores, a pesar del gran triunfo, la perfecta actuación en la Copa y el pase a los octavos de final, les quedó la espina de nuevamente quedarse sin ver a uno de sus jugadores más queridos y de quien siempre esperan alguna genialidad con su pie zurdo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...