Cargando...

Nacional > PANDEMIA

Ansiedad y soledad: los 12 días de internación de un paciente con covid-19

Guillermo Magnone tiene 59 años, varias comorbilidades, y tras recuperarse convocó a “tomar conciencia”

Tiempo de lectura: -'

21 de diciembre de 2020 a las 05:03

Una adolescente que no sabía que tenía covid-19 recibió la visita de una amiga. Ella, a su vez, fue a ver a otra joven que vivía con su madre y, a partir de esa cadena silenciosa de contactos, la mujer contagió con el virus a tres compañeros de trabajo.

Aunque cuando comunicó que estaba infectada todos sus compañeros de trabajo fueron encuarentenados y testados, el virus ya se había propagado. 

Uno de los tres infectados fue Guillermo Magnone, que estuvo 12 días internado, cinco de ellos en el CTI de Casa de Galicia.

El hombre nunca había estado internado en cuidados intensivos y su primera experiencia fue traumática, ya que estaba consciente y eso le generaba mucha ansiedad. Durante esos días perdió seis kilos y también sintió la soledad.

Los síntomas del hombre de 59 años y varias comorbilidades (sobrepeso, hipertensión y diabetes) empezaron el 9 de noviembre. Cuatro días después llamó a la emergencia porque tenía dificultades para respirar y los médicos le dijeron que la concentración del oxígeno en sangre estaba en 90%, cuando lo normal era 100%. Además tenía fiebre y dolores musculares.

Al día siguiente lo internaron en una sala común y a la semana pasó a CTI para controlarlo mejor. Una de las características de la enfermedad es que en cuestión de horas un paciente puede estar estable y descompensarse hasta el punto de agravarse rápidamente.

Magnone contó ahora a El Observador que no tuvo miedo durante su internación porque con el correr de los días comenzó a sentirse mejor. Pero después del alta de la internación domiciliaria, el 25 de noviembre, se enteró que los médicos le habían dicho a una amiga que su situación "era una bomba de tiempo", porque aunque podía estar bien en ese momento, nadie podía predecir lo que pasaría horas más tarde.

Luego de cinco días en CTI y otros cinco en internación domiciliaria, Magnone fue dado de alta. Estuvo 21 días en aislamiento desde que se enteró que estaba enfermo y eso fue removedor. "Te cambia la vida, no podés salir ni a comprar un caramelo y es horrible", recordó. 

Mientras estuvo internado el celular fue su vía de contacto con el mundo exterior y recordó la soledad como uno de los peores sentimientos que experimentó. Dentro de su experiencia, rescató el "valor humanos de los médicos y enfermeros" que "arriesgan sus vidas", y ese mensaje es el que utilizó para concientizar sobre la dimensión de la enfermedad.

"Si la gente supiera el sacrificio que genera estar con un paciente así, creo que tomaría conciencia", señaló. Además advirtió que el coronavirus no es comparable con otras enfermedades. "Uno no se contagia de cáncer, pero de esto (covid-19), sí", apuntó.

El día después

El hombre volvió el 1º de diciembre a su vida normal, aunque incorporó algunos hábitos que no tenía en cuenta antes de la enfermedad. El tapabocas es un deber ser en todo momento, incluso cuando sale a pasear a su perra, algo que antes no hacía. Tampoco volvió a mantener contacto con sus amistades.

"Se supone que uno es inmune después por un tiempo pero no sé, por las dudas yo me sigo cuidando", enfatizó.

Cuando hablaba con algunos conocidos sobre su situación y los 12 días internado, sentía que algunas personas relativizaban su experiencia. Repite: "Siento que la gente no toma conciencia". 

Proyecciones negativas

El matemático Fernando Paganini, integrante del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), explicó el miércoles en conferencia de prensa que la cantidad de casos de covid-19 puede aumentar en las próximas semanas en caso de que las medidas anunciadas por el Poder Ejecutivo no logren romper la tendencia.

Paganini sostuvo que si las resoluciones tomadas no surgen efecto, las proyecciones indican que llegarían a 1.200 casos diarios y 120 camas ocupadas de CTI por covid-19 a final de año. "Esto no es una predicción. Las condiciones pueden cambiar. Pero son los riesgos involucrados de no haber cambios", puntualizó.

La ocupación total de camas de CTI en Uruguay es de 55% y 5% de esas tienen a pacientes con covid-19. El presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva, Luis Núñez, dijo la semana pasada en entrevista con En perspectiva que la capacidad en CTI antes de la pandemia era "de casi 200 camas menos": "Se ha ampliado 35% la capacidad de CTI, estamos mejor que al principio", sostuvo.

Alrededor del 1,8 % de los pacientes con coronavirus del mundo requieren internación en cuidados intensivos. Núñez aclaró que "por el momento hay capacidad para absorber la demanda creciente", pero en la medida en que aumentan los casos nuevos la situación "preocupa".

"Al tener al día de hoy 60% de ocupación, alguno dirá que tenemos un 40% de camas libres pero ese es un dato que puede variar en pocos días. Así ha ocurrido en la mayoría de los países", señaló.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...