Espectáculos y Cultura > ARTE

Autor del mural de Bomberos: “Si a la sociedad le importa (una obra) hay que conservarla”

Miguel Ángel Battegazzore, creador del histórico mural de la esquina de Magallanes y Colonia dialogó con El Observador

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2020 a las 16:05

El fin de semana pasado un manto de pintura blanca apagó a un emblema del muralismo local. La obra que le da vida hace 32 años a la intersección de Magallanes y Colonia –Entropía III, de Miguel Ángel Battegazzore–, iba a ser borrada. La Dirección Nacional de Bomberos (DNB) proyectaba pintar otro mural encima pero, según informó este miércoles El País, ese destino se canceló.

El intento de tapar la obra –que primero fue un boceto que en 1988 recibió el premio del Salón Municipal de Expresión Plástica y a raíz de eso se realizó en un muro de más de 500 metros cuadrados– fue vapuleado, en cuestión de unos pocos días, por parte de la sociedad civil interesada en su valor cultural. Entre un grupo de personas que defendió la creación de Battegazzore, el exdirector del Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV), Ángel Kalenberg, el actual, Enrique Aguerre, y el arquitecto Leonardo Noguez levantaron su voz.

“Este mural es muy importante para Montevideo y para la historia del muralismo local. Además, es obra de uno de los artistas más significativos del país desde la segunda mitad del siglo XX hasta ahora”, dijo Kalenberg a El Observador. Para el experto en arte, que se haya querido borrar el mural es “un atropello inútil al arte y la cultura”.

Kalenberg recordó que la obra no llegó a ese lugar por capricho del artista o mera casualidad. Fue producto de la elección de un jurado prestigioso encabezado por referentes de las artes como Jorge Abbondanza y Antonio Llorens (1920- 1995).

Por su parte, el arquitecto Noguez – que junto a Kalemberg trabajó en varias muestras y proyectos artísticos de Battegazzore– explicó a El Observador que aún no se sabe cuáles serán los efectos de la tarea de tapado que se realizó encima del mural y que habrá que evaluar si es posible restaurarlo o si hay que pintarlo nuevamente, algo que es posible porque el artista sigue en actividad.

Los murales, obras expuestas a cualquier adversidad climática, temporal y social, necesitan de cierto cuidado o posterior restauración. Y así se ha hecho con algunas obras emblemáticas que se restauraron en los últimos años, como el mural de Felipe Saede en el Liceo N° 2 de Florida en 2013 y el Oficios de Julio Alpuy en el liceo Dámaso Antonio Larrañaga. Ante lo sucedido con el mural de la calle Magallanes, Noguez celebró que “se recapacitó y, de una situación absurda, se logró un buen final que es que después de 32 años el mural va a tener reparación y va a lucir como debe lucir”. Es que el mural se encontraba desde hace varios años en estado de deterioro.

Uno de las principales obstáculos en la preservación de Entropía III es que no está declarado como obra de interés patrimonial. Ante eso, Kalemberg dijo que la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación –la cual él integró años atrás–ha tenido la atinada precaución de proteger principalmente los bienes arquitectónicos, porque allí pueden mediar razones económicas. Pero el experto reconoció que no se reparó en la importancia de declarar monumentos históricos, también, a las pinturas murales –que son varias (ejemplificó con uno del taller Torres García en una sede del Casmu y el de Seade)–. 

“Sería bueno si la futura comisión de patrimonio toma en cuenta lo que pasó para declarar monumentos históricos a las pinturas murales”, indicó el exdirector del MNAV.

Kalenberg entiende que el intento de borrar de la visual montevideana a Entropía III supone “un daño inmerecido a un artista que el país tiene que reconocer por sus valores y por la generosidad que ha tenido como maestro”.

“Sería útil para la tranquilidad de todos que las autoridades tomaran la decisión de restaurar el mural, tal cómo era, bajo la supervisión del propio artista que afortunadamente vive y sigue vigente como artista que produce pinturas y esculturas, como docente, conferencista y escritor de arte”, agregó Kalenberg. Sobre la postura que tomarán las autoridades competentes, la directora de Cultura de la Intendencia de Montevideo, Mariana Percovich, dijo a El Observador que ya comenzaron los diálogos –con el director del MNAV, Enrique Aguerre, con el director de Artes y Ciencias de la intendencia, Federico Penino, y con el director de la DNB, Leonardo Palomeque– para resolver lo que sucederá con el mural.

En primera persona

“Yo soy un poco fatalista. Pienso que las obras de arte nacen, viven y cuando tienen que morir mueren”, expresó a El Observador el autor del mural, Miguel Ángel Battegazzore, que este 22 de enero cumple 89 años.

De todas formas, el artista “uno de los más significativos del país” según Kalenberg, entiende que las obras de arte dejan huella y adquieren significado a través del valor que les da la gente. Por eso, indico que “si a la sociedad le importa, hay que conservarla”.

En el caso de que se restaure o se vuelva a hacer la obra, Battegazzore  dijo que “por supuesto que la supervisaría". A su vez, hizo hincapié en la importancia de respetar su color original “en un país donde los colores son un poco tangueros”.

El artista contó que en el momento en que se realizó la obra ciertos ojos la vieron como una ironía hacia Joaquín Torres García, pero la pieza se creó a modo de reflexión sobre los símbolos utilizados por el pintor fallecido en 1949 y como una reinterpretación de su universalismo constructivo.

Lo que en 1988 surgió como un boceto, hoy es parte de la memoria iconográfica de Cordón. “En aquel momento, peleé para que se realizara en todo el muro porque allí dialoga con la ciudad”, contó Battegazzore  y recordó que tras su creación, varios vecinos del barrio le mandaron cartas destacando que el mural había cambiado la visión de la calle.

Si bien ahora no es inusual ver murales de cientos de metros cuadrados, la pieza creada por el uruguayo de 89 años marcó un precedente.

Sobre la falta de protección patrimonial en los murales, el artista diferenció que mientras los músicos hacen respetar los derechos de autor, los artistas plásticos no lo hacen tanto como deberían. “A veces me encuentro con mis obras en tapas de revistas de arquitectura y no me piden ni siquiera permiso”, subrayó Battegazzore.

La serie Entropías retrata el desorden del mundo. "Una postura que al momento de su creación pareció un poco catastrófica pero ahora no, porque ya estamos acostumbrados al desorden global”, reflexionó el autor.

Merecido homenaje
A modo de homenajear a Battegazzore y a propósito de su cumpleaños número 90, se realizará una importante retrospectiva del artista en el MNAV el próximo año. Así lo adelantó Kalenberg a El Observador y confirmó Aguerre.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...