Básquetbol > BÁSQUETBOL

Cama grande, comida sana y un club en proyección: Urupán trae a un vicecampeón mundial

A fines de 2007 el club de Pando se salvó de ir a remate judicial y este año disputará El Metro con el argentino Agustín Caffaro y el sueño de pelear por un histórico ascenso

Caffaro con Argentina

Tiempo de lectura: -'

08 de julio de 2020 a las 05:04

El año 2007 se terminaba y el cartel de remate judicial anduvo rondando por las afueras del estadio Santiago Cigliuti, construido en la década de 1970, y propiedad de Urupán, club de básquetbol fundado en 1924 en la ciudad de Pando. La institución había dejado de competir en 2006 y estuvo inactiva, en mayores, hasta 2016. Hoy es un club en plena expansión, con una dirigencia que estableció el rumbo con infraestructura de primer nivel, una ciudad que empuja atrás y un proyecto deportivo que lo hará ser este año uno de los animadores de El Metro. 

El torneo que comenzará el lunes 3 de agosto y se jugará a puertas cerradas en jornadas dobles en el CEFUBB, contará con la participación de varios jugadores argentinos de nivel. De esos con los que la Liga Uruguaya no puede animarse ni a soñar. La inactividad en toda la región (salvo en México, destino más lejano, ciudades más inseguras) hizo que varios jugadores vieran como una buena opción cruzar el charco para disputar el ascenso uruguayo. 

Y Urupán movió sus fichas. Tras construir una base sólida salió al mercado, movió contactos y consiguió el concurso de Agustín Caffaro, un pívot de 2,11 metros, 25 años, jugador de San Lorenzo e integrante de la selección argentina que el año pasado fue vicecampeona mundial en China 2019. 

Si bien Caffaro solo jugó 16 minutos en todo el Mundial (no pisó la cancha en los partidos del grupo contra Rusia y Nigeria) con 8 puntos, 4 rebotes, una asistencia, un robo y un bloqueo, se trata de un jugador joven, de gran proyección y que en 2019 se sumó al mejor equipo de Argentina y América como es San Lorenzo pasando antes por varios de los clubes más fuertes de la vecina orilla: Instituto de Córdoba, Quimsa y Libertad de Sunchales. 

Charquero, el contacto

Fue clave para su llegada que Esteban Batista le pasara a su amigo Claudio Charquero el número del jugador. "En realidad primero lo invité a Esteban pero me dijo que no iba a jugar Metro, después le pregunté por Caffaro", reveló el pívot a Referí

Charquero, de 42 años, había jugado en Urupán en Tercera de Ascenso en el año 2000 y volvió el año pasado a la DTA para lograr el segundo ascenso en juego en el certamen, detrás del campeón Olivol Mundial. "El club ha cambiado un montón, tiene una dirigencia muy metida con el proyecto del club y está proyectado para llegar a la Liga; ojalá que podamos conseguir nosotros ese objetivo", agregó. 

El ascenso de Urupan en 2019

"Agustín enseguida dijo que sí, que le gustaba la idea, entonces llamé yo al representante y se cerró con los dirigentes. Es un tipo de una humildad increíble, en pocas horas se concretó todo", contó a Referí Esteban Yaquinta, el entrenador que el año pasado logró el ascenso con Urupán en la DTA y que este año volverá a estar al frente del equipo. 

La movida para darle comodidades

El jugador vendrá en auto, junto con su novia, y se instalará en un departamento de Montevideo, propiedad de un dirigente del club. 

Conseguir cama para un jugador de 2,11 metros fue todo un desafío. El lunes, un par de dirigentes fueron a tomar medidas y el martes encargaron un colchón king size de 2,20 metros y mandaron a hacer una cama a medida. "Lo sacamos por canje", reveló el secretario del club Pablo Casanova quien en 2000 integró el plantel del club junto con Charquero. 

"Es tan humilde Agustín que nos dijo que si le conseguíamos un colchón de dos metros igual dormía arrolladito", explicó. "Es un problema con el que lidia en los hoteles cada vez que sale a competir ", agregó. 

Caffaro en una disertación con Fabricio Oberto en 2017

"Agustín es un jugador estrictamente profesional que sabe lo que quiere para su carrera y que entiende que lo mejor para este momento es no quedarse parado. Por eso aceptó venir. Antes que hablar de la parte económica nos dijo las condiciones que quería para cuidar su dieta balanceada y poder descansar correctamente", dijo el dirigente. 

"A este no lo podíamos meter a vivir abajo de una tribuna", dijo a las risas Yaquinta recordando que el lituano Zygimantas Riauka se alojó en la vivienda que tiene Miramar debajo de su única tribuna en El Metro del año pasado en el que el mono fue campeón con Riauka como figura y Yaquinta como DT.  

"Tenemos un acuerdo con una nutricionista y con respecto a la comida nos pidió que le facilitáramos la comida fresca para que se pueda manejar de la forma más cómoda; va a ser sencillo", explicó Casanova.

"Agustín no va a venir a hacer 40 puntos ni a bajar 30 rebotes por partido, pero con el correr de los juegos esperamos hacerlo sentir cómodo y que nos pueda aportar todo lo que puede desde su rol", Esteban Yaquinta

"Para este torneo los clubes vamos a contar con un apoyo especial de Tenfield por no poder vender entradas y si bien lo económico no fue clave para poder traer a un jugador así hay que decir que el cambio del dólar favorece a los argentinos hoy en día", agregó. 

El crecimiento como norte

El base Matías González, jugador del club de 21 años, vivió desde dentro el deterioro pasado y el florecimiento actual de Urupan. "Soy hincha del club, amé la cancha vieja pero la de ahora es una locura, está preciosa. Los baños y los vestuarios están a nuevo; hoy no nos falta nada", contó.

El estadio fue reinaugurado en 2018 con flotante nuevo, pintado, vestuarios y baños remodelados. También se mejoró notoriamente el gimnasio auxiliar y se edificó una sala de reuniones. El club tiene además restorán y un amplio gimnasio con maquinaria moderna que atiende a la parte social.

Urupan siempre tuvo piso de parqué porque en Pando el fútbol de salón tiene una gran tradición, pero el flotante llevó la calidad del mismo a una dimensión ideal para la práctica del básquetbol: "Es excelente", declaró el entrenador. 

En 2009 la agrupación "Urupan de Pando, Urupan de todos", fue la que cambió el rumbo dirigencial del club tras salvarlo de ir a remate. "Tenemos una gestión responsable: el presupuesto del básquetbol no toca las finanzas del club", admitió Casanova. 

"Tenemos una ciudad que empuja atrás y junto con Lagomar representamos a un departamento (Canelones). Las instalaciones me sorprendieron mucho el año pasado y el club apuesta a seguir creciendo", contó Yaquinta. 

González estuvo tres años en formativas de Hebraica Macabi y el año pasado retornó al equipo que logró el ascenso tras volver en 2016 a las competencias. "Desde el primer día de entrenamientos teníamos botellitas con nombre para cada uno de los jugadores y bananas para comer después de cada práctica. Lo que vemos con Caffaro es la frutilla de la torta, el club tiene una mirada profesionalizada para todo el plantel; no siempre así, años atrás la mirada estaba puesta solo en la parte social". 

"La mayoría de los que hoy estamos como dirigentes alguna vez intentamos picar una pelota y sabemos que esos mimos hacen la diferencia. Cada jugador tiene fruta, Gatorade, una toalla seca y una buena colchoneta en cada entrenamiento. Esa atención es una forma de demostrarle a todos los jugadores el agradecimiento de defender al club", señaló Casanova. 

Competir, ¿y subir?

Yaquinta conformó el plantel con dos jugadores con los que ascendió de El Metro a la Liga con Miramar el año pasado: Santiago Wohlwend y Federico Soto y dos que subieron de la DTA al Metro con Urupan: Charquero y Federico Della Mea. La otra ficha mayor es Nicola Pomoli, jugador de Malvín que jugó un excelente Metro 2019 en Colón y las fichas innominadas son el argentino Caffaro y Hernando Cáceres, que llega tras disputar la Liga con Capitol. 

Yaquinta: dos ascensos en 2019

"Va a ser un torneo sumamente especial este Metro por la calidad de jugadores que va a tener, lástima que sea tan corto", dijo Yaquinta. 

"Urupan quiere afianzarse en la divisional y dentro de las posibilidades aspiramos a pelear lo más arriba posible. Para eso hay que salir a ganar partido a partido. Estuve cuatro años en Miramar, siempre nos daban peleando el descenso y con esa mentalización siempre luchamos arriba y el año pasado fuimos campeones. Ascender sería un sueño y el club está preparado", agregó el DT. 

"Las apuestas económicas en El Metro son las que marcan los favoritismos. Desde esa mirada me llaman la atención cómo se armaron Cordón, Larre Borges y Unión Atlética. En un segundo escalón pongo a Urupan con Stockolmo, Olivol Mundial y Verdirrojo pero tendría que nombrarte a todos por lo que son las composiciones de los planteles", dijo Yaquinta.

El plantel
Fichas innominadas: Agustín Caffaro y Hernando Cáceres
Fichas mayores: Santiago Wohlwend, Federico Soto, Nicola Pomoli, Claudio Charquero
Ficha calificada: Federico Della Mea
Ficha extra: Guillermo Curbelo 
Fichas sub 23: Matías González, Andrés Calusevicius, Nicolás Linares, Rodrigo Iriarte, Santiago Laluz y Gabriel Martínez. 
DT: Esteban Yaquinta 
Asistente técnico: Matías Midaglia
Scouting: Agustín Estévez
Preparador físico: Ignacio Brito

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...