23 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,05 Venta 41,25
26 de marzo 2023 - 22:54hs

—Estimado, me hacen esta solicitud que te reenvío. Es hijo de policía y parece que le hacen falta dos meses para la libertad , como siempre sujeto a la información que ustedes manejan, que siempre es más completa que la que brinda la familia, decía el chat que la diputada frenteamplista Susana Pereyra le envió al entonces director del INR, Gonzalo Larrosa el 16 de octubre de 2018.

Luego de este mensaje por WhatsApp de las 21 horas, Pereyra envió una foto de la cédula de identidad del recluso y el número de expediente. También le reenvió mensajes que decían que en los módulos 3, 5 y 11 lo querían “picar” y que el padre es funcionario policial de la 8va.

Al día siguiente, fue el exjefe de Cárceles el que comenzó el diálogo, en respuesta al pedido de Pereyra.

Más noticias

—Buen día, Susana.  Se entrevistaron con este muchacho y en actas pidió ir al módulo 4. Lo pasan hoy para ese módulo.

—Gracias!!! —le respondió la actual diputada por el Frente Amplio—.

Este diálogo forma parte de los intercambios que la diputada, esposa del entonces ministro del Interior Eduardo Bonomi, mantuvo con Gonzalo Larrosa en ese momento director del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), de quién dependían las cárceles y ahora renunciante jefe de Policía de Flores.

Larrosa renunció la semana pasada luego de que el ministro del Interior, Luis Alberto Heber iniciara una investigación administrativa ante los pedidos de traslados de presos por parte de la diputada informados por Larrosa. El Ministerio del Interior informó en un comunicado que la renuncia de Larrosa obedecía a que no quería “obstaculizar” la investigación.

Según surge de esos chats de los que informó Santo y Seña este domingo y a los que El Observador también accedió, Pereyra le pidió a Larrosa en varias ocasiones traslados de presos que tenían peligrosos antecedentes. En el caso del preso que trasladaron al módulo 4 estaba imputado por homicidio especialmente agravado en grado de tentativa y porte de armas. Los otros casos se trataba de procesados por rapiña y por tráfico de drogas, informó el programa de canal 4.

El más antiguo de los chats a los que accedió El Observador data del 31 de julio. Pereyra le pasa el nombre de la madre del recluso y el del recluso, y le dice:

—Capaz que se puede realojar en otro módulo. Digo, no sé cómo viene la mano.

—Larrosa: Lo que se pueda hacer, lo hacemos. Tengo que ver bien el caso concreto que no arriesgue la vida del muchacho. Lo analizamos con la madre  (del recluso) mañana, mirando todas las posibilidades. Le aviso cuando termine la reunión con ella. 

—Pereyra: Dice que no quiso sumarse a la huelga. 

—Larrosa: Ok. Antes de juntarme con la madre, me voy a munir de toda la información de la situación del hijo y luego con ella vemos el abanico de posibilidades. 

—Pereyra: Sí, claro, es eso. Gracias. 

En otro chat Pereyra le pidió: “Estimado, podrás hacer algo por esta persona.  Según me dicen va a estar poco tiempo y la familia no querría que fuera al Comcar —decía el chat que la diputada Susana Pereyra le envió al entonces director del INR, Gonzalo Larrosa el 28 de noviembre de 2018, a las 15:46 horas, luego de pasarle el nombre, la cédula del preso.

—Hola —le respondió el exdirector de Cárceles a las 16.22 horas del mismo día—. Veo su situación y te hago una devolución. Saludos.

Según informó Santo y Seña ese preso era Emiliano Corbo, señalado como el líder de una de las facciones de la barra brava de Peñarol, preso por tráfico de drogas, cuatro hurtos -uno con penetración de domicilio-, una tentativa de homicidio y un delito de porte de armas.

Cómo se supo sobre los chats

Larrosa fue citado a declarar por el Ministerio del Interior luego de que trascendieron las declaraciones ante la Fiscalía del exdirector de la Policía, Mario Layera, en el marco de la fuga del mafioso italiano Rocco Morabito. Al declarar y luego ante la prensa, Layera responsabilizó a Larrosa por los traslados que se hicieron entre 2017 y 2018 al narco mexicano Gerardo González Valencia a la Cárcel Central donde se reunía con Morabito.

Diego Battiste Gonzalo Larrosa. (Foto: archivo, 2020).

También el exdirector de la Guardia Republicana, Alfredo Clavijo, responsabilizó a Larrosa de los traslados.

Según informó El País, al declarar el 3 de marzo pasado, Larrosa le dijo al director nacional de la Policía, José Manuel Azambuya, que los traslados de González Valencia habían sido decisión del gabinete de seguridad dirigido por Bonomi.

Ante la pregunta de si le habían hecho “algún otro pedido de traslado de forma irregular”, Larrosa le contestó que sí, y mencionó los pedidos que le hacia la diputada del MPP Susana Pereyra.

Consultada por los chats por El País la diputada Pereyra respondió que es “mentira”.  “Que sigan investigando”, expresó.

 

Temas:

susana pereyra Frente Amplio

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos