Cargando...
MSP presentó situación "con documentos y hechos"

Nacional > Parlamento

Casa de Galicia: una deuda de $ 74 mil por socio e inversiones que "llaman la atención" del MSP

Según el MSP la institución perdió el 19% de sus socios desde 2015. Hoy no llega a 44 mil

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2021 a las 05:02

En los escasos días que lleva la intervención del gobierno sobre Casa de Galicia, las autoridades designadas por el Ministerio de Salud Pública encontraron una realidad compleja. Además de una situación de caja comprometida, se constató una administración "bastante particular", cercana al desorden, con irregularidades y falta de documentación. 

Así, el ministerio anticipa que la labor de intervención será "compleja", en cuanto a su manejo y las posibilidades de llevarla adelante. Así lo manifestó ante el Parlamento una delegación que, encabezada por el ministro Daniel Salinas, expuso su visión sobre el panorama que enfrenta la centenaria institución y la fundamentación de las razones sobre por qué se rechazó la posibilidad de que el prestador accediera a otro préstamo millonario y se desplazó a la Junta Directiva. 

"Esta es una exposición que se basa en documentos y en hechos", dejó en claro Salinas, al presentarse en la última sesión de la Comisión de Salud Pública del Senado, según la versión taquigráfica a la que accedió El Observador. 

Allí el ministro justificó el punto central que lo mantuvo en las últimas semanas en una polémica pública: la decisión de rechazar un aval para que Casa de Galicia obtuviera el acceso a un nuevo fideicomiso, esta vez por US$ 12 millones. Según dijo, la institución estuvo muy lejos de cumplir con un plan de reestructura anterior, con resultados económicos y financieros muy distantes a lo que había sido proyectado y prometido. "No quiero hacer un show mediático, simplemente me refiero a lo que está en los documentos", aclaró el ministro. 

Según las cifras de Salud Pública, Casa de Galicia aún adeuda el 78% de los préstamos anteriores que había solicitado. El último, un fideicomiso por US$ 20 millones aprobado por el anterior gobierno y que comenzó a ser ejecutado en enero de 2020.

En 2010, a su vez, la institución había pedido a acceder a una garantía prevista para el Fondo IAMC, que fue aprobada en junio del año siguiente. En diciembre de 2012, emitió títulos de deuda de oferta pública con el respaldo de dicha garantía. 

En 2015 se pidió un nuevo acceso a ese fondo de garantía en unidades indexadas por un equivalente actual de $ 683 millones, más un préstamo puente por $ 170 millones, a los efectos de obtener un crédito bancario, concedido por el Banco República en mayo de ese año. 

En julio de 2019 se le otorgó finalmente el acceso al fondo de garantía, por un total de $ 1.224 millones en unidades indexadas y $ 372 millones. 

Según las contadores que trabajaron para el MSP, mientras la institución proyectaba un balance negativo de $ 215 millones, de octubre de 2018 a setiembre de 2019, el resultado real fue de $ 299 millones.  En el período octubre 2019 a setiembre de 2020 se prometía un resultado negativo de $ 59 millones, pero terminó siendo de un "rojo" de $ 285 millones,. 

"Hay un grado de cumplimiento de las expectativas muy distante en relación a los hechos y con al confianza que el gobierno depositó al otorgar ese fideicomiso", señaló Salinas. 

Al cierre del ejercicio de setiembre 2020, Casa de Galicia tenía 43.892 usuarios, lo que representa un pérdida del 19% de afiliados con respecto a setiembre de 2015, con una rentabilidad negativa de 0,9%. 

Otro informe citado por Salinas, de la Dirección del Seguro Social de Salud, señala que la institución mantiene un endeudamiento no bancario contraído en condiciones "desventajosas", y que el pasivo total a setiembre de 2020 ascendía a $ 3.232 millones, 14% más que en el mismo mes del año anterior. 

Su déficit global, a mayo de 2021, superaba el 21%, con una deuda por afiliado de $ 73.637. El deterioro y su solvencia y liquidez han determinado que, en octubre, Casa de Galicia haya solicitado cesiones de créditos por $ 1,8 millones para el pago de aguinaldos y aportes a la seguridad social, que se le otorgaron contra ingresos futuros. 

Según Salinas, los serios incumplimientos previos de la institución motivaron el rechazo de las autoridades al nuevo pedido de fideicomiso.  "En la documentación presentada en ningún momento se hace referencia a los desvíos del plan de reestructura de 2019, ni a su causa ni a la forma de revertirlos", expresó. 

Agregó además que los supuestos en los que se basa el nuevo plan presentado son, al menos, cuestionables: aumento de afiliados, alta venta de servicios a ASSE y un incremento de lo derivados por la adquisición de la Clínica Leborgne. 

"No existen supuestos razonables para la recuperación de socios o la generación de nuevos ingresos", advirtió. "La viabilidad futura como prestador requiere un esfuerzo importante de adecuación urgente de estructura a su muy reducido nivel actual de usuarios e ingresos, o su integración a a una estructura que permita su optimización". 

Un nuevo préstamo, recordó el ministro, implicaría la obtención de nuevas cesiones de créditos Fonasa. A julio de este año, el porcentaje cedido por Casa de Galicia es del 96%. 

"Las autoridades actuales son las mismas que defendieron y que incumplieron el plan de reestructura", remarcó Salinas, que llamó a no olvidar que hay US$ 34 millones en préstamos otorgados a la institución que están garantizados por el Estado. En ese marco, volvió a cuestionar a la Junta Directiva desplazada, encabezada por Alberto Iglesias, con el que mantiene un fuerte enfrentamiento. Para el ministro, algunos aspectos "llaman la atención"

Por ejemplo, que se haya pedido US$ 4,5 millones para cancelar pasivos financieros no bancarios. También que, en un contexto de severas dificultades económicos, se haya participado en una serie de inversiones, como la compra de parte de una emergencia móvil, de un inmueble en avenida 8 de Octubre y Centenario o un clínica de radioterapia sin la debida autorización de Salud Pública. 

"Sobre todo, llama la atención que una institución que hoy está en liquidación haya proporcionado a su vez créditos a otras instituciones muy pequeñas por valores muy altos", señaló. Fue, dijo, por US$ 3 millones. "Los problemas de plata se solucionan con plata y los de gestión con mejor gestión", apuntó Salinas. "No necesariamente haciendo inversiones que a veces no tienen el retorno esperado". 

La intervención

El viernes 29 de octubre ingresaron a la institución la contadora Alicia Rossi y la doctora Nuria Santana para liderar la intervención, que se extenderá como máximo por un año. 

La primera tarea que deberán asumir será la de realizar un inventario pormenorizado de todos los bienes existentes, además de establecer activos y pasivos a valores constantes. 

Según dijo ante la comisión el presidente de la Junta Nacional de Salud (Junasa), Alberto Yagoda, las primeras informaciones indican "cero margen de maniobra", al tener todos los ingresos comprometidos. 

A mediados de noviembre las autoridades pretenden contar con un informe preliminar, y en un plazo de tres meses contar con un estudio sobre el estado de situación y un diagnóstico primario acerca de las alternativas que tiene el prestador. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...