Fútbol Internacional > FÚTBOL

Cavani, entre el amor de los hinchas, un contrato que termina y la altanería de las estrellas

Edi, que sale de una lesión y no juega desde agosto, vuelve a un PSG convulsionado por las acciones de Neymar y las declaraciones de Mbappé. ¿Qué será de su futuro?

Tiempo de lectura: -'

25 de octubre de 2019 a las 05:04

¿Y mañana qué será de Edinson Cavani? Lleva cinco años buscando la Liga de Campeones. Le faltan cinco goles para llegar a los 200 que se fijó como meta primera meta para esta temporada 2019-2020. Su contrato vence en junio de 2020. Y debe tolerar en silencio la altanería de algunas de las estrellas del club, como el brasileño Neymar. Parecen demasiados aspectos en contra como para que Edi permanezca en el club parisino.

El salteño de 32 años parece navegar en un mar plagado de dudas. Y, pese a que su forma de actuar y pensar siempre en una línea, de respeto, por estos días donde pasó más tiempo fuera de las canchas que adentro debido a una rebelde lesión, dispuso de tiempo para pensar qué hacer el día de mañana.

No es sencillo para Cavani. Se debate entre el amor de los hinchas de PSG que se embanderaron con el uruguayo por su fidelidad, contrastando con la imagen de Neymar, otra de las estrellas del equipo.

A esta historia se suma el relacionamiento de Edi con algunas de las figuras del equipo. Las últimas declaraciones del joven Kylian Mbappé hablan en claro de su alternaría al manifestar que es imprescindible. El joven jugador ya consagrado figura se llevó los cuestionamientos del excampeón del mundo con Francia, Christophe Dugarry, que dijo que Mbappé se estaba “Neymarizando”. Una clara alusión a que estaba adoptando posturas del brasileño.

Entre metas y frustraciones

Cavani llegó a Paris procedente de Napoli. Su salida generó bronca en la gente. El salteño tiene esa particularidad de dejar su huella a los clubes donde va. Y los napolitanos, fanáticos como pocos, no tenían un jugador emblema que portara la bandera del Sur desde la época de Diego Armando Maradona. Por eso se vivió como una tragedia la partida del Matador.

Edi fue a París con una meta: ganar la Champions, que no podía pelear en un club modesto como el napolitano.

PSG pagó 63 millones de euros para quedarse con el delantero.

En el club de los petrodólares, el salteño miró con asombro cómo lentamente los cataríes que manejan la empresa empezaron a abrir la billetera para contratar a Neymar y Mbappé, entre otros.

Pero el sueño se fue postergando. Para PSG la Champions parece maldecida. Siempre le ocurre algo imprevisto que lo deja eliminado. Cavani se llevó golpes durísimos como la serie que le dio vuelta Barcelona en 2017 cuando le hizo seis goles, después que en la ida PSG había ganado 4-0.

A nivel personal el salteño tiene como meta llegar a los 200 goles en PSG. Lleva 195 y le faltan apenas cinco.

En consecuencia, en caso de no poder ganar la Liga de Campeones, sus aspiraciones van quedando a un lado y la edad también empieza a jugar su papel.

Guerra de egos

De la mano de los aspectos deportivos se suman los egos de algunas de las estrellas de PSG. El 20 de setiembre Referí informó que Cavani se aprestaba a volver al equipo en medio de clima convulsionado por el retorno del brasileño Neymar.

La relación de Ney con la gente no quedó en buenos términos luego de que anunciara su deseo de alejarse del club. El brasileño se presentó más tarde que el resto a entrenar. Habló su padre, su entorno y hasta él sobre su salida de París. Coqueteó con Barcelona, Real Madrid y apareció hasta en la lista de algunos clubes italianos.

Su actitud generó bronca en los hinchas. Y, como era de esperar, el día que el brasileño regresó al equipo se hicieron sentir. Lo reprobaron.

Por estas horas se sumó Mbappé que, el miércoles, luego de anotar tres goles por la Champions antes Brujas, declaró desde un pedestal diciéndole al técnico Thomas Tuchel que es imprescindible.

Los cruces entre Neymar y Cavani fueron conocidos. Hoy conviven pero a nadie escapa que, mientras el salteño actúa procede de una forma, el brasileño se toma todo en broma.

Volver al pago

El contrato que vincula a Cavani con PSG culmina el 30 de junio de 2020. Edi dio su palabra de que cumplirá con lo firmado. Pero el 3 de febrero de 2018 generó gran expectativa tras revelar su deseo de jugar la Copa Libertadores.

“Para mí sería un reto muy lindo. Me gustaría porque vas a estar jugando con futbolistas que tienen la misma cultura que vos y con un equipo que es de tu país, eso significa mucho para mí después de tantos años afuera”, señaló el delantero en una entrevista con Sport 890.

“Jugar para un equipo de tu país, defenderlo en Sudamérica y poder ganar una Libertadores. Creo que sería algo muy especial. Ojalá lo puedan lograr antes, porque es algo que daría mucho impulso a nuestro fútbol y a sus equipos”, concluyó.

Y cuando habló de jugar en un equipo de su país, en Nacional se ilusionaron y algunos dirigentes salieron a declarar.

“Ojalá pueda darse, es un sueño para todos”, expresó el segundo vicepresidente tricolor, Gonzalo Lucas.

¿Es posible que Cavani pueda jugar en Nacional? Desde el entorno del jugador explicaron en ese entonces a Referí que no está en sus planes volver a Uruguay el próximo año. Expresaron que no fueron contactados por Nacional y que desconocen las razones de las versiones de prensa que anuncian que jugará en los tricolores.

Su pensamiento

Y a todo esto, ¿qué piensa Cavani? El jugador se expresa poco pero cuando lo hace es contundente.

En enero de 2019 el delantero declaró en Le Parisien respecto a su futuro. “Voy a cumplir mi contrato con el club”, dijo.

El 25 de abril de 2017 el salteño extendió su vínculo con PSG hasta el 30 de junio de 2020.

En esa entrevista, Cavani puso en duda su continuidad en el fútbol.

“Terminaré mi contrato y tal vez mi carrera. Tendré 33 años. No sé si seguiré jugando después de 2020 y si será en París. Pero quiero ir hasta el final de mi contrato”. Y concluyó: “No hay discusión respecto a eso. Si el club quiere hablar conmigo, está bien. Si el club prefiere decir ‘muchas gracias por todo, adiós’, no será un problema. Así es la vida”, manifestó el ariete uruguayo, y dijo sentirse “bien” en París. “Creo que el club está contento conmigo”, consideró.

La realidad marca que en siete meses Cavani queda libre y con el pase en su poder. En los últimos tiempos han surgidos muchos interesados en su concurso. Acaso el último que se sumó fue el Inter de Miami que está realizando inversiones en la construcción de su escenario deportivo y, bajo la dirección del inglés David Beckham, tiene previsto armar un gran equipo. Pero Edi también figura en la mesa de interesados de Real Madrid, Inter, Atlético de Madrid y Manchester United.

Por lo pronto Cavani arrancó la temporada a la sombra. Una lesión sufrida el 25 de agosto lo radió del equipo y recién está volviendo.

Cavani volvió a quedar a la orden el 18 de octubre ante Niza por la liga local y lo mismo ocurrió en el juego del pasado martes por la Liga de Campeones ante Brujas. El técnico Tuchel no lo puso en ninguno de los dos partidos.

En el tiempo que el salteño estuvo el margen el club incorporó a otro delantero para competir por un lugar en el equipo como el argentino Mauro Icardi. El citado jugador ya aportó dos goles en tres partidos.

Está claro que lo que más quiere el uruguayo por estas horas es volver al primer equipo. ¿Y mañana qué será de Cavani?

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...