Fútbol > INGLATERRA

Cavani recordó su niñez, cuando hacían arcos con piedras, y también su relación con Zlatan

En una entrevista a Inside United que reprodujo la web oficial de Manchester United el Matador recordó su niñez, contó de su sufrimiento por la distancia y de su relación con otras estrellas de PSG

El presente de Cavani en Manchester United no puede ser mejor

Tiempo de lectura: -'

03 de mayo de 2021 a las 14:36

Edinson Cavani brindó una muy extensa entrevista exclusiva a la revisa Inside United, que fue reproducida este lunes por la página web oficial de Manchester United en la que habla de muchos temas.

Cavani recordó cuando lo pasaba a buscar su entrenador en Salto cuando era un niño, cuando jugaban con arcos formados con piedras, habló de su llegada al calcio italiano con solo 20 años y que sufrió esa distancia que lo separó un poco de tu familia y sus amigos, de su país y de sus costumbres.

El delantero habló del fanatismo de los tifosi de Napoli cuando llegó a firmar después del Mundial de Sudáfrica 2010, y que eso lo sorprendió, de su relación con Zlatan Ibrahimovic en Paris Saint-Germain, a quien define como “muy competitivo y que no le gustaba perder a nada”, con Neymar y con Kylian Mbappé.

También sostuvo que no le gusta dar consejos a los jóvenes en Manchester United, pero que si ellos quieren consultarlo, está ahí para ayudarlos.

Con 12 goles, el uruguayo ha mejorado mucho su rendimiento en Manchester United

“Cuando eres un niño, solo piensas en divertirte y disfrutar, solo piensas en el presente y en disfrutar el momento. Vives el día a día. Cuando tienes alrededor de los 13, 14 o 15 años es cuando empiezas a pensar y a comprender ciertas cosas, lo que luego te permite soñar y tener el deseo de lograr cosas, realmente querer poder hacerlo para jugar a este nivel. Honestamente, nunca esperé llegar a ser el jugador que soy. Pero lo que más quería a esa edad, cuando comencé a comprender un poco mejor lo que significaba el fútbol para mí y la pasión que tenía por él, era poder llegar a ser un futbolista de élite”, dijo el delantero uruguayo.

Consultado acerca de cuáles eran sus mejores recuerdos de jugar al fútbol cuando era niño, dijo: “De todas las cosas, siempre recuerdo que había un entrenador, Carmelo Cesarini, que fue mi primer técnico desde que era muy pequeño, y solía venir a mi casa a buscarme. Eso es algo que sigue siendo un recuerdo muy bueno para mí hasta el día de hoy. Se tomó el tiempo de venir a buscarme porque mi mamá y mi papá no podían llevarme porque estaban demasiado ocupados trabajando. Así que venía en su auto a recogerme y luego me llevaba a jugar al fútbol, ​​y luego me traía de regreso a casa”.

Y añadió: “Y aparte de eso, jugar aquellos partidos en el campito, como los llamamos en América del Sur. Esas pequeñas canchas con parches de verde donde ponés una piedra por cada palo para formar el arco y luego, en el otro extremo, a 30, 40 o 50 metros, dos piedras más, y ahí es donde jugábamos nuestro fútbol, ​​durante horas y horas con todos nuestros compañeros. Estos son los recuerdos que se quedan contigo, cosas que recuerdas hasta el día de hoy, recuerdos que recuerdas con cariño y con mucho sentimiento a medida que rememoras”.

Cavani sostiene que, en relación con los demás futbolistas, lo distingue el hecho de que una de las cosas que sí tenía a su favor cuando era joven “era esa verdadera pasión por correr, por trabajar duro y ese deseo de dar absolutamente todo, y por querer marcar goles también. Me encantaba hacer goles. Es la gran atracción del juego, ¿no? Pero era esa ambición la que tenía que dar siempre al 100%, siempre dar lo mejor de mí, estar siempre en el campo y jugando en todo momento. Querer ganar, querer competir. Creo que estas fueron algunas de las cosas que me impulsaron a seguir creciendo y mejorando poco a poco, madurando y volviéndome cada vez más futbolista”.

Su primer club en Italia fue Palermo

Dejó Uruguay a los 20 años para ir a jugar a Palermo de la Serie A italiana. Cavani sostuvo: “Siempre hablo de esa época, y era lo que siempre había esperado, venir a jugar a Europa. Y una de las cosas en las que había pensado especialmente y que esperaba hacer en ese momento era ir a jugar al calcio, en parte por mi origen familiar y la herencia italiana de mi abuelo. Mi padre siempre me hizo consciente de esa ascendencia italiana, y mi abuelo siempre había querido ver a sus hijos y nietos jugar al fútbol. Así que fue algo que me atrajo, ir a jugar y a vivir en Italia. Pero cuando llegas a Italia, es casi como si todavía estuvieras en ese sueño, el sueño del que aún no has despertado. Es como si hubiera logrado algo que realmente deseaba”.

Entonces contó la otra parte, la del sufrimiento por extrañar a sus seres queridos y a su país, por estar tanto tiempo lejos.

“Pero a medida que pasa el tiempo, comienzas a crecer como persona, ya sabes, como familia, comienzas a tener nuevas experiencias y comienzas a tomar conciencia de la distancia que implica. Esa distancia que te separa un poco de tu familia y tus amigos y te mantiene apartado también durante bastante tiempo, de tus seres queridos, de tus raíces, de tu país y de tus costumbres. Y ahí es cuando empiezas a sentirlo y a extrañar un poco más las cosas. Y a medida que pasa el tiempo, al menos en mi caso, se empieza a complicar. Cuanto más y más años estás fuera de casa, comienza a ser aun más difícil, estar en un límite”.

De su pasaje a Napoli, luego del Mundial de Sudáfrica 2010, recordó que el equipo tenía cosas similares a la selección uruguaya.

“Lo que pude experimentar en Napoli fue realmente muy parecido a cómo son las cosas en nuestra selección nacional. No era exactamente lo mismo, ya que todos somos del mismo país y tenemos las mismas costumbres y cultura en la selección. Todos sabemos realmente cómo son las cosas y cómo funcionan allí, y es como un gran grupo de amigos. Es una gran familia, de verdad. Pero en Napoli resultó ser una situación muy similar para mí. Los tres años que pasé allí, representaron un momento de cambio de carrera para mí. Realmente la fe que el entrenador (Walter Mazzarri) tenía en mí en ese momento me ayudó a convertirme en el jugador que soy hoy. Sacó lo mejor de mí. Esa fe en uno mismo. Por eso siempre digo que la confianza y la fe son tan importantes en la vida”.

El delantero uruguayo dijo que lo asombró su llegada a Napoli por lo que significaron los tifosi del club.

El pasaje de Cavani por Napoli fue muy importante en su carrera

“La afición deja una gran huella en tu paso por determinados clubes. Honestamente, esa vez en Napoli fue simplemente fantástica. Desde ese primer momento, recuerdo que acababa de fichar el club y me iba a presentar oficialmente, y la afición se estaba volviendo loca. Llegué desde Palermo, donde había marcado uno o dos goles, no era que llegaba luego de haber sido el máximo goleador de la liga. Pero durante y después de la presentación oficial del club, la afición ya me mostraba una cantidad increíble de amor y afecto. Estaban golpeando mi auto, saludándome desde afuera entre la multitud, diciendo que me amaban. Lo primero que le dije a un familiar que estaba conmigo fue: ‘Esto me está dando una sensación extraña por dentro. Esperan mucho de mí’. Entonces, tenía esa sensación de mariposas en tu estómago, pero ese tipo de miedo que es positivo a veces. Es ese ‘buen’ miedo el que te ayuda a sacar el máximo provecho de ti mismo, para que no te equivoques. Y así, resultó que el cariño que me tenían tuvo un efecto positivo en mí”.

Sobre su paso por Paris Saint-Germain y su relación con Zlatan Ibrahimovic, Neymar y Kylian Mbappé, también habló el salteño.

Cavani habló de su relación con Zlatan Ibrahimovic en Paris Saint-Germain

“He tenido la suerte de haber jugado junto a grandes futbolistas. Y cuando juegas con los mejores jugadores, te permite crecer y mejorar. Siempre he tenido ese deseo de mejorar y desarrollar mi juego y de tomar cosas de un jugador u otro. Tenías un jugador como Zlatan (Ibrahimovic) que era muy competitivo. Siempre estaba dispuesto a pelear y realmente odiaba perder. A ninguno de nosotros le gusta perder, pero él siempre lo ha demostrado más que la mayoría, a través de su carácter y cómo es. Todo el mundo conoce a Ney, ¿no es así? Tiene magia en los pies. Kylian (Mbappé) tiene una gran habilidad y técnica, así como un gran ritmo. Realmente son jugadores de primera clase. Por supuesto, sus cualidades y atributos eran diferentes a los míos, y también teníamos personalidades diferentes, lo cual está bien”.

Sobre su presente en Manchester United y los jóvenes del club que lo ven a veces como un espejo, Cavani dijo que no le gusta dar consejos aunque “si un jugador joven se acerca y me pregunta algo o me ve hacer cosas durante una sesión de entrenamiento que le gustaría incorporar a su juego, entonces es genial. Siempre puedes tomar las mejores partes de otra persona y ver si funcionan para ti en tu propio juego. Si quieren tomar algo que digo o hago y tomarlo como un ejemplo para usarlo en su desarrollo futuro, entonces estaré muy feliz, porque es importante dejar algo positivo atrás”.

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...