15 de junio 2024
Dólar
Compra 38,15 Venta 40,35
9 de enero 2023 - 5:04hs

Para tener una huerta no hace falta un gran extensión de tierra, ni hectáreas, ni un patio; con macetas, luz, agua y mucha voluntad es posible plantar y cosechar alimentos en un apartamento, coincidieron dos expertos en huertas.

“El espacio no es una limitante, en cualquier espacio que tengamos se puede producir”, dijo a El Observador Horacio García, integrante de Huerta en Casa.

Lo indispensable es que el espacio donde se arme la huerta tenga al menos cuatro horas de sol directo, para que las plantas puedan producir correctamente, además, realizar riego –mayormente en este época del año en la que hay poca humedad– y tener corriente de aire, aunque no demasiado, ya que el viento puede jugarle en contra a las plantas pequeñas.

Más noticias

Lo ideal sería que la huerta apunte hacia el norte y tenga refugio del viento sur, explicó.

Camilo dos Santos Remover la tierra al menos una vez a la semana permitirá que las raíces "respiren".

Además, contar con un buen sustrato, una tierra bien abonada y “suelta”, será clave para que las plantas crezcan de buena manera. Contar con un sistema de compostaje puede ser una buena opción, lo que permitirá reducir entre 40% y 60% los residuos del hogar mientras se nutre la tierra con un compost, destacó. En una compostera se pueden incluir cáscaras de frutas y verduras, de huevo, papel, cartón o yerba, aunque no se pueden agregar carne o productos condimentados, ya que eso afectará la mezcla, explicó.

Remover la tierra, al menos una vez a la semana, también es importante, comentó, ya que esto le permite “respirar” y ayuda al crecimiento de las raíces. Una maceta de entre 20 y 30 cms de profundidad será lo ideal.

Qué se puede plantar

Reciclar recipientes es una buena opción para iniciar una huerta, comentó. No es necesario tener grandes macetas, lo importante es respetar la distancia necesaria entre las plantas (entre 20 y 30 cms entre cada una, en promedio), así como la asociación, ya que "hay plantas que se llevan bien y otras que no", comentó. Por ejemplo, el tomate y la albahaca se pueden plantar juntos, pero la lechuga y el perejil no.

Armar un pequeño diseño de la huerta, antes de plantar, puede ser una buena opción, aconsejó García.

Una de las claves para que una huerta orgánica funcione de buena manera es que tenga diversidad, es decir, que en ella haya flores, diferentes hortalizas, plantas aromáticas, para que se genere un microclima que potencie el desarrollo de insectos.

Camilo dos Santos La diversidad en una huerta orgánica será buena para generar un microclima en el que se desarrollen insectos.

Grisel Moizo, presidenta de la Confederación Granjera del Uruguay, recomendó que en enero se planten hortalizas de hoja, como acelga, lechuga, mizuna o rúcula. Para esos cultivos se necesitarán macetas de entre cinco y 10 litros, al menos, para que las plantas se puedan desarrollar, detalló.

Otros cultivos que se pueden trabajar en esta época son el de tomate o el de pepino. Ambos necesitarán de tutores para que las plantas se mantengan en pie, los tutores pueden ser una especie de caña o también un tejido, para que la planta “se vaya acomodando. Es buenísimo por cómo decora y cómo se enreda la planta”, indicó la granjera. Para estos cultivos se necesitarán macetas de al menos 20 litros.

Las chauchas, los porotos y las frutillas también son una buena opción para esta época, así como el zucchini o el zapallito, aunque estos últimos demandarán un espacio más grande, al menos una maceta de 40 litros, como las que se pueden utilizar para plantar zanahorias o rabanitos, comentó Moizo.

Para García, las plantas aromáticas son las más fáciles para comenzar una huerta, porque no necesitan tanto cuidado como las hortalizas de hoja. En esta época, coincidieron ambos, se puede plantar albahaca, orégano, tomillo o perejil.

Cómo y cuánto regar

Moizo, productora frutícola en Melilla, Montevideo, dijo que plantar frutales en un apartamento no es lo más recomendable, ya que –como árboles o arbustos– necesitan espacios grandes. Quizás algún cítrico, como un limonero, u otro árbol, como un ciruelo, es posible de tener en un balcón y “mucho más sencillo” de que crezca con éxito, pero no es lo que más se aconseja, comentó.

Según explicó –en coincidencia con García– lo más importante para que una huerta dé buenos frutos es que las plantas tengan  acceso a la luz. El sol de la mañana es muy importante para su crecimiento, aunque el de la tarde puede ser dañino, destacó. “Muy pocas plantas pueden crecer a la sombra o con muy poca luz”, indicó.

Camilo dos Santos El riego diario es importante.

El riego es una parte importante de la huerta, sin agua difícilmente las plantas crezcan o den frutos. García y Moizo coincidieron en que el riego diario es necesario. Si bien, dependiendo de cada huerta y de su espacio, el riego será diferente, es clave mantener un riego “poco pero frecuente”, dijeron.

Se recomienda evitar el riego al mediodía, por un lado porque hay más evaporación que en otros momentos del día, y por otro porque si las hojas se mojan cuando están en exposición directa al sol, se pueden quemar.

Además, García resaltó que mojar las hojas en algunas plantas como las de tomates o zapallos también puede generar hongos.

Temas:

huerta en apartamento

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos