Cargando...

Economía y Empresas > Tarifas públicas

Con la inflación orillando el 8%, el gobierno define tarifas de los combustibles para diciembre

Los precios internacionales se han mantenido sin grandes cambios en las últimas semanas

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2021 a las 05:01

Tras mantener las tarifas congeladas durante octubre y noviembre aun cuando la referencia internacional marcaba una suba, y con la inflación orillando el 8%, el Poder Ejecutivo resolverá en los próximos días qué pasará con los precios de los combustibles en diciembre.

Cuando todavía restan algunos días para que se cierre la ventana de medición que está vigente, la evolución de precios en la Costa del Golfo de México en EEUU muestra cierta estabilidad en comparación a los valores promedios del mes inmediato anterior cuando hubo subas importantes.

En los primeros 21 días, que van entre el 26 de octubre y el 15 de noviembre, la cotización promedio de la gasolina convencional fue de US$ 2,38 por galón con un avance mínimo de una décima.

En el caso del diésel (ultra-low sulfur), en el mismo período su precio retrocedió 0,3% y se ubicó en US$ 2,409 por galón.  Esto según los últimos datos publicados por la Administración de Información de Energía (EIA) de EEUU. Este ejercicio es solo una aproximación para ver cuál ha sido la tendencia del mercado.

En la metodología que utiliza la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua (Ursea), se toma en cuenta para las naftas la cotización promedio de dos tipos de gasolinas: CBOB Regular 87 y CBOB Premium 93. Y para el  gasoil el precio referencia es el Ultra Low Sulfur Diesel (ULSD 62). La metodología del regulador también incorpora otras especificaciones, como el costo del flete, seguro o la mezcla con biocombustibles, tanto para la nafta como el gasoil. 

En los últimos dos meses, el Poder Ejecutivo decidió mantener los precios y no trasladar al mercado interno el peso de un incremento. Y en octubre lo volvió a hacer, apelando según el gobierno, a las ganancias extraordinarias de Ancap por la venta de gasoil a UTE con destino a la generación de energía para exportación. “El Poder Ejecutivo mantiene el criterio de destinar los resultados extraordinarios de Ancap a favorecer la reactivación económica en la etapa pospandemia", señaló el comunicado oficial en esa oportunidad. 

El economista Javier de Haedo, publicó una columna en El País donde puso en duda que el ente petrolero haya obtenido ganancias en el trimestre julio-setiembre. Según sus cálculos, en base a la información que publica el MEF, Ancap pasó de tener un resultado positivo de US$ 9 millones en 2020 a un rojo de US$ 17 millones este año. 

Los números del mes no muestran variaciones relevantes. Las autoridades definirán si mantienen los precios o corrigen total o parcialmente la brecha que existe con la última medición del Precio de Paridad de Importación (PPI) de Ursea y los precios que hoy están vigentes al público.

De acuerdo al informe del regulador –que analizó el mes móvil cerrado al 25 octubre–, el litro del gasoil explanta de Ancap (sin contar los márgenes de las distribuidoras y los fletes) debería costar $ 43,80, lo que arroja una suba del 13,7% ($ 5,3) respecto al precio que estaba vigente en el informe de setiembre ($ 38,45).

En el caso de la nafta Súper 95, su precio debería haber aumentado 4,5% ($ 2,7) por litro, ya que el valor explanta de Ancap treparía de $ 57,44 a $ 60,1, mientras que la gasolina Premium debía pasar de $ 59,38 a $ 62 (+$ 2,6).

De todas maneras, tomando en cuenta los últimos antecedentes, parece difícil una corrección al alza de las tarifas. Una suba sumaría presión extra sobre la inflación, por lo que cabe esperar que ese punto se tenga en cuenta al momento de la decisión. También es cierto que el último mes del año suele ser de deflación por el impacto que tiene el plan UTE Premia que habilita una bonificación de unos $ 550 en la tarifa de 750 mil clientes.

Otra duda es qué puede pasar en enero. Ahí el gobierno debería ajustar el Imesi sobre las naftas (explica un 40% del precio que paga el consumidor en el surtidor) por la evolución de la inflación de 2020.

El debut del PPI fue en junio pasado con un ajuste parcial de 12% para naftas y gasoil, que si se hubiera aplicado en su totalidad siguiendo la metodología ascendía en promedio a 19%. Luego le siguieron correcciones al alza inferiores a 1% en julio, y de 9% promedio en agosto. En setiembre los precios cayeron 0,6% en naftas y 1,5% en gasoil. Luego no hubo nuevas modificaciones en los combustibles. Lo único que se corrigió fue el precio del supergás a granel que aumentó 25% en dos meses.

Mercado más calmo 

Los precios del petróleo habían descendido el viernes a su nivel más bajo en un mes y medio presionados por nuevas restricciones sanitarias en Europa contra el coronavirus, que amenazan la demanda de crudo. 

"Una combinación de factores explica la presión sobre los precios: la suba de casos de covid-19 y los confinamientos potenciales, los rumores y murmullos sobre un eventual uso coordinado de una parte de las reservas estratégicas de crudo, y el dólar más fuerte", resumió a la AFP Matt Smith, responsable de análisis petrolero para el proveedor de datos de materias primas Kpler.

Este lunes el crudo Brent -de referencia para Ancap- avanzaba 1%, a US$ 79,7 por barril. Hace un mes atrás, los precios del crudo orillaban los US$ 86 por barril. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...