21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
10 de febrero 2023 - 8:15hs

La esperanza de encontrar más sobrevivientes se desvanecía este viernes en las zonas afectadas por el potente terremoto en Turquía y Siria, uno de los más mortíferos en décadas en la región, con más de 21.000 fallecidos ya reportados.

El rescate de cuatro personas entre los escombros en Turquía transcurridas casi cien horas desde los sismos animó a los socorristas, en su mayoría voluntarios, a continuar su tarea. Según los parámetros internacionales, esa búsqueda se torna infructuosa después de las 72 horas.

La agencia de noticias pública Anadolu informó que en las primeras horas del viernes fueron rescatados con vida una madre con su hijo en Diyarbakir, y otras dos personas fueron halladas vivas, una en la región de Kahramanmaras y otra en Hatay, en el extremo sur del país.

Más noticias

Pero según los comentarios de rescatistas expertos se trata de “milagros” que tienen a hacerse más esporádicos.

Según el más reciente balance de las autoridades turcas, de esta mañana, el número de víctimas ya alcanza 18.342 muertos y 72.242 heridos, aunque se estima que quedan todavía otras decenas de miles de personas bajo los escombros.

Más de 120.000 efectivos de búsqueda y rescate trabajan actualmente sobre el terreno, según la agencia de gestión de desastres y emergencias AFAD.

La situación es más precaria en el norte de Siria, donde el jueves llegó el primer convoy de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas a través de la frontera con Turquía ya que se trata de territorios en manos de rebeldes al gobierno de Damasco.

La ayuda llegó por el cruce fronterizo de Bab el Hawa, que conecta Turquía con la provincia noroccidental siria de Idlib.

Las autoridades sirias reportaron más de 3 mil muertos.

En la zona de Alepo cayeron muchos edificios, pero la magnitud de la catástrofe se aminoró porque buena parte de la población vive en campamentos, producto de la guerra civil que azota al país desde hace una década.

Asimismo, indicó que los principales problemas de la agencia de la ONU para mandar ayuda son que los socios con los que colabora en ambos lados de la frontera "están abrumados por el terremoto", incluidas las organizaciones "que también están luchando en el noroeste de Siria para reanudar las actividades".

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, muy criticado por no haber tomado medidas antes de tiempo y de gastar los fondos contra terremotos en autopistas y otros grandes proyectos, aseguró el jueves que las 6.500 construcciones derrumbadas en su país serán reconstruidas en el plazo de un año.

La agencia de calificación financiera Fitch estimó que los daños económicos por el sismo superarán los US$ 2.000 millones, aunque podrían duplicar ese monto una vez que se despejen las ruinas.

En ese marco, el presidente del Banco Mundial, David Malpass, informó que la institución destinará US$ 1.780 millones de ayuda a Turquía, que será destinada para la reconstrucción de la infraestructura básica.

"Estamos aportando asistencia inmediata y preparando una evaluación rápida de las urgentes y enormes necesidades en el terreno", dijo Malpass, en un comunicado.

"Esto permitirá identificar áreas prioritarias para la recuperación y reconstrucción del país mientras preparamos operaciones de soporte para esas necesidades", añadió.

Una asistencia inmediata por US$ 780 millones será entregada a través del Componente de Respuesta a Emergencias de Contingencia desde dos proyectos que ya operan en Turquía, afirmó el banco.

Temas:

terremoto en turquia y siria

Seguí leyendo

Te Puede Interesar