Nacional > SEGURIDAD

Robo en el barrio El Faro pone en foco falta de controles en el río Uruguay

Delincuentes llegaron en una lancha presuntamente desde Buenos Aires

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2019 a las 05:01

La Jefatura de Policía de Colonia, con apoyo de personal de inteligencia e Interpol, trabajan en esclarecer el copamiento que tuvo como víctima a tres familias alojadas en el exclusivo barrio privado de El Faro, de Carmelo y que ocurrió en la noche de este miércoles. Según informó el director nacional de Policía, Mario Layera, los asaltantes que participaron del hecho aprovecharon la ubicación del lugar para llegar en lanchas, presuntamente desde Buenos Aires. 

Este dato surge de la declaración de las víctimas, quienes aseguraron que antes de que se produjera el copamiento escucharon el ruido de una embarcación a motor. 
Pero a pesar del despliegue que mostraron los diez delincuentes fuertemente armados que irrumpieron en el tranquilo barrio con vistas al río, el botín que lograron reunir de las tres familias a las que coparon fue de US$ 4.400, una cifra que los investigadores creen muy inferior a la que los asaltantes esperaban acceder.

Layera dijo, a través de un video publicado por el Ministerio del Interior en su sitio web, que de acuerdo a las declaraciones de las víctimas, los delincuentes buscaban a un empresario que se alojaría allí, pero que en ese momento no se encontraba. Esta versión fue desmentida por la fiscal, Paola Nebot, quien apuntó a que ninguna de las victimas había declarado en ese sentido.

"No sé cuál es la fuente de Layera, pero lo que estuvimos trabajando hoy en investigaciones y fiscalía, de todas las versiones no surge ese dato en concreto”, aseguró Nebot a El Observador. La fiscal agregó que las victimas tampoco lo declaran. 

Según información aportada por el Ministerio del Interior, los delincuentes llegaron sobre las 23 horas de este miércoles en una lancha que presuntamente provenía de Buenos Aires. Durante dos horas mantuvieron retenidas a las tres familias, sin herir a ninguno de los ocupantes de las viviendas –entre los que habían niños-, y de hecho, según contó Nebot, no hubo ni siquiera insultos durante el copamiento.

Más tarde, los delincuentes abandonaron el lugar en las mismas lanchas en las que vinieron. La presencia de estas embarcaciones como elemento clave para el crimen llevaron a que la Policía coordinara con la Prefectura el patrullaje de la zona, informó Layera. 

"Es un hecho que nos llama la atención", señaló el director nacional de Policía, para quien "no se había registrado" una situación de "estas características" en los últimos años.

Hasta el momento la policía se encuentra trabajando en base a algunos rastros que los delincuentes dejaron, al tiempo que intercambia información con las autoridades policiales de Argentina a fin de poder identificarlos. Sin embargo, la fiscal del caso dijo que la investigación “está en pañales” y que todavía es pronto para descartar cualquier hipótesis. 

El Faro y los controles de prefectura

El barrio El Faro –un proyecto del empresario Eduardo “Pacha” Cantón-, así como el puerto privado que utilizan sus residentes, Puerto Camacho, estuvo bajo la mira de la Justicia uruguaya y argentina luego de que se conociera que el exfinancista Ernesto Clarens, ligado al expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), tenía una casa allí y solía visitarla en su barco personal, sin hacer controles aduaneros o migratorios. Clarens es indagado en su país por presuntamente haber trasladado hacia el exterior más de US$ 200 millones en coimas.

La Justicia investiga si fue a través de esos viajes en barco rumbo a El Faro que se quitó el dinero del país. En ese momento se supo que los controles migratorios o aduaneros se hacen únicamente si la embarcación es vista por Prefectura, o si sus ocupantes voluntariamente solicitan realizar este tipo de controles, ya que no hay un puesto de aduana o migraciones fijo en Puerto Camacho.

Además, en agosto, la Armada reconoció que en la zona de Carmelo no hay un radar que les permita detectar a una embarcación que se desplace por la zona. "Los radares no están operativos y es una preocupación que se viene tramitando ya desde hace tiempo. Esta necesidad no fue atendida en el presupuesto", comentó entonces el vocero de la Armada, Marcelo Etchevers al programa RadioLugares sobre la situación de Carmelo, Colonia y Nueva Palmira.

El Observador consultó a la Armada si el equipo continúa fuera de servicio o fue reparado, pero no obtuvo respuesta.  
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...