Cargando...
Cosse junto a su abogado Gonzalo Fernández

Nacional > antel arena

Cosse dijo que no vio el presupuesto que llevó a que el Antel Arena costara US$ 120 millones pero que "debe estar"

La expresidenta de Antel y actual intendenta dijo en Fiscalía que el costo inicial proyectado de US$ 40 millones refería solo a la "obra civil"; al ser consultada sobre si no se previó el resto, dijo que no recuerda haber visto informes al respecto pero que eso "debe estar"

Tiempo de lectura: -'

29 de julio de 2022 a las 05:02

Llegó respaldada. De un lado, su abogado y exsecretario de Presidencia de Tabaré Vázquez, Gonzalo Fernández. Más atrás, figuras como el secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, el prosecretario de la Intendencia de Montevideo Daniel González, la secretaria general Olga Otegui, y la vicepresidenta del Frente Amplio, Verónica Piñeiro. 

A más de un año de la presentación de la auditoría sobre la construcción del Antel Arena, que mostraba que había habido “apartamientos y contravenciones a normas y principios en materia de contratación administrativa", y la posterior denuncia en la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos, Carolina Cosse declaró como indagada ante el fiscal Enrique Rodríguez.

Según supo El Observador, Cosse no se apartó de lo que han sido sus explicaciones y argumentos públicos desde que el Antel Arena pasó al centro del debate político y que se resumen en la idea de que la construcción del estadio multipropósito fue una "operación de marketing" que era beneficiosa para la empresa. También rechazó las denuncias de la dirección actual de la empresa repitiendo que la auditoría externa que realizó la empresa Ecovis en julio de 2020 –a la que llamó informe– fue hecha por un "militante político" vinculado al Partido Nacional. En más de una oportunidad defendió su decisión de construir el estadio argumentando que se preveía que iba a haber un retorno de US$ 12 millones por año.

Sin embargo, la actual intendenta de Montevideo no pudo explicar ante el fiscal Rodríguez –de la misma forma que no había podido ante políticos y periodistas– cómo fue que la obra pasó de tener un costo de US$ 40 a US$ 120 millones aproximadamente.

En línea con lo que ha sido su férrea defensa del proyecto, Cosse declaró que con los US$ 40 millones se refería a la "obra civil" del Antel Arena -que finalmente costó US$ 44 millones- y lo repitió varias veces, pero el fiscal le retrucó con la consulta de quién había calculado el resto. El costo total superó los US$ 120 millones. 

La expresidenta de Antel respondió que ese trabajo había correspondido a "los servicios" de la empresa. 

No satisfecho con esa respuesta, el fiscal fue un paso más allá y le preguntó si había un informe o presupuesto detallado de todo lo que no correspondía a la obra civil y que tuvo un costo aproximado de US$ 76 millones. El razonamiento fue que si el Arena se financiaría con fondos propios, tal como argumentó Cosse, entonces era necesario saber cuánto se iba a gastar en la obra. "Yo no lo vi", contestó la intendenta de Montevideo.

Entonces la pregunta fue si se había hecho la obra sin saber cuánto se iba a gastar o, al menos, sin un presupuesto detallado. "Debe estar. Yo no me acuerdo. Pero debe estar", contestó Cosse.

Consultada si su gerente general, Javier Emicuri, tenía el detalle contestó que podía ser que lo tuviera. "Lo tendrán los servicios o los arquitectos", insistió. 

Cuando se le consultó si ella había visto los expedientes de compras directas y que se hubiera cotejado a dos o tres proveedores para cada compra contestó que ese no era su rol como presidenta y defendió que, en cualquier caso, estaba habilitada para hacer compras directas. 

En otro momento de la audiencia Cosse fue consultada respecto a si sabía que Antel había tenido acudir a un préstamos por US$ 56 millones con el Banco Santander. Dijo que sabía la información aunque "ya no estaba" como presidenta de la empresa. De hecho, de forma similar respondió ante varias de las preguntas de parte del fiscal Rodríguez o del abogado penalista Gustavo Bordes que se vinculaban con la ejecución de la obra. La expresidenta de Antel dijo en más de una ocasión que ella había estado hasta 2015, pero que no tenía las más mínima duda que en la gestión posterior (la de Andrés Tolosa) se había hecho todo con "cristalinidad". 

En otro momento, Cosse se apoyó en los resultados de una auditoría interna que había sido realizada por la funcionaria Susana Peruzzo, a lo que el fiscal le preguntó si es persona estaba ahora en un pase en comisión en la intendencia. La intendenta respondió de manera afirmativa. 

Cosse defendió la adjudicación de la obra civil "invitando a dos o tres empresas" a participar a través de Price Waterhouse Coopers, que tuvo un costo de US$ 300 mil. Sin embargo, cuando se le leyó un informe de la auditoría que esa misma empresa había realizado con severas críticas a la gestión de la construcción del estadio la intendenta dijo que no tenía conocimiento. "Yo ya no estaba", afirmó. 

"Operación política"

Esta no será la única citación de la intendenta de Montevideo y expresidenta de Antel: la fiscalía tiene previsto citarla por lo menos en otra oportunidad, antes de definir si entiende que se debe formalizar la investigación en su contra. 

Lo que está previsto es que una vez que declaren todos los funcionarios que trabajaron en el proyecto y los denunciantes, Rodríguez vuelva a citar a Cosse para hacerle algunas preguntas finales. Luego de eso, el fiscal debe decidir si presume que hubo un delito, y en consecuencia buscar que se formalice la investigación, o archivar las actuaciones.

La auditoría de Ecovis sostiene que se detectó "existencia de apartamientos y contravenciones a normas y principios en materia de contratación administrativa" en la obra. Además, afirma que en la construcción del complejo "se vulneraron los principios rectores que rigen las normas relativas a la buena administración". El fallo de la Junta de Transparencia y Ética Pública, que se hizo a la luz de esta auditoría, notificó una "violación a principios y normas de conducta" en el proceso de construcción.

Según números presentados por el informe, la obra costó US$ 120 millones, tres veces más que las previsiones iniciales de la administración de Cosse. La intendenta calificó entonces al trabajo de Ecovis como una "pseudo auditoría", alegó que la firma es de un militante herrerista, y aseguró que "hay un sector del Partido Nacional que está obsesionado con Antel y con las empresas públicas".

A la salida de la Fiscalía, Cosse afirmó ser víctima de una "operación política" que a su juicio se inició en los comienzos de la campaña electoral. "La verdad, si quienes hacen esto creen que me van a distraer de mi función y de mi responsabilidad, de mi trabajo y compromiso con Montevideo, están equivocados. Si creen que me van a desanimar en mi defensa de Antel, desde ya les digo que han fracasado", sostuvo. 

Consultada sobre las diferencias entre el precio inicial estimado y el final, la intendenta insistió:  "El director (Daniel) Larrosa hizo un excelente estudio para comparar los valores y es público y está integrado a las actuaciones y marca la justeza del emprendimiento. Estoy muy tranquila y tengo total confianza (...) El Antel Arena es un éxito pese al directorio actual de Antel", valoró. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...