Nacional > OPINIÓN- GONZALO FERREIRA

Cuatro cosas que no entiendo sobre el affaire Amodio

Preguntas de alguien que no vivió los episodios oscuros de hace 40 años

Tiempo de lectura: -'

12 de agosto de 2015 a las 11:01

Tengo 30 años. Nací pocos días antes de las elecciones con las que regresó la democracia a Uruguay en 1984 y hay varias cosas de todo este revuelo por Héctor Amodio Pérez que no entiendo.

Me considero alguien que ha leído bastante sobre historia y que, trabajando como periodista durante casi una década, ha pasado demasiado tiempo (mucho más del querido), escribiendo y publicando "noticias" sobre el "pasado reciente". Pero aún así, mirando con la cabeza de alguien que no vivió todo ese período oscuro, hay muchas cosas que me resultan inentendibles sobre lo que está pasando en estos días con el regreso de Amodio y sus múltiples causas abiertas en la Justicia.

Acá algunas de ellas:


¿Por qué tenemos que asumir que Amodio es un "traidor nacional"?

Es verdad. Fue un traidor. Con otras palabras, él mismo lo reconoce. No fue "el" traidor del Movimiento de Liberación Nacional (MNL-Tupamaros) porque también hubo otros. Y está bien, los traidores son seres que generan desprecio, tanto por los traicionados como por quienes lo reciben en sus filas, como dijo Mauricio Rosencof en El Observador TV, al comparar a Amodio con un oficial del Ejército de Artigas al que ejecutaron luego de desertar hacia las filas de Sarratea.

¿Pero realmente los tupamaros quieren que todos los uruguayos pensemos a Amodio como un traidor nacional, tal como dijo Julio Marenales?

Amodio traicionó a unos conspiradores que andaban a los tiros. Vendió a personas que mataban y robaban. O sea, entregó a delincuentes.

El hecho de que Amodio participó de algunos de esos delitos y las aberraciones posteriores de los militares, ponen en juicio esta mirada. Pero también es verdad. La actitud mesiánica de los tupas aún perdura en sus cabezas 40 años después. Tal vez eso explica el ego que tiene la mayoría de ellos.


¿Qué necesidad tenía Amodio de volver, 40 años después, a meterse en este baile?


La "sentencia a muerte" que le dio el MLN cuando se fue de Uruguay, como es lógico, ya no rige. A ninguno de ellos se le ocurriría matarlo. No literalmente. Pero al parecer, la intención es hacerle difícil su estadía en Montevideo y prolongarla con denuncias judiciales, careos y el retiro de los documentos.

Esos documentos españoles tienen un significado mucho más profundo para los tupamaros que el de un pasaporte común y corriente: son el símbolo del pacto que selló con los militares.

No entiendo por qué decidió volver. ¿No era consciente que le iban a hacer la vida imposible? Ya había removido mucho su aparición en 2013. Amodio parece haber quedado en el tiempo, estancado en lo que pasó hace 40 años y sin poder dejar atrás el pasado. Y también debe tener un ego de proporciones considerables.


¿Por qué lo hacen desfilar por los juzgados?

La sociedad uruguaya laudó en varias oportunidades que el pasado está pisado. Perdonó a los tupamaros por una ley de amnistía los delitos cometidos en su época de guerrilleros. Intentó tapar las aberraciones de los militares con una Ley de Caducidad que la ciudadanía respaldó en dos oportunidades.

Por si fuera poco, el paso del tiempo hizo prescribir la mayoría de los delitos, salvo los crímenes de lesa humanidad. ¿Pero alguien acusa a Amodio de torturar? Lo que a todas luces hizo, aunque no lo reconozca, es entregar a algunos de los que eran sus compañeros. Personas que integraban una guerrilla. No se entiende esta actitud de los operadores judiciales, salvo que se mire las acciones con la lupa de la revancha.


¿Por qué seguimos gastando tanto tiempo en el pasado?

¿Hasta cuándo vamos a seguir destinando tiempo como sociedad a hablar y discutir sobre el pasado? Entiendo el dolor de la gente que lo vivió y la necesidad de tener respuestas para padres y familiares de desaparecidos. Pero esta discusión sobre Amodio, poco tiene que ver con ese dolor.

Lo peor es que, a estar por las mediciones de audiencia digital, el affaire Amodio sigue convocando lectores.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...