Nacional > MERCADO LABORAL

Cubanos y venezolanos llenan los puestos vacantes de ingenieros en Uruguay

Ingenieros Eléctricos y en TICS son los más requeridos y donde hay demanda insatisfecha

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2018 a las 05:01

La tecnificación de los procesos productivos y la robotización del trabajo están impactando en el mercado laboral uruguayo. Aquel fenómeno que se dio hace unos años atrás cuando UPM instaló su primera fábrica en Fray Bentos y no encontraba operarios calificados que trabajaran en ella, se está repitiendo actualmente en otros sectores productivos, donde la demanda de profesionales por parte del mercado es mayor que la oferta.

La misma tecnificación lleva que los profesionales de la ingeniería sean de los más requeridos. Esto es algo que preocupa a la decana de la Facultad de Ingeniería, María Simon, quien en entrevista con El Observador manifestó que el país necesita tres veces más ingenieros de los que existen actualmente. En dicha facultad se reciben por año aproximadamente 400 profesionales de las distintas orientaciones con las que cuenta la institución (Civil, Química, Alimentos, Mecánica, Naval, Agrimensura, Eléctrica, Computación, Forestal, Riego y recursos hídricos e Ingeniería Biológica), pero eso no es suficiente, señaló la decana.

Desde el mercado laboral también existe la percepción de escasez de ingenieros, aunque no con la misma dimensión que manifestó Simon. Sergio Chanes, director de SHC Consultores, dijo a El Observador que si bien es verdad que en algunos sectores productivos se está haciendo sentir la falta de profesionales de la ingeniería, no está al tanto de que la demanda sea tan grande.

Indicó que los dos sectores donde la oferta no logra cubrir la demanda son: Tecnología de la Información y Comunicación (TICS) e Ingeniería Eléctrica. Sobre el primero, manifestó que es un sector donde “hay una carencia importante de capital humano” y donde las empresas requieren personal formado a partir de “proyectos fuertes e internacionalizados”. En este sentido, subrayó que el desempleo es cero.

Lea también: Programar en grande: ¿para qué sirven las placas Micro:bit?

Por otro lado, manifestó que la demanda de ingenieros eléctricos se disparó con el cambio de la matriz energética del país, que se inició hace cinco años aproximadamente. En aquel momento, expresó, “la Facultad de Ingeniería no estaba haciendo mucho énfasis en esa área” y las vacantes se tuvieron que cubrir con profesionales formados en biomasa y con ingenieros con alguna experiencia práctica en UTE.

Más allá de esto, Chanes dijo que actualmente la demanda de trabajadores en ambos sectores se está cubriendo con profesionales cubanos y venezolanos, que llegan al país como inmigrantes. En tanto, explicó que en el caso de las TICS, muchas veces las empresas optan por trabajadores remotos (es decir, que viven en otro país y trabajan vía internet).

Miguel Fierro, presidente de la Asociación de Ingenieros, coincidió con Chanes en que muchas veces las vacantes se llenan con venezolanos y cubanos, que tienen muy buena formación en el área. Agregó que últimamente también han llegado al país algunos ingenieros españoles, a quienes en su país se les dificulta encontrar trabajo por el excedente de profesionales en estas áreas.

Fierro dijo que si bien sabe que en la facultad existe preocupación por la falta de ingenieros, la asociación no tiene datos al respecto. Sí manifestó que por lo general se tratan de mercados de trabajo con desempleo cero y donde se ingresa a trabajar muy joven, lo que muchas veces retrasa la titulación. “Pero no creo que hayamos llegado al punto de cosas que no se pueden hacer por la falta de ingenieros”, sostuvo.

En este sentido, expresó que el sector donde se reciben menos ingenieros es Eléctrica. En tanto, Civil y Mecánica es donde suelen haber más titulados.

Sistema educativo responsable

Para Fierro, el motivo principal por el que los jóvenes no estudian Ingeniería es que la carrera “no es fácil” y además se termina haciendo muy larga. Si bien el plan de estudio está previsto para cursarse en cinco años, el promedio de los estudiantes lo hace en ocho. “Eso saca las ganas de estudiar a cualquiera”, afirmó.

Por su parte, Chanes dijo que en la falta de interés de los jóvenes por la ingeniería hay “una responsabilidad muy fuerte del Estado y el sistema educativo, que van a un ritmo diferente al de la realidad y sus demandas”.

Indicó que la “robotización del proceso del trabajo debería hacer que el estado y el sistema educativo se cuestionaran hacia dónde va el mundo y accionar en ese sentido”, sin embargo, eso no está ocurriendo.

“Desde Secundaria, UTU y la propia universidad no hay una fuerte trabajo de promoción de ciertas áreas de conocimiento que cada vez son más requeridas”, como lo son la biotecnología, la nanotecnología y las STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...