Cargando...
Daiana Morgavi.

Agro > ENTREVISTA

Daiana Morgavi: “El de los aserraderos es un sector totalmente masculinizado”

Daiana Morgavi, presidenta de la Asociación de Empresarios de la Madera y Afines (Adema) habló del sector y de un plan para que los forestadores elijan venderle a los aserraderos en vez de exportar

Tiempo de lectura: -'

13 de mayo de 2022 a las 21:23

En una reciente actividad del IICA usted expuso que un problema de los aserraderos es el acceso a la materia prima, ¿por qué pasa?

Adema surgió en 2019 por varios desafíos de empresarios, pero la oferta de materia prima no era una inquietud. Las inquietudes eran más sobre tecnología o acceso a crédito. En febrero de 2022 un proveedor de Rivera con el que estábamos acostumbrados a trabajar cambió su dinámica y nos quedamos prácticamente sin proveedor. El tema fue cuando empezamos a buscar, no encontrábamos quien nos cubriera a todos y la calidad de madera bajó mucho.

¿Por qué bajó la calidad?

Está el árbol, la basal, la primera troza, la segunda y la tercera, que es la más finita y la que tiene más nudos. Siempre nos llegaba esa madera y teníamos varios inconvenientes. Ese caso que pasó en Rivera después pasó en Tacuarembó, esa madera nos servía pero no para los productos que queríamos lograr.

Cuando hablan de forestación y del millón de hectáreas forestadas no están tomando en cuenta a los aserraderos. Según un censo del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) hay 71 aserraderos en el país, que abastecen al mercado local. Pero todas esas empresas chicas nunca recibieron una inversión extranjera, por ejemplo para su maquinaria. Por eso nosotros desde Adema tratamos de acercar al empresario a las instituciones y a la Sociedad de Productores Forestales (SPF) para que se dé un diálogo.

Por suerte hay diálogo, porque conocen que ahora hay una asociación. Hoy las maderas de encofrado, madera para obra y mucha madera para carpintería salen de empresas locales, y aún así hay algunas que tienen 40 empleados y que no tienen madera.

Morgavi dirige un aserradero familiar junto a su padre y hermano.

¿Qué pasa con esos aserraderos?

Son casos muy particulares. Este siempre fue un sector bastante jodido para trabajar, por un tema de informalidad en algunos casos, pero por unos pocos pagamos todos. Eso ha ido cambiando porque las empresas han ido creciendo.

Las empresas proveedoras, si tienen que elegir entre exportar o vender en el mercado local, eligen exportar, porque no quieren tratar con cada uno de los aserraderos, porque si arman la cosecha y uno les compra pero otro les dice “veo si cargo” no pueden trabajar. Tenemos que decir “estamos dispuestos a juntarnos y comprar en volumen”, para que al forestador le sirva armar un frente de cosecha.

Queremos organizarnos y que ellos tengan la tranquilidad de que les vamos a pagar, les vamos a levantar esa madera y quizás de a poquito y soñando mucho se vaya menos pino para el exterior en viga. Por suerte, Adema está ganando territorio. Nos tomaron en cuenta para un centro forestal tecnológico que preside el MIEM (Ministerio de Industria, Energía y Minería) y que viene de un acuerdo que hizo con UPM.

¿De qué trata ese proyecto?

Los acuerdos de UPM y el Estado fueron firmados hace tiempo y uno de ellos fue el Centro Forestal Tecnológico Maderero que se va a instalar en Tacuarembó. Tendrá cinco directores, representados por el MIEM, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la SPF, el MGAP y Adema. Los cinco, en igualdad de condiciones, vamos a promover todas las áreas del sector forestal. Que nos tengan en cuenta es un hito, ya que empresarios de este sector se unan es un hito.

El sector de los aserraderos es muy competitivo, destacó.

¿Es un sector muy competitivo?

Sí, hay mucha competitividad, y hablábamos de competencia desleal, sin embargo los empresarios que tratamos de hacer las cosas bien no queremos atacar esa parte, simplemente queremos crecer para no sentir esa competencia desleal, y generar ese diálogo con el dueño del pino.

Que el MIEM nos tome en cuenta para la hoja de ruta de la construcción de viviendas en madera, cuando sabemos que el hogar es lo principal para una persona, es totalmente trascendente para nosotros. Ser escuchados es importante, hay muchos empresarios que dicen “nunca tuvimos oídos y ahora sí”.

¿Cómo es el diálogo con la SPF?

Hablamos con (Nelson) Ledesma (presidente de la SPF) y planeamos juntarnos a conversar. Yo entiendo lo que él dice, que el productor espera 20 años para cosechar el pino y sacarle la mejor ganancia, bárbaro, pero quizás no es un tema de precios, quizás es sentarse a conversar para ver cómo podemos acceder a esa madera de calidad, acompañar esta dinámica del gobierno de hacer viviendas de calidad y productos con valor agregado y negociar para que ellos (los forestadores) no pierdan, porque ya sienten que vienen perdiendo.

Tratar con aserraderos chicos ha tenido sus dificultades, es verdad, pero por unos pocos pagamos todos. Hay una demanda mundial por la que prefieren exportar, pero no son todos, ellos están abiertos al diálogo y es importante. Comprar en conjunto es cuestión de organización y compromiso de cumplir.

¿Cómo ve el compromiso de los empresarios?

Los empresarios son bastantes celosos de dar números y hablar entre ellos, aunque todos tengan productos diferentes, porque hay una infinidad de productos de madera nacional. El compromiso es real y está. Hoy los empresarios ven que asociarse y comprar en conjunto va a ser el camino para poder sobrevivir.

La oferta de madera es una inquietud de Adema.

¿Cómo es trabajar en este sector siendo mujer?

En una reunión que tuvimos con Adema preguntamos cuántas mujeres hay en las empresas y son 20 mujeres y 176 hombres, esos son nuestros números, pero sí, el de los aserraderos es un sector totalmente masculinizado. Hay que separar el sector forestal en campo, vivero, el aserradero y la industria.

¿Cómo es para usted ser dirigente de un grupo como Adema?

Por mi carácter voy para adelante y trato de no mirar para los costados, por eso quizás no me doy cuenta de esa discriminación. Pero creo que si estoy en Adema es porque ellos me eligieron, y me eligieron hombres y asumí un compromiso.

Hoy veo la inquietud de muchos por la oferta y creo que Adema va a ser pieza fundamental para que las pymes sean tomadas en cuenta dentro del sector forestal. Creo que Adema seguirá creciendo por esa inquietud que tienen los empresarios de querer crecer pero no poder solos. Si podemos comprar en conjunto podemos hacer cualquier cosa.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...