Fútbol > HINCHA Y JUGADOR

Del sueño cumplido a la salida menos deseada: los pasajes del Loco Abreu por Nacional

El delantero se retiró de Nacional después de haber disputado 85 partidos y convertido 48 goles

El gesto de Abreu hacia la tribuna tricolor

Tiempo de lectura: -'

10 de junio de 2021 a las 18:00

Aquella mañana del jueves 19 de julio de 2001 los periodistas esperaban ansiosos en Los Céspedes que Hugo De León formara en la cancha el equipo de Nacional que al otro día iba a jugar contra Danubio por el Apertura. De pronto, la sorpresa: apareció Sebastián Abreu, con el pelo negro, sin el teñido rubio con el que había jugado en San Lorenzo y consultó dónde quedaba la sanidad. Nacional aún no había logrado un acuerdo con Deportivo La Coruña, club dueño del pase del jugador, para que llegara a préstamo, pero Abreu igual se presentó al entrenamiento.

Era el único que usaba zapatos blancos y también se distinguía por ese detalle. Hizo el calentamiento corriendo alrededor de la cancha junto a Leonardo Romay, a quien conocía de Defensor Sporting. Al mediodía, después que alguien avisara a los canales de televisión sobre la presencia de Abreu, Los Céspedes se llenó de cámaras. "Por ahora se me cumple el sueño de estar entrenando con el grupo. Es un sueño muy lindo que se hace realidad. Espero que se pueda resolver el tema por completo. Falta el consentimiento de La Coruña para que se concrete todo", dijo Abreu aquel primer día en la práctica de Nacional.

Foto de su primera llegada a Nacional, en 2001

Los trámites se resolvieron a su favor a principio de agosto y Abreu comenzó oficialmente, a los 25 años, su primer ciclo como jugador de Nacional. "En Minas o cuando venía a ver a Nacional solía usar la camiseta del tricolor. Uno tiene sentimientos desde chico, por más que le estoy muy agradecido a Defensor Sporting, institución por la que tengo un gran aprecio. Tuve la oportunidad de jugar dos veces contra Nacional, en una de ellas convertí un gol y no lo festejé porque lo sentí de esa forma", expresó el Loco.

El 6 de agosto debutó frente a Paysandú FC en el estadio Centenario, por la tercera fecha del Apertura. Marcó dos goles y dio comienzo al romance con los hinchas tricolores. El equipo que puso De León en cancha ese día formó con Gustavo Munúa; Richard Pellejero, Álvaro Meneses, Damián Rodríguez (19' Martín Del Campo), Adalto; Marcelo Saralegui, Gustavo Varela, Limberg Gutiérrez, Ruben Sosa (45' Fabián Coelho), Milton Núñez (59' Saúl Martínez) y Sebastián Abreu.

Jugó 18 partidos y anotó 17 goles, incluidos dos en las finales del Campeonato Uruguayo contra Danubio. Abreu se fue de Nacional con el título de campeón uruguayo.

Segundo pasaje con escándalo

Después de haber jugado en Cruz Azul, retornó a Nacional en 2003, donde tuvo un pasaje polémico. Primero habló el presidente de Peñarol, José Pedro Damiani, quien dijo que el delantero no estaba habilitado para jugar. Abreu debutó ese año el 6 de abril frente a Miramar Misiones por el Apertura, un partido que se jugó en el Parque Viera. Ese día se agotaron las entradas, porque además del Loco, también regresó Fabián O´Neill a los tricolores.

La alegría del Loco jugando para Nacional

Nacional había presentado un consentimiento del Cruz Azul para pedir el pase, pero la ficha del jugador pertenecía a Deportivo La Coruña, por lo que también necesitaba el permiso desde España. Sin embargo jugó los dos partidos siguientes por el torneo local, frente a Liverpool (antes del encuentro pidió la inhabilitación de Abreu) y Fénix.

La Mesa Ejecutiva de la AUF le pasó el tema a la Comisión de Reglamentos y al mismo tiempo, la Conmebol determinó que Abreu no estaba habilitado para defender a los albos en la Copa Libertadores. 

Como el asunto no se terminaba de resolver, la Mesa Ejecutiva postergó el partido de Nacional contra Bella Vista que tenía que jugarse el 26 de abril, aunque a pedido de la empresa Tenfield lo fijó para el 30 de abril y resolvió suspender preventivamente al jugador de Nacional.

Abreu presentó un recurso de amparo en la Justicia laboral (asesorado por el abogado del club Hernán Navascués) y en un fallo sin precedentes fue habilitado para volver a jugar mientras los tribunales de la AUF no se expidieran. Así, regresó a las canchas el 11 de mayo contra Defensor Sporting marcando un gol en la victoria 3-0.

El beso a la camiseta

Jugó contra Cerro y en el siguiente partido le hizo dos goles a Peñarol, clásico que Nacional ganó 3-1; el otro tanto lo marcó Horacio Peralta. Luego de ese cotejo, cuando faltaban cuatro para el final del campeonato, Abreu fue finalmente inhabilitado por el Tribunal de Conciliación de la Asociación.

El 15 de junio el tricolor enfrentó a Deportivo Maldonado, Abreu recibió un homenaje en la cancha del estadio Centenario y al día siguiente viajó para unirse a América de México.

Su segundo pasaje por Nacional fue de siete partidos y ocho goles. El tricolor se coronó campeón en ese Apertura.

Penal polémico, gol y otra vez campeón

Nacional empezó la temporada 2004 con Santiago Ostolaza como entrenador. Tras quedar eliminado de la Libertadores en octavos de final frente al Deportivo Táchira, el Vasco fue despedido por el presidente Eduardo Ache una fecha antes de que terminara el Torneo Clasificatorio.

Para el segundo semestre llegó Hugo De León para dirigir y junto a él se sumaron Martín Ligüera de Mallorca, el mexicano Gilberto Jiménez de Puebla y Sebastián Abreu de Tecos, aunque su pase seguía perteneciendo a La Coruña.

Uno de los tantos goles que marcó en Nacional

El Loco disputó 19 partidos entre Apertura, Clausura (en esa época solo participaban 10 equipos) y las finales del Uruguayo frente a Danubio. 

Esa vez el campeón fue el conjunto danubiano, dirigido por Gerardo Pelusso.

Abreu marcó 9 goles, uno de ellos a Peñarol en el clásico del Clausura. Nacional ganó 3-2 con ese tanto del Loco en el minuto 91 de juego. Los otros dos fueron del Lucho Romero, en una épica remontada tras estar 0-2 abajo. 

Continuó en el club para el Uruguayo Especial 2005 y resultó clave en la obtención del título, con otra polémica incluida. En esa temporada compartió el plantel con Luis Suárez, que daba sus primeros pasos en la máxima categoría.

Ese año Nacional llegó a la última fecha con el mismo puntaje que Defensor Sporting. El tricolor recibió a Rocha FC en el Gran Parque Central. Abrió la cuenta Ligüera, empató Heber Caro con un gol olímpico, aumentó para el tricolor Alexander Medina y volvió a empatar Diego Ciz para los rochenses que tuvieron un penal a favor y fallaron.

Abreu y el esfuerzo para quedarse con la pelota

Con ese resultado el campeón era Defensor Sporting, pero en el minuto 96 apareció Sebastián Abreu para marcar el 3-2 de tiro penal. Una falta contra el Loco que aún hoy se discute y que fue sancionada por el árbitro Gustavo Méndez, cuya carrera arbitral terminó después de ese partido rodeada de un gran escándalo.

En protesta, Defensor Sporting no se presentó a jugar la final y el tricolor fue campeón en las oficinas de la AUF.

Abreu volvió a irse con el título, esta vez para defender a Dorados Culiacán de México.

La última etapa en Nacional

Eduardo Ache ganó las elecciones de Nacional a fines de 2012 y comenzó su mandato en 2013 con Sebastián Abreu en el equipo. El Loco volvió por cuarta vez después de pasar por Botafogo. Aunque tenía contrato por un año y medio más con el club de Rio, cortó su vinculación y firmó por dos años con los albos con opción a un tercero con un sueldo de US$ 50.000 mensuales.

En ese mismo período de pases también arribó Iván Alonso de Toluca.

La presentación del Loco, que ya tenía 36 años, fue impresionante, al mejor estilo de Europa. El domingo 13 de enero de 2013 (fecha elegida  por el número de la camiseta que lo identificó en su carrera) los hinchas hicieron largas filas para entrar al Parque y coparon la tribuna principal del estadio. Unas 3.000 personas llegaron ese día. El delantero se presentó haciendo jueguitos con la pelota en la cancha.

El día de su presentación en 2013

"Si yo quería un contrato largo no era por lo económico, sino para asumir la responsabilidad desde adentro y desarrollar una base para posicionar la marca Nacional a nivel internacional y no solo ganar campeonatos uruguayos", dijo el minuano el día de la presentación.

Pero esa vuelta no fue como él la imaginó. Disputó solo 23 partidos y no ganó ningún título en esas tres temporadas. La realidad fue cruel con el delantero de Minas, que en ese tiempo tuvo que salir dos veces en préstamo: jugó un año y medio en Rosario Central y medio año en Aucas de Ecuador.

Es que el rendimiento deportivo no fue el esperado. Apenas habían pasado cuatro meses de su vuelta y el técnico Rodolfo Arruabarrena dijo que Abreu era la quinta opción en el ataque que tenía dentro del plantel. Ni siquiera lo llevó ese año a la pretemporada.

Su última etapa en el club, junto al argentino Alejandro Barbaro

Continuó su carrera en Argentina, donde jugó un año y medio a préstamo en Rosario Central. Regresó a Los Céspedes y el técnico de entonces, Álvaro Gutiérrez, le permitió entrenar pese a que había dirigentes que lo querían enviar a Tercera división. Salió otra vez cedido, ahora por seis meses a Ecuador. Retornó a mitad de año y Gustavo Munúa le dio la oportunidad de jugar los últimos seis meses. Poco, pero jugó y marcó goles aunque después no continuó.

A principio de 2015 Ache hizo gestiones para rescindir el contrato, pero no hubo acuerdo. "Por aspectos políticos terminé siendo rehén. Entonces opté por cuidar mi patrimonio y busqué otras alternativas. Se vendió un pescado podrido”, dijo Abreu a Referí a mediados de ese año.

El 31 de diciembre venció su contrato y terminó así esa nueva etapa como futbolista tricolor, en la que solo marcó seis goles.

En total fueron 48 goles (a Peñarol le marcó ocho) en 85 partidos oficiales. Dos títulos de campeón uruguayo y el cariño del hincha que aún persiste.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...