Nacional > CRÓNICA

Desde las trincheras: crónica de cómo vivió la militancia el primer debate obligatorio

En la Huella de Seregni y en la sede de la lista de Luis Lacalle Pou vivieron el debate con alegría y tensión

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2019 a las 05:00

Agustín Herrero y Joaquín Silva

Desde los ventanales del fondo de la sala, en el patio interior de la Huella de Seregni, podía verse a medio colgar una amplia bandera del Frente Amplio. Tres bloques de espuma plast con forma de ola –por la Ola Esperanza– con los colores del partido acompañaban a la tela que caía, junto a una foto de la fórmula.

Adentro, en tanto, casi no había colores partidarios. A la entrada de la sede de la coalición de izquierda se entregaban banderas de Uruguay a los militantes que ya colmaban el edificio media hora antes del debate presidencial, que comenzó puntual a las 21.

En bulevar Artigas y Solano García el ambiente era más festivo. Las listas de la fórmula blanca, las banderas de Aparicio Saravia y el pabellón nacional daban paso a una sala repleta de nacionalistas de todas las edades. Con el empujón de las últimas encuestas, los militantes de la lista 404 se aprontaban este miércoles para ver debatir por última vez a quien ellos ya asumen como presidente.

"Acá el único que puede perder es Luis porque el otro ya está en el horno", comentó un blanco en pleno análisis previo, antes de contarle a su amigo que el frenteamplista Mario Bergara está de viaje en Estados Unidos en campaña electoral.

Javier Miranda, presidente del FA, dijo a El Observador 15 minutos antes del duelo que entendía que Martínez tenía una ventaja concreta respecto a su contendiente: mayor empatía. “Tiene más herramientas porque es un tipo más sencillo, y se parece más al uruguayo”.

Cuando Martínez largó sus primeras palabras en cadena nacional, comenzaron los murmullos críticos en la sede de la lista de Lacalle Pou. Pero después, cuando el oficialista empezó a exponer sobre la situación económica del país, el silencio ganó terreno y alguno se animó a comentar que el exintendente de Montevideo mejoró su performance en relación al debate de octubre.

Este debate tenía una novedad. Un espacio de 10 minutos de intercambio libre. Cuando comenzó a correr el primer bloque de intercambio, una mujer que miraba el debate desde atrás, parada, lo presentó: "Esto es al ring".

La primera vez que Lacalle Pou interpeló a Martínez y el frenteamplista le respondió con un "cuéntame", la sede blanca estalló en carcajadas. "¿Por qué habla como si fuera de Rocha?", cuestionó una militante.

En la Huella, estallaron en aplausos en el momento en que el oficialista no permitió que su rival lo interrumpiera al recordarle que él se había opuesto a la aprobación del Fondo Capital de la intendencia. “Estoy hablando”, dijo y señaló con el dedo.

La primera intervención de Martínez en el segundo bloque generó un grito al unísono de los blancos, y otro de los militantes frenteamplistas cuando el candidato oficialista recordó que en 2004 había “un millón de pobres” y que “el señor Lacalle no estaba dentro de ese millón”. Martínez le cobró en ese momento que en el bloque anterior lo había insultado y tratado de mentiroso. 

La respuesta del líder opositor no demoró en llegar: "El día que yo le quiera decir mentiroso se lo voy a decir directamente", dijo y la euforia creció en tierra nacionalista. Creció aún más cuando Lacalle Pou volvió a citar una frase oficialista –esta vez de Gustavo Leal– que dejó en jaque a Martínez.

"Morabito se fue caminando de la Cárcel Central", lanzó el líder blanco y los militantes lo festejaron como otro golpe. Cuánto más avanzaba el debate, más se incrementaba el nivel de optimismo entre la militancia. Ya se consideraban ganadores absolutos.

En la sede del Frente Amplio una euforia similar llegó en los minutos finales del intercambio libre de este bloque, cuando Martínez apeló a su experiencia de gestión para intentar dejar en falso a Lacalle Pou, y las risas irónicas empezaron a escucharse.

Luego de que el nacionalista criticara la falta de “autoridad” del gobierno para controlar la inseguridad, Martinez afirmó que “tal vez no haber trabajado nunca en la gestión solucionando problemas lleva a hablar con facilidad”, lo que despertó los gritos de la militancia, que volvieron a incrementarse cuando cerró el bloque de este modo: “No entiendo cómo se puede hablar tanto de autoridad cuando Lacalle estuvo faltando al 33% de las comisiones”.

El baile y el silencio 

La euforia frenteamplista se mantuvo en la tercera parte dedicada al desarrollo humano, porque Martínez generó varias intervenciones que desencadenaron más aplausos y festejos.

Lacalle Pou encaró el debate abierto con preguntas puntuales referidas a la educación, luego de señalar un par de propuestas y complacer el pedido del oficialista. "¿Fue un error dejar a (Fernando) Filgueira y a (Juan Pedro) Mir fuera del gobierno educativo y seguir manteniendo a María Julia Muñoz como ministra?". Graciela Bianchi, desde la sede de su lista, festejó el cuestionamiento a la jerarca con los brazos en alto.

Pero la respuesta de Martínez fue aún más fuerte que la pregunta concreta: "Filgueira y Mir votan a Daniel Martínez, no votan a Lacalle Pou, por algo será".

Y el segundo piso en la Huella de Seregni volvió a explotar en un grito de gol. Y como el tercer bloque terminó en ese punto, el ánimo se mantuvo y, al comienzo de los últimos siete minutos de pausa del debate, el grito de “se siente, se siente, Martínez presidente” copó la sala por primera vez en la noche.

“No presentó ninguna propuesta. Parece un legislador interpelando, no un presidente”, dijo en ese momento Miranda a El Observador, algo sobre lo que Martínez también se refirió sobre el final del cuarto bloque, cuando dijo: “Se dedicó a interpelar al gobierno como si fuera un legislador”.

En la sede de la lista 404 –que contó en un momento con la visita del diputado electo Gustavo Zubía– se hizo silencio cuando el líder de la agrupación, Álvaro Delgado, fue acusado en el discurso de Martínez de beneficiarse de tierras del Instituto Nacional de Colonización, que le fueron adjudicadas, según dijo Martínez, por amiguismo político en la década del 90’.

Cuando terminó el bloque, Delgado se paró, reunió a un pequeño puñado de personas cercanas y subió a la segunda planta de la sede para hablar cinco minutos en privado.

Luego volvió al salón principal para escuchar el mensaje final de Lacalle Pou que terminó con el grito de "presidente, presidente", de parte de la militancia.

"Yo conocía otro Daniel Martínez, no conocía un Daniel Martínez que cayera tan bajo y obviamente con datos muy imprecisos que se ve que no conoce. Tiene que informarse un poco mejor", dijo Delgado luego en una rueda de prensa.

En la Huella se celebró la acusación, se escucharon de nuevo las risas irónicas, y todo hubiera sido perfecto si no fuera por el furcio que cometió Martínez en el mensaje final, que hizo que algunos movieran la cabeza con gestos de desaprobación. 

Una vez terminada la instancia, el jingle de la Ola Esperanza puso de nuevo a bailar y cantar a los militantes como la noche del primero de octubre.

Pero el final, también como la noche del 1 de octubre, culminó con la visita de Martínez. Entre gritos de felicitaciones, dio una breve conferencia de prensa y luego subió a la sala, en donde fue rodeado y donde también dio un breve discurso. Reconoció que hizo “lo mejor posible” pese a tener “sus limitaciones”, y concluyó de esta manera: “Daniel Martínez no será un gran orador y no tendrá un montón de cosas, como algunos me dicen. No me importa. Lo que sí tiene es un corazón gigantesco y un corazón comprometido con el futuro de la patria”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...