Economía y Empresas > Entrevista

Director de PedidosYa: "Desde hace unos meses, la habilitación bromatológica es requisito para estar en la aplicación"

Felipe Álvarez asumió el recién creado cargo de responsable de la operación de Uruguay

Tiempo de lectura: -'

04 de octubre de 2018 a las 11:24

Con 40 restaurantes, golpeando puerta por puerta y una oficina alquilada “chiquitita”. Así era como en 2010 los fundadores de PedidosYa comenzaban su emprendimiento ideado en una clase de la facultad.

Hoy, ya no es el niño mimado del ecosistema emprendedor uruguayo. Sus oficinas de Uruguay ocupan cuatro pisos de la torre del Victoria Plaza, donde trabajan unos 500 empleados, en su mayoría jóvenes. Cuenta, además, con más de 1.100 restaurantes asociados en Uruguay y 20 mil entre los seis países en los que tiene presencia. Ya no es solo un delivery de comida online; la asociación con Tienda Inglesa (TiendaYa) y varias farmacias le dieron un giro a su esencia inicial.

Como parte de ese crecimiento, se incorporó el cargo de country manager -director de operaciones- en cada uno de los mercados donde opera. El último en hacerlo, fue Uruguay. Y el elegido para asumirlo hace cuatro meses fue Felipe Álvarez (38), quien entró hace dos años y medio a la empresa como gerente de ventas. Es licenciado en marketing y antes de PedidosYa, fue responsable de la operación en Uruguay de Chandon.

Considera desafiante estar a cargo de la operación del país que vio nacer a PedidosYa. Pero más aún el tomar las riendas de una empresa "en constante cambio" y en un momento en el que “está muy presente en la opinión pública”, en parte por las mochilas de colores de diferentes deliveries que abundan en la ciudad. “La gente habla del tema y es un desafío estar en este momento liderando esto”, expresó.

¿Por qué se tomó ahora la decisión de incorporar el cargo de country manager?
Es una decisión estratégica de la compañía. El crecimiento de la empresa hacia otros países requiere que haya una persona velando por la operación específica de cada uno, porque son operaciones grandes. Antes, se definía desde Montevideo toda la estrategia, de todos los mercados. Lógicamente los mercados tienen sus diferencias entre sí, más allá de que lo que hacemos es similar en cada uno, pero tiene que haber una persona velando por cada uno de los mercados en su conjunto.

¿Cuáles son los desafíos del cargo?
Liderar una empresa como PedidosYa en constantes cambios y que se den de forma positiva hacia nuestros usuarios. Los cuidamos a ellos y a los nuevos, los que vienen todos los días para que tengan la mejor experiencia una vez que usan la plataforma. Ese es el desafío más grande. Todas las decisiones que tomamos todos los días se basan en eso, en definitiva tenemos que cuidar ese aspecto fuertemente. El gran desafío es constantemente ir tomando las decisiones correctas para que cada vez la gente nos elija a nosotros para pedir comida a domicilio, supermercados, farmacias y lo que pueda venir en el futuro.

¿Qué lo atrajo de PedidosYa?
Es una compañía muy atractiva. Parece que trabajara acá hace mucho más tiempo. Pero también el tiempo pasa volando porque el rubro es dinámico, hay mucho movimiento, muchos cambios en un lapso muy corto de tiempo. Se toman decisiones rápidas, los cambios se hacen rápido, es necesario estar en ese cambio constante porque en realidad son los usuarios los que nos piden que nos adaptemos a la realidad de hoy.

¿En qué momento está la empresa?
En momentos de cambio. Nos estamos adaptando permanentemente a las necesidades de nuestros usuarios. Tomamos eso siempre como parámetro. Estamos incursionando en nuevas verticales de negocios. Pasamos de la línea de restaurantes, que fue como nació esta idea, a ahora tener a un partner como Tienda Inglesa en supermercados y a poder pedirte en farmacias como San Roque, Farmashop y El Túnel. Es un momento de toma de decisiones. Ya lo de Tienda inglesa y las farmacias fue una decisión. Ahora estamos aprendiendo, hace muy poquito que lo tenemos, de hecho Tienda Inglesa hace seis meses que está online con nosotros y todavía estamos en un período de aprendizaje.

¿Cómo está funcionando?
Muy bien. Hay mucho por hacer todavía para mejorar mucho más la experiencia de los que piden a través de estas nuevas verticales, pero la aceptación fue muy buena, sobre todo porque los proyectos nacen en base a un requerimiento de alguien, en este caso de nuestros usuarios.

¿Ya pensaron en el siguiente paso de PedidosYa?
Lógicamente cualquiera podría imaginarse un siguiente paso de PedidosYa. Me parece que la decisión de incorporar supermercados y farmacias fue una decisión importante. Estábamos muy vinculados a los restaurantes. Hace muy poquito que arrancamos con esto, entonces queremos posicionarnos ahí para ser muy buenos, para que el usuario diga “sí, la verdad pedir por PedidosYa a un supermercado está buenísimo. Consideramos que estamos en ese camino. Pero esto va a seguir avanzando, no tenemos 100 % claro hacia dónde pero sí va a seguir avanzando.

¿Qué impacto tuvo en el negocio la incorporación de una flota de repartidores?
Lo cambió. Sabíamos que lo iba a cambiar. Incursionamos en esto en primera instancia pensando en los restaurantes que no tenían su servicio de delivery. Le queríamos agregar el valor de un negocio aparte, que era hacer delivery. Eso ya nos trajo un impacto lógico que es la incorporación de nuevas ofertas para nuestros usuarios de restaurantes que no tenían delivery y fue un buen cambio, y un buen impacto para nuestros usuarios. El servicio de delivery que hoy tenemos mejora también la experiencia del usuario desde el punto de vista tecnológico, que hacen que el usuario pueda seguir el tracking de su pedido.

También se sumaron algunos de los que tenían delivery propio, que se decidieron por nuestro servicio de delivery por diferentes motivos, como conveniencia económica o no tener más motos. Y también nos dio la oportunidad de ir a buscar un partner como Tienda Inglesa. Entonces se te van abriendo oportunidades, lógicamente cambia el negocio.

¿Cuántos repartidores tienen?
400, vamos creciendo a medida que va creciendo el volumen de pedidos.

¿Los conocen? ¿Qué características tienen?
A los 400. Sabemos nombres, dónde viven y demás. Los entrevistamos, los capacitamos, tenemos un centro de logística donde ellos van por requerimientos, tenemos equipo de Recursos Humanos.

Hay de todo un poco. Hay jóvenes, universitarios, estudiantes. Hay gente que viene de otros países y busca esta salida laboral que teniendo una bicicleta o moto te da la posibilidad de tener un trabajo. También tenemos personas más adultas, por encima de los 40 que también están con una moto o bicicleta y es salida laboral. No hay un parámetro claro de quiénes son pero entre esas cosas están la mayoría de nuestros riders.

En este negocio entraron a Uruguay competidores (Glovo, Rappi, Uber Eats).
Lo tomamos como natural. Tenemos competencia en el mundo hace bastante tiempo y en la región ya habían llegado Uber Eats, Glovo, Rappi, y teníamos conocimiento de la llegada de estas empresas a Uruguay. Es un mercado atractivo porque hay mucha cultura de delivery. Todavía hay muchísimo por teléfono. Siempre decimos que una porción importante aún está ahí y todos estos jugadores que estamos en el mercado deberíamos tratar de absorber esos llamados por teléfono a través de plataformas. Estamos haciendo mucho trabajo con ese público. Hay uno más difícil que es el de edades más avanzadas pero hay q seguir haciendo un trabajo.

¿Cómo repercutió la llegada de competidores en Uruguay?
Tenés que empezar a mirar aspectos que tal vez antes no mirabas en las negociaciones o estar mucho más atento a algunas cosas, que no es que antes no lo estabas, pero la competencia te obliga a dar un muy buen servicio y en eso estamos. Nuestros usuarios nos quieren pero esto nos levanta la vara, cuando recibís competencia tenés que estar un poco más atento que siempre. Pero no cambió el negocio sustancialmente.

El hecho de “jugar de locales” en este negocio, ¿los favorece o los perjudica?
Tiene sus beneficios. El común denominador de la gente conoce la historia, no sé si en profundidad pero saben que es uruguaya, y somos una sociedad a la que le gusta que a emprendimientos de este estilo les vaya bien. Y eso es una ventaja. Además funciona bien, da un buen servicio, es amigable, la oferta que tenemos está buena. Creemos que quienes los usan tienen en general buena experiencia y además somos uruguayos. Que vengan empresas de afuera nos afecta porque es competencia y hay más jugadores, pero jugamos de locales y eso nos puede beneficiar.

Otras empresas de delivery muestran como diferencial el exigir a sus restaurantes habilitación bromatológica. ¿Piensan seguir ese camino?
Respecto de ese tema puntual, los requisitos que pedimos hoy para entrar a la plataforma, son RUT como siempre pedimos, y también la tasa o habilitación bromatológica es un requisito para entrar a PedidosYa. También temas más operativos como zona de entrega, horarios, días en los que trabajan y demás. Así que no encontramos que eso hoy en día sea un diferencial.

La exigencia de habilitación bromatológica es algo reciente.
Estamos en constante cambio y entendiendo las necesidades que tienen los usuarios para sentirse confiados de pedir a través de distintas plataformas. Dijimos que es un paso más, no nos cuesta nada y desde hace unos meses es un requisito para ser parte; no solo para ser nuevo, sino que toda la nuestra base está alineada en ese sentido.

Eso debe filtrar bastante…
Nos encontramos con restaurantes que quieren ser parte de PedidosYa y demoran más. No es que filtre bastante. Sino que se ven los restaurantes ante la necesidad de tener la habilitación, cosa que nos parece súper lógica.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...