Mundo > 11-S

EEUU se blinda ante aniversario del atentado a las torres gemelas

Autoridades investigan amenaza “creíble” de la red terrorista Al Qaeda

Tiempo de lectura: -'

10 de septiembre de 2011 a las 09:16

Era la última noticia que los estadounidenses querían recibir a pocas horas del décimo aniversario de los atentados del 11 de setiembre de 2001: la red terrorista Al Qaeda se encuentra detrás de una amenaza “creíble” pero no confirmada de un ataque para el domingo.

“Nos reunimos aquí en Nueva York con la noticia de una información específica, creíble pero no confirmada de que Al Qaeda de nuevo busca dañar a estadounidenses y en particular atacar Nueva York y Washington”, dijo la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en un discurso. Se trata de la primera ocasión en que un alto cargo del gobierno confirma que Al Qaeda se encuentra detrás de la amenaza recibida.

En su discurso, Clinton subrayó que su gobierno desarrollará una campaña “incansable” contra las amenazas y si es necesario está dispuesto a usar la fuerza, siempre dentro del mandato de la ley. “Siempre mantendremos nuestro derecho a usar la fuerza contra grupos como Al Qaeda que nos han atacado y aún nos amenazan”, destacó.

La información proviene de conversaciones telefónicas que han sido interceptadas y en las que un activista de Al Qaeda en Pakistán, relacionado en el pasado con acciones terroristas, habla con interlocutores no identificados sobre supuestos ataques contra Nueva York y Washington, según la cadena de televisión CNN.

La Policía sigue la pista de tres individuos que pudieron haber entrado en EEUU el mes pasado con la intención de cometer algún ataque suicida con coche bomba.

El diario digital The Daily aseguró que detrás de la amenaza se encuentra el nuevo líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahri.

El vicepresidente Joe Biden pidió a los ciudadanos que continúen con su vida cotidiana aunque atentos ante cualquier movimiento sospechoso. También advirtió que han revisado todas las posibles amenazas contra el país, después de la información encontrada durante la operación militar que acabó con Osama bin Laden en Pakistán el pasado 1º de mayo, aunque esta es la primera “creíble”.

El entonces jefe de Al Qaeda se planteaba formar un grupo de militantes para atentar en EEUU en el 10º aniversario de los ataques terroristas contra las torres gemelas y el Pentágono, según se supo después.

“Lo que más nos preocupa es lo que definen como un ‘atacante solitario’, un solo actor, no un plan complicado en extremo como el que se utilizó para derribar las torres gemelas”, dijo Biden.

Toda la vigilancia

La jefa de la Policía del distrito capitalino de Columbia, Cathy Lanier, declaró en la noche del jueves un estado de emergencia policial, y explicó que los agentes estarán trabajando en turnos de 12 horas a lo largo del fin de semana como medida especial de protección.

El incremento de la presencia policial estará respaldado por el FBI, que está investigando cualquier pista que pueda confirmar la amenaza contra la ciudad.

“No tomamos esta amenaza a la ligera. Nos la tomamos muy en serio, pero estamos preparados para ello”, dijo James McJunkin, director adjunto a cargo de la oficina del FBI en Washington.

La amenaza coincidió con el arresto de un ciudadano albanés residente en la Gran Manzana acusado de proveer “apoyo material” a un grupo terrorista islámico de Pakistán, donde planeaba viajar el día de su arresto para unirse a sus filas.

Agron Hasbajrami, de 27 años, fue arrestado por agentes del FBI en el aeropuerto internacional John F. Kennedy cuando se disponía a tomar un avión con destino a Turquía.

Según los términos de la acusación, el detenido envió más de US$ 1.000 a Pakistán para respaldar al grupo extremista, del que no se ha revelado su nombre, y fue acusado de dar apoyo material a terroristas, un delito castigado con una pena máxima de 15 años de cárcel en caso de ser encontrado culpable.

Hasbajrami tenía planeado viajar a una zona tribal de Pakistán para unirse a un grupo “yihaidista” y para lograrlo intercambió correos electrónicos con un contacto que le advirtió que esa organización estaba involucrada en “operaciones militares violentas” y que habían “matado a tropas estadounidenses”.

Según la Fiscalía de Nueva York, el detenido respondió a su contacto que quería viajar al extranjero para “casarse con las mujeres del paraíso”, usando la retórica “yihaidista” para expresar su deseo de morir como un mártir.

Comentarios