Cargando...
Quiso resistirse a un supuesto desalojo y amenazó al funcionario judicial y abogado que solo querían labrar un acta

Nacional > SANTA ROSA

Un funcionario judicial fue a comunicar una prórroga de desalojo, sacaron un arma y dispararon dos veces

El agresor comenzó a hacer "ademanes" con un arma automática y luego disparó con intención de darle a los pies y lanzó otro tiro al aire

Tiempo de lectura: -'

01 de octubre de 2021 a las 05:01

"Todavía estoy muy asustado", dijo Milton, de 62 años, apenas atendió el teléfono. Es funcionario judicial y el pasado 23 de setiembre tuvo un arma apuntándole por casi media hora mientras cumplía funciones encomendadas por el juez en Luis Alberto de Herrera y Canelones, Santa Rosa, en el departamento de Canelones.

Como le ha pasado otras tantas veces, el juez le encomendó la tarea de intervenir en un caso por una ocupación de una vivienda (en la jerga judicial se llama alguacil ad-hoc). El funcionario se reunió en el juzgado de Santa Rosa con el abogado del demandante que está pidiendo el desalojo y se dirigieron a la casa del agresor para comunicarle que estaban dispuestos a darle una prórroga para desocupar el lugar.

El eventual desalojado era un viejo conocido, vecino de la localidad, al que recordaba como una persona "normal y tranquila" que lo encontró visiblemente nervioso. El abogado tenía el dato de que ya había sacado de la casa la mayoría de las pertenencias y que solo le quedaban unas pocas, razón por la que estaba dispuesto a ofrecerle la prórroga.

Minutos después sacó un arma automática que Milton dice no recordar de dónde la extrajo. "Nos atendió en un estado de nervios brutal como yo nunca lo había visto. Cuando le dijimos a lo que íbamos y lo que íbamos a hacer empezó a decir que de ahí no lo sacaba nadie, que esa casa la había hecho él", contó el funcionario a El Observador.

El objetivo de Milton era labrar un acta para documentar la prórroga, que la firmaran el hombre y el abogado, y retirarse. Al verlo tan nervioso, intentaron calmarlo y hablarle, pero "empezó a decir que iba a matar a todos", relató.  

Minutos después de haber comenzado con una cadena de amenazas, empezó a hacer "ademanes con el arma" que había sacado momentos antes. "Tenía miedo de que se le escapara un tiro", recordó el funcionario. "En un momento yo le comenté: 'quedate tranquilo, quedate tranquilo, calmate y hablemos pacíficamente'. Me dijo que no y me pegó un tiro que iba a los pies", agregó. La bala se desvió.

Según su relato, inmediatamente le dijo al abogado que lo acompañaba que debían dirigirse a la seccional a hacer la denuncia. Cuando se dio vuelta para retirarse escuchó otro tiro. "Pensé que había matado al abogado", afirmó pero al mirar se dio cuenta de que el agresor había disparado al aire. "Si hacés la denuncia te mato", le dijo.

Ambos se dirigieron a la seccional 13. A pedido de la fiscal Alicia Schiappacasse, el juzgado letrado de 4° turno de Canelones, imputó al agresor como presunto autor de un delito de desacato especialmente agravado, un delito de violencia privada especialmente agravado, un delito de porte y tenencia de armas en lugares públicos y un delito de disparo de arma de fuego todos en concurso formal.

Se lo condenó por delito de desacato espacialmente agravado, violencia privada especialmente agravado, porte y tenencia de armas en lugares públicos y un delito de disparo de arma de fuego. Según pudo constatar la Fiscalía, el hombre tiene problemas psiquiátricos y producto de ello perdió su fuente de trabajo. A la hora de la declaración lo notaron compungido y arrepentido. A partir de ello -y debido a que era un delincuente primario- la jueza lo condenó a 10 meses de libertad aprueba y a ser sometido a tratamiento. 

También cuenta con una orden de restricción y no podrá acercarse a sus víctimas a un radio menor de 500 metros. 

La Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay realizó la denuncia del hecho en la Suprema Corte de Justicia y reivindicó la necesidad de reforzar las medidas de seguridad para proteger a los funcionarios judiciales. 

"En vistas de una realidad económica y social cada vez más polarizada, exhortamos a todos los compañeros y compañeras que deban realizar diligencias de alguacilato, a tomar los máximos recaudos para salvaguardar su seguridad, solicitando el auxilio de la policía toda vez que lo considere necesario", expresó el gremio en un comunicado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...