Nacional > ELECCIONES 2019

El lugar de la inmigración en la campaña: ¿qué dicen y qué proponen los candidatos?

La nueva ola migratoria que recibió un trato superficial en la mayoría de los programas de los candidatos

Tiempo de lectura: -'

30 de septiembre de 2019 a las 05:00

Xenófobos. Así catalogó Ernesto Talvi en abril de este año comentarios del candidato de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, sobre la inmigración y el asunto, ausente de toda discusión de campaña, se metió por la ventana. Una nueva ola migratoria –impulsada principalmente por migrantes venezolanos, cubanos y dominicanos– se hace sentir en Uruguay desde hace unos pocos años en diferentes ámbitos. Los discursos políticos, en pleno año electoral, no había tratado el tema en profundidad, que solo apareció y reapareció como un debate derivado del empleo que mezcla nacionalismo y sus críticos. 

De un lado, surgieron las voces más críticas con el fenómeno migratorio. El excomandante en jefe del Ejército y el candidato del Partido de la Gente, Edgardo Novick, marcaron al inmigrante como una amenaza frente a los puestos laborales de los uruguayos.

Durante un acto en San Ramón, antes de las internas, Manini Ríos dijo que no era contrario a que hubiera “inmigrantes” pero que se estaba cometiendo una “injusticia”.

“No somos contrarios a que haya inmigrantes, pero aquí hay algo que es una injusticia. Le estamos dando beneficios a los inmigrantes que muchas veces no tienen los uruguayos. O porque están en negro o por alguna otra razón. Hay que darle prioridad al trabajador uruguayo. No se puede permitir que haya desocupados uruguayos para darle mano de obra a los de afuera”, respondió ante la pregunta de un vecino.

En agosto, el candidato del Partido de la Gente se expresó en el mismo sentido que Manini Ríos. Edgardo Novick afirmó que, ante la llegada a Uruguay de "venezolanos, cubanos y dominicanos", tiene que "defender el trabajo de los uruguayos". Cuando hizo estas declaraciones –en un acto partidario en Las Piedras, Canelones– el empresario sostuvo que no tiene "nada contra la inmigración", según consignó Subrayado. 

Novick advirtió que los inmigrantes que llegan al país "están rajando de sus gobiernos izquierdistas que los dejaron con hambre y sin trabajo", pero precisó que para él "primero están los uruguayos" y prometió que "como gobernante" priorizará las fuentes de trabajo de los locales sobre las de los inmigrantes. “La gente en los barrios está sin trabajo y no tienen para llevarle la leche y pan a sus hijos”, argumentó.

En la vereda se enfrente se colocaron aquellos que vieron a la migración como un aporte y que, en algunos casos, salieron al cruce de las declaraciones del militar y del empresario. El caso más mediático fue el de Talvi que, luego de los dichos de Manini, centró parte de su oratoria en un acto para hablar del tema.

Durante un evento en Pocitos en abril, el líder de Ciudadanos dijo que los comentarios eran “xenófobos” y “completamente alejados de nuestras tradiciones”. “No existe tal cosa como un banco de suplentes venezolano en el mercado de trabajo. Tienen que tener los mismos derechos que tienen los uruguayos”, agregó.

Pero más allá de sus declaraciones públicas, ¿qué proponen los candidatos en este asunto? ¿Qué dicen sus programas de gobierno? 

Daniel Martínez

En el programa del Frente Amplio se promete “regular las condiciones de trabajo de las personas inmigrantes, respetando sus derechos laborales”. Además, en términos educativos, se afirma que se “hará especial énfasis” en proteger la trayectoria de los estudiantes inmigrantes, entre otros colectivos.

Las bases programáticas proponen la “modificación y/o derogación” del artículo 37 de la Constitución que lo consideran “netamente discriminatorio”.

El artículo indica que "la inmigración deberá ser reglamentada por la ley, pero en ningún caso el inmigrante adolecerá de defectos físicos, mentales o morales que puedan perjudicar a la sociedad". Es decir, el país hasta ahora puede negarle la entrada a inmigrantes por defectos físicos o enfermedades mentales. La coalición de izquierda buscará que eso deje de suceder en el próximo período. 

Luis Lacalle Pou

Aunque el candidato del Partido Nacional no ha hecho declaraciones públicas sobre este tema, en su programa de gobierno tiene tres acciones concretas relacionadas a la temática.

En primer lugar, propone realizar campañas de comunicación que presenten a la inmigración como un “hecho positivo” desde lo “cultural (más diversidad)”, lo “económico (más consumo)” y lo “previsional (más aportes al sistema de seguridad social)”.

El segundo punto propone “ejercer controles sobre los procesos de inmigración y de inserción laboral, para evitar desequilibrios y un justo trato para todas las partes”. Según dicen, el peor resultado es que la inmigración genere “supuestos justificativos” para encontrar “enemigos de nuestro desarrollo”.

Por último, prometen ser “inflexibles” con quienes lucran con las necesidades de esta población que encontró en Uruguay su nueva casa. 

Ernesto Talvi

En el programa colorado no existen propuestas concretas en este sentido. De todas formas, en lo discursivo, se incentiva a recibir con alegría la inmigración y aprovecharla como “una oportunidad”. En el texto aseguran que las autoridades deben permanecer “alerta” por las situaciones de xenofobia que el flujo migratorio puede generar.

 

“En un contexto de una población envejecida con una tasa de natalidad muy baja se debe aplaudir la llegada de inmigrantes jóvenes, con ánimo de trabajar y salir adelante, aportando a la sociedad en el proceso. Debemos atender la situación de los migrantes de manera interdisciplinaria; desde la regulación de las pensiones hasta la reválida de títulos universitarios, pasando por el trato, asistencia y programas ofrecidos a refugiados”, señala el documento. 

Guido Manini Ríos

El programa de Cabildo Abierto, en sintonía con las declaraciones de su líder, remarca la premisa de “igualdad de trato con los nacionales” que establece la Ley de Migración (18.250). En consonancia con los dichos de Manini, eso significa que los inmigrantes no tendrán “beneficios” sobre los orientales.

A su vez, promete “tomar todas las medidas” para proteger a estos colectivos de la “trata de personas”, el “trabajo abusivo”, el “maltrato en cualquiera de sus formas”, la “explotación sexual” o “cualquier forma de menoscabo de la dignidad humana”.

En el texto también se promete “ser firmes” a la hora de cancelar la residencia e incluso expulsar del país cuando “sea aplicable lo establecido en los artículos 47 al 51 de la ley 18.250”. En esos artículos, entre otras causales de expulsión, se encuentra “haber ingresado al país por punto no habilitado o eludiendo el control migratorio” y “haber sido objeto de desembarco condicional a raíz de dudas de la condición legal o documentaria”.

Edgardo Novick

En el programa del Partido de la Gente no se refleja el discurso de su candidato. No existe ningún apartado especial para tratar el tema. En el único segmento que se hace mención a los inmigrantes es en lo relativo a los asentamientos. “Generaremos incentivos para que las personas que viven en asentamientos urbanos o los inmigrantes que llegan al Uruguay se asienten en zonas rurales con oportunidades laborales y de capacitación”, promete la novel agrupación política.

El Partido Independiente, por su parte, tampoco trata el tema en profundidad en su programa de gobierno. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...