Cargando...
Felipe Etcheverry, sólido como apertura
Felipe Etcheverry,
Eric Dos Santos
Olimpia
Rodrigo Silva
El maul fue clave
Poco público en el Charrúa
El juego aéreo fue parejo
El juego aéreo fue parejo

Rugby > SUPERLIGA AMERICANA

El Peñarol-Olimpia del rugby fue aurinegro: gana con cualquier herramienta

Apostando al scrum y sin tanto lujo como otras noches, se sacó de encima a un rival duro y tras un primer tiempo parejo se terminó floreando con una goleada 42-14

Tiempo de lectura: -'

04 de mayo de 2022 a las 23:17

El preliminar del Peñarol-Olimpia de fútbol fue el de rugby, por la Superliga Americana. Y fue una clara victoria aurinegra por 42-14, en un partido que en el primer tiempo no estuvo ni de cerca acorde al holgado score final: al descanso se fueron 13-11, en el medio de un clima caliente dentro de la cancha.

Tal como suelen ser los del fútbol, el duelo entre paraguayos y uruguayos fue luchado, hablado, entreveradísimo. Los Lions le plantearon a Peñarol el juego que se ha vuelto una constante para todos los rivales del aurinegro: intentar cortarle su dinámica en ataque, su velocidad de pelota. Olimpia, que comenzó arriba gracias a un try al minuto tras un buen juego al ciego de un ruck (con una gruesa falla de cobertura ya que ahí debía estar el wing), buscó enlentecer cada pelota de los rucks auriengros, tomarse un segundo extra para salir luego del tackle, pero también salir a presionar bien arriba y generar errores en el manejo y la toma de decisiones de aurinegro.

 

Y tuvo resultado, porque no fue una noche fina de Peñarol, que no tuvo el volumen de juego por afuera que otros ecuentros. Sigue teniendo a un Etcheverry que crece como 10 y se anima a romper líneas y jugar físico, y que tiene una repentización que lo convierte en gran solución para ese puesto. Tiene también la intención de jugar, y la capacidad física para generar quiebres. Pero al menos en ese primer tiempo, el plan no terminaba de fluir y los errores de manejo se acumulaban. En parte entendible por la cantidad de piezas que se volvieron a mover: se cambió a un pilar, el hooker, un segunda línea, el octavo, el medioscrum, el pateador. Lógico, porque es necesario que todos tengan minutos para llegar frescos a la definición, pero fundamentalmente porque es un torneo de desarrollo: lo que se necesita es tener jugadores con roce de competencia para cuando lleguen los partidos de Los Teros, en especial el Mundial 2023.

Pero lo bueno que tiene este Peñarol es que ha desarrollado un abanico de opciones de juego tan amplia como su plantel. Por eso, a diferencia del equipo 2021 que defendía y pateaba penales, cuando necesita ganar corriendo, pasando y quebrando líneas o tirando offloads, lo hace; cuando la receta es apostar al line y maul también consigue resultados; cuando la respuesta es el scrum, también. Generalmente, a lo largo de 80 minutos se necesitan todas esas opciones, más un buen juego por zonas de campo, un buen uso del pie. Y todo eso lo tiene el equipo dirigido por el argentino Pablo Bouza.

Así, con un line y maul que marchó, consiguió el try de Pujadas para pasar 7-5. Pero enseguida Olimpia se encargó de demostrar que, como en la primera ronda -la única derrota aurinegra en el torneo- seguiría planteando una lucha por momentos insoportable en cada rincón de la cancha, y eso le permitió seguir intercambiando penales con los aurinegros hasta irse al descanso 13-11.

En ese lapso del partido se prendieron algunas luces de alerta: la defensa y la disciplina, que hasta la fecha pasada venía siendo perfecta, pasó zozobras en ese primer tiempo. No porque el juego de Olimpia generara grandes desequilibrios, sino porque el tackle de Peñarol no fue tan consistente, la defensa le faltó orden en la disputa (en el primer tiempo extrañó a Ardao, que entró en el complemento) y además se regalaron algunos penales innecesarios que mantuvieron al rival en partido. Lo otro fue el line, que otra vez, como ante Cafeteros, no fue sólido (perdió 3 de 5 lines en ese primer tiempo).

estadísticas, via SLAR

Pero en el segundo tiempo Peñarol apeló a ese abanico de opciones. Primero en la lectura del partido, que le pedía no buscar siempre el vértigo, aplacarse y sobre todo aprovechar a unos forwards que daban muchas señales de empezar a quebrar a su rival. Es lógico: el trabajo físico del Centro Charrúa es de los mejores de la región, y está varios escalones encima de una franquicia como Olimpia que se armó muy bien, tiene muchos argentinos peleando por mostrarse (ayer en el Charrúa estaba el australiano Michael Cheika, nuevo DT de Los Pumas), pero no tiene un desarrollo de base como el que ofrece el programa de alto rendimiento uruguayo.

El scrum empezó a mostrarse muy superior. El joven medioscrum Tafernaberry (apenas 19 años y dueño de un futuro enorme) no supo leerlo y la sacó antes de tiempo en un par de oportunidades, pero apenas el equipo decidió aprovechar esa ventaja, se acabó el partido. Los espacios empezaron a  aparecer, y Arcos Pérez ganó la ventaja por afuera (con un scrum que iba hacia adelante) y jugó con Amaya para el 18-11. Un scrum try puso el 25-11, luego llegaron las tarjetas, y aparecieron más espacios por afuera, y otros dos tries surgidos desdeel scrum y definidos por afuera. Dibu Silva (siempre sólido) apoyó dos tries -uno corriendo en diagonal tras ver el espacio; el otro tras un kick cruzado de Roger cuando Olimpia defendía con dos backs menos-. Allí Peñarol se terminó de florear, recuperó confianza en el juego con las manos, solucionó sin grandes problemas un par de ataques de Olimpia (el segundo tiempo fue 29-3 tras el 13-11 del primero) y Lucas BIanchi (otros de los jóvenes que está levantando la mano) llegó al try del 42-14 final

Se viene lo más duro: Jaguares el martes 10, Selknam el domingo 15, luego semifinales y si se gana, la final. Habrá que recuperar la solidez en el line (10 de 14 ganadas), la defensa y la disciplina (ocho penales), que hasta la fecha 6 eran casi perfectos. Pero seguramente eran los partidos para cometer esos errores, para probar diferentes opciones, para darle minutos a todos los jóvenes, para construir pensando en el futuro más allá de la Slar. Peñarol ha pasado algún sacudón más que en la primera rueda, pero está sólido y sabe lo que quiere. Y este miércoles le dio al club la alegría que el fútbol no logró en Asunción.

Más líder que nunca

La tabla

Cn la victoria ante Olimpia y al derrota del escolta Jaguares de Argentina ante Selknam de Chile 23-10, Peñarol amplió la  ventaja en la tabla de la Slar. Ahora suma 34 puntos, a 6 de Selknam y a ocho de Jaguares. En las últimas dos fechas enfrente a ambos, pero sabe que ganando uno de los dos asegura vrtualmente el primer lugar para playoffs, lo que le daróia un cruce ante el cuarto. Ese último lugar también está peleadísimo: a primera hopra Cafeteros Pro de Colombia venció 29-18 a Cobras de Brasil y llegó a 16 puntos, con lo que pasó a Olimpia, que se quedó en 14. Las últimas dos fechas
Martes 10/5
15:30 Selknam-Cafeteros
18:00 Olimpia-Cobras
20:30 Peñarol-Jaguares
Domingo 15/5
15:30 Cafeteros-Olimpia
18:00 Cobras-Jaguares
20:30 Peñarol-Selknam

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...