Cargando...
Estación de servicio automatizada en Isidoro Noblía en Cerro Largo.

Economía y Empresas > Mercado de combustibles

El plan de Ancap para más estaciones de autodespacho que espera por la Ursea

El ente aguarda por la nueva reglamentación del mercado de combustibles para avanzar en la instalación de puestos automatizados de carga en el interior profundo. Además proyecta la puesta en marcha de una electrolinera

Tiempo de lectura: -'

13 de septiembre de 2022 a las 05:02

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, dijo este lunes que la empresa tiene identificados entre 10 y 15 lugares en el interior profundo donde podrían instalarse estaciones de servicio automáticas, similares a las que ya existen en pequeñas localidades como Termas del Arapey en Salto o Isidoro Noblía en Cerro Largo.

Para poder ejecutar ese plan se está esperando a que la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) avance en la nueva reglamentación del mercado de combustibles.

Tradicionalmente el proceso para la apertura de nuevas estaciones de servicio en el país dependía de Ancap, que fijaba las reglas para la instalación, operación, traslado y cierre. Tras la aprobación de la ley de Urgente Consideración (LUC) la regulación del mercado secundario pasó a ser responsabilidad de la Ursea.

En ese contexto a finales de 2020 el Poder Ejecutivo le encomendó la revisión y elaboración de un nuevo reglamento comercial para la distribución secundaria que involucra a fleteros, estaciones de servicio y distribuidoras.

Tras el vencimiento en junio de una primera prórroga, ahora el Ministerio de Industria y Energía concedió —a pedido de la Ursea— una nueva postergación sin plazo.

De todas maneras, el ministro de Industria, Omar Paganini afirmó semanas atrás en el Parlamento que se le estaba solicitando al regulador la necesidad de avanzar en la regulación de algunos puntos mínimos de la cadena de suministros para evitar, por ejemplo, que haya pedidos para abrir estaciones de servicios que estén demorados por no tener las nuevas reglas.

En mayo El Observador publicó un borrador de proyecto que establecía varias modificaciones para promover la competencia en el mercado de combustibles. Entre los cambios mencionados, se establecía eliminar las restricciones de distancia entre estaciones de servicio, que hoy impide la instalación de nuevos puestos de venta, por ejemplo.

Sobre las estaciones modulares, Stipanicic explicó que se trata de instalaciones que demandan una muy baja inversión inicial, tienen un costo operativo “muy bajo”, y son ideales para lugares con bajo volumen de consumo. En particular se apunta a la zona sur de Rivera, Tacuarembó, el este de Salto y Paysandú.

El titular de Ancap explicó que se trata de zonas que han cambiado de manera significativa en los últimos años con la expansión de la industria forestal, y que hoy están “desprotegidas” del suministro de combustibles.

“Son zonas que necesitan un abastecimiento regular, de calidad y seguro. Primero hay que ver la regulación de la Ursea y si nosotros somos adjudicatarios a través de Ducsa de esos lugares. Ancap está con la voluntad  de invertir en el interior profundo y estar en esos lugares donde otros no quieren estar”, apuntó durante la inauguración  del stand de la empresa en la Expo Prado 2022.

En la práctica estas pequeñas estaciones constan de un contenedor equipado con un tanque de nafta Súper y otro de gasoil que tienen surtidores diseñados para el autodespacho. El cliente solo tiene que tocar un botón para iniciar la operación en una pantalla táctil, poner la tarjeta para pagar y luego cargar.

Si se necesita ayuda para la operación se cuenta con tele asistencia desde Montevideo. Las estaciones tienen un sensor de movimiento que alerta al call center de Ducsa sobre la presencia de un cliente y desde ese momento una persona puede monitorear lo que pasa en la estación.

La estación modular permite, además, que de manera simultánea las instalaciones sirvan tanto para el suministro de vehículos pequeños (autos y motos), como para satisfacer necesidades de consumos temporales de empresas.

La primera estación modular que funciona desde 2019 se importó de Turquía y tuvo un costo de unos US$ 120 mil. Ese monto es sensiblemente inferior a la inversión que demandaría instalar una estación de servicio tradicional.

La primera electrolinera

Por otro lado, el titular de Ancap anunció la firma de un acuerdo con el Ministerio de Defensa para la instalación de un nuevo paso de frontera en terrenos de la empresa en el departamento de Paysandú.
Stipanicic dijo a El Observador que como parte de ese acuerdo está previsto la instalación el año próximo de una electrolinera que contará con cargadores rápidos para vehículos eléctricos o híbridos en ese punto próximo al límite con Argentina. El ente evaluará replicar esta iniciativa a futuro en otros puntos fronterizos como, por ejemplo, Fray Bentos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...