Cargando...
Predio cerrado sobre el que la IMM tomará posesión para la instalación de un ecocentro

Nacional > ECOCENTRO

El terreno arrinconado para obras que enfrenta a la IMM con vecinos y el Club Bella Vista

Los ecocentros son una de las apuestas de la IMM para comenzar a fortalecer la valorización de residuos en la capital

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2021 a las 05:00

Un estrecho predio situado a los pies del Estadio José Nasazzi, con la tierra removida por los primeros cateos, podas en las comisuras y un cerco deteriorado, tiene entreverados en un conflicto de intereses a vecinos, instituciones locales y a la Intendencia de Montevideo (IMM). Ese rincón algo desprolijo en pleno barrio Prado, entre Lucas Obes y León Ribeiro, va a pasar a albergar a partir de 2022 un ecocentro.

Desde la comuna entienden como impostergable la necesidad de descomprimir a un casi asfixiado vertedero Felipe Cardoso, que engorda de a dos mil toneladas de desechos por día, potenciando en este sentido los niveles de clasificación de residuos. En cambio algunos locales, entre ellos el Club Atlético Bella Vista, temen que se les instale un basural en la puerta.

La idea comenzó a tomar forma con la aprobación del Fondo Capital. Ese fideicomiso de US$ 94 millones impulsado por la administración de Daniel Martínez, además de propiciar un túnel de Avenida Italia, allanó el camino para algunas intervenciones ambientales. Una de ellas consiste en la construcción de infraestructuras cerradas a las que los vecinos del entorno puedan concurrir a dejar residuos recuperables y artículos en desuso, desde una computadora rota hasta un acumulado de plásticos.

El Fondo Capital iba a financiar por unos US$ 2 millones a tres de estos hubs en los municipios E, C, y CH, respectivamente. El primero quedó sin efecto tras un ida y vuelta con los vecinos, y la cancelación de parte de una recién arribada gestión de Carolina Cosse. Los otros dos van en vías a concretarse. Al mismo tiempo, la IMM está por cerrar un préstamo millonario con el BID, del que destinará US$ 5,3 millones para que los restantes seis municipios alberguen un ecocentro cada uno

El del Prado comenzó a gestarse ya en 2016, con una concesión al club deportivo vencida en los papeles pero no en los hechos. En 2017 el Municipio C apuntaba en una resolución la urgencia por brindar el sitio a la IMM para un "Proyecto de Residuos Voluminosos de la División Limpieza", en busca de ampliar la operativa del cantón municipal León Ribeiro, que está apostado del otro lado de la calle.

El tercer nivel de gobierno planteó en 2017 que tras dar cuenta a Bella Vista sobre el hecho, no recibió observaciones. A fines de ese año la IMM repasó en una resolución que el predio no estaba "afectado a ningún uso", y que tampoco era "parte de las canchas", sino que se limitaba a un "espacio remanente". El 8 de enero del 2018 la administración de Martínez determinó por lo tanto "la devolución por parte del Club Atlético Bella Vista" de ese terreno. 

Sin embargo, los primeros acercamientos en pos del inicio de obras tomaron por sorpresa a la institución, según aseguró el dirigente Andrés Varela a El Observador. El padrón en cuestión consiste hoy en una cancha a los pies del estadio Nasazzi, y una especie de anexo detrás del arco que da hacia León Ribeiro, sobre el que se va a montar el ecocentro. "Sin notificarnos, nos sacaron una parte del terreno", declaró Varela. 

Predio anexo a la cancha auxiliar al estadio Nasazzi, sobre el que se instalará el ecocentro de la IMM

El dirigente relató que el club se disponía incluso a conformar tres canchas de césped sintético en ese predio —entre el campo de juego y el predio pelado sobre la esquina—, por lo que se proponía insistir en renovar la concesión que data desde el siglo pasado. Antes de los primeros cateos, el pequeño terreno anexo hacía las veces de espacio para calentamiento y entrenamiento para los más chicos. Hoy los arcos están desmontados, y la tierra removida.

"Nos van a poner un basurero al lado de la cancha, la misma en la que participan más de 150 niños que compiten en AUFI (Asociación Uruguaya de Fútbol Infantil). Es poco entendible que en Lucas Obes vayan a hacer un basurero, y a nosotros que somos un actor social, que hemos bancado a los gurises de la calle, a las ollas en momentos de pandemia", reclamó el dirigente de Bella Vista.

Los desencuentros derivaron en reuniones semanas atrás con el director de Desarrollo Ambiental de la comuna, Guillermo Moncecchi, e incluso en un Zoom con la intendenta Carolina Cosse. La postura fue intransigente, y la obra ya está adjudicada. Desde la IMM se limitaron a comentar a El Observador que el proyecto se alinea con "la visión estratégica respecto al tema de valorización"

No obstante, la comuna está negociando con el club una contrapartida, con el posible compromiso de reconvertir el actual campo en dos canchas de césped sintético. "Bella Vista no quería esto, fue lo menos malo", remató el dirigente Varela. Las instalaciones estarían disponibles tanto para la institución como para la secretaría de deportes de la IMM. 

El Prado

El Prado fue declarado Monumento Histórico Nacional junto a decenas de otros sitios emblemáticos de la capital en 1975, en pleno Año de la Orientalidad, fecha que el gobierno de Juan María Bordaberry aprovechó para "fortalecer la idea del proyecto nacional". Y bajo esa condición, cualquier intervención en el parque requiere, en primer lugar, de una autorización de la Comisión de Patrimonio. 

El diálogo entre la institución y la IMM aún está en pañales, aunque el organismo exigió a la comuna que el ecocentro —a instalarse en las inmediaciones de un Monumento Histórico— "tenga un objetivo pedagógico claro", según contó a El Observador su presidente, Willy Rey. La Comisión aún no se ha pronunciado, aunque sí está en conversaciones con la administración departamental. 

Desde la IMM sostienen que se realizaron "intercambios con todos los actores involucrados", y que se "continuará escuchando a la gente en el proceso de trabajo". "El ecocentro es visto como una proyecto integral donde se incluirán mejoras de parquizado, áreas verdes que otorguen mejoras al barrio", declaró la administración de Cosse.

El alcalde del Municipio C, Jorge Cabrera, expuso a El Observador que una tarea a llevar a cabo desde el tercer nivel de gobierno será la de dar la tranquilidad a los vecinos de que el ecocentro "no es un basural". A modo de ejemplo, contó que ningún despojo permanecerá más de 48 horas en las instalaciones. El centro va a tener custodia y cámaras, garantizó el jerarca. 

En la antesala a las obras, algunos vecinos se movilizaron y hasta impulsaron una juntada de firmas meses atrás por la plataforma Change.org. Incluso la Oficina del Área Patrimonial del Prado, que depende de la IMM y vela por la conservación del lugar, planteó algunas discrepancias con la iniciativa, según supo El Observador.

Uno de los aspectos cuestionados consiste en la incidencia que el ecocentro pueda tener en un ya ajetreado tráfico que circula por Lucas Obes, y que tiene enfrente al incesante movimiento de estudiantes del liceo Bauzá. 

A los ecocentros se va a poder ingresar en auto para depositar residuos de forma diferenciada

“El gran tema que está atrás es la necesidad de parar distintas actividades dentro del área del parque”, indicó a El Observador la arquitecta Elena Mazzini, quien integró la exComisión Especial Permanente de la zona, hoy devenida en la Oficina del Área Patrimonial del Prado. Mazzini, quien a su vez es docente de la Facultad de Arquitectura, observó que el entorno de las 100 hectáreas del parque del Prado es sede para numerosas concesiones: canchas, galpones, instituciones, servicios municipales, entre otros. Casi como una saturación.

“Se fueron sacando sectores del parque con cada concesión”, repasó la arquitecta, quien se quejó de que las fracciones que sí están parquizadas acaban “con una persona al lado de la otra” debido a la carencia de los espacios. “No solo no estamos incorporando nuevos parques a la ciudad, sino que a los que ya tenemos los vamos segregando a pedazos”, apuntó la arquitecta, que como vecina del barrio fue una de las impulsoras de la juntada de firmas para oponerse a la iniciativa de la comuna. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...