Polideportivo > HOCKEY SOBRE CÉSPED

El Tribunal de Penas le dio el título de hockey a Náutico pero Carrasco Polo apela el fallo

Polo ganó el Uruguayo 2019 el 1° de diciembre pero Náutico protestó los puntos por la inhabilitación de una jugadora; el Tribunal de Penas le dio la razón 

Tiempo de lectura: -'

02 de junio de 2020 a las 05:04

Ciento setenta y nueve días después de haberse disputado la segunda y definitiva final del Campeonato Uruguayo 2019 de hockey sobre césped femenino, el Tribunal de Penas de la Federación Uruguaya de Hockey sobre Césped (FUHC) dictó el fallo despojando a Carrasco Polo del título y consagrando como campeón a Náutico. Sin embargo, Polo presentará este martes su apelación ante el Tribunal de Apelaciones para lograr revertir esta situación. 

En la cancha, el 30 de noviembre de visitante y el 1° de diciembre de local, Carrasco Polo abrochó con autoridad su tetracampeonato ganándole a Náutico por 3 a 0 y 1 a 0.  

Sin embargo, el 11 de diciembre, Náutico protestó los puntos de la primera final alegando que una de las jugadoras que alistó Polo estaba inhabilitada. El 24 de enero, el Tribunal de Penas emitió un fallo dándole la razón a Náutico. Pero Polo lo recurrió y tras un largo trámite el proceso llegó a su fin. La redacción de la sentencia se emitió el jueves de la semana pasada.  

Los hechos

"Ha quedado probado que en las planillas de juego de los partidos de los días 19 de octubre (una tarjeta verde en el partido de Reserva con Biguá y otra tarjeta verde en el partido de Primera con Old Ivy), 3 de noviembre, y 30 de noviembre (partido de Reserva), la jugadora Federica Domingo figura con tarjeta verde", expresó el fallo del Tribunal de Penas al que tuvo acceso Referí.

Carrasco Polo argumentó su defensa diciendo que una de esas tarjetas, la del 19 de octubre contra Old Ivy no fue para Domingo sino que en realidad le fue mostrada a Sofía Domínguez. Ambas jugadoras declararon eso ante el Tribunal.

Los jueces de ese partido fueron Natalia Lodeiro y Valentín Da Rosa. "Lodeiro, quien aclara que ella es juez de cancha y no de mesa, recuerda haber sacado la tarjeta a la jugadora Sofía Dominguez", dice el expediente ratificando lo expresado por las jugadoras.

En la etapa de ampliación de la prueba, en marzo, el Tribunal de Penas consultó al entrenador de Old Ivy, Ignacio Dotta, y a las jugadoras Pilar Fernández, Carolina Vega, Camila Pandolfi, Emilia Vitola y María Eugenia Gortari si recordaban a quién le había mostrado la tarjeta verde. Ninguno de los consultados lo recordaba. 

Como jueza de mesa se desempeñó en ese partido Jennifer Serrón quien anotó en la planilla el nombre de Domingo y no el de Domínguez. Cuando el Tribunal de Penas tomó el caso le solicitó al jefe de árbitros Federico Betarte que consultara a la jueza de mesa a qué jugadora le habían mostrado tarjeta verde. Serrón le confirmó vía e-mail a Betarte que Domingo era la jugadora amonestada. 

"La jueza primero me confirma telefónicamente que la información registrada en la planilla es correcta, y posteriormente me envía el correo electrónico ratificando dicha respuesta”, declaró Betarte ante el Tribunal.

Sin embargo, en febrero Polo presentó una nota acompañada por una declaración de Serrón en la cual admitía el error de identidad de las jugadoras del caballito. Cuando el Tribunal la volvió a interrogar la jueza de mesa "se mantuvo" en su declaración que "hubo un error al momento de anotar la tarjeta en la planilla y que ninguna de las partes constató ese error".

También se le solicitó a la jueza "aclaración de la declaración" constatando "que fue Carrasco Polo Club quien le solicitó la nota" a lo que manifestó que "dada la importancia de la situación para ellos era de total entender que quisieran corroborar los datos del club con los míos para realizar la gestión necesaria ante la FUHC".

Según Carrasco Polo quedó "plenamente probado que la planilla de partido de referencia no refleja la realidad". El club también expresó que según las notas presentadas por Serrón, la transcripción “Polo 28” significa que la jugadora con la camiseta número 28 recibió una tarjeta, y tal como surge de la planilla, la jugadora que vistió dicho número fue Sofía Domínguez y no Federica Domingo que jugó con el número 7.

El 4 de mayo de 2020, el Tribunal solicitó a Serrón a que en un plazo de 24 horas presentara el cuaderno correspondiente al año 2019 ante la Secretaría Administrativa de la FUHC. El plazo fue ampliado 24 horas porque la jueza dijo que reside en el interior. El 6 de mayo se recibió un mail de Serrón "a través del cual envía foto de la libreta, y manifiesta que la misma no la llevará a la Secretaría de la FUHC ni tampoco la enviará dado que es de índole personal y no está dispuesta a exponerla", según se recogió en el fallo.

Uno de los miembros del Tribunal dijo a Referí que las contradicciones en las declaraciones de Serrón fueron uno de los argumentos para emitir el dictamen final. 

El vencimiento del plazo para atacar la irregularidad

El otro gran argumento que tuvo el dictamen le terminó dando la razón a la protesta de Náutico que se basó en el artículo 2 del Reglamento del Hockey Uruguayo que en el capítulo octavo establece que las afiliadas "tendrán un plazo de siete días corridos a partir de día siguiente a la disputa del partido para presentar cualquier denuncia o queja sobre el mismo".

Según el expediente, "en cada partido se libran tres copias de la planilla documental: una para cada uno de los clubes que disputan el partido y otra para la FUHC. Dicha planilla es firmada por los entrenadores, capitanes y jefes de equipos de los cuadros participantes, así como por la jueza de mesa, quienes la firman de conformidad. Simultáneamente a los jueces de mesa se les otorga un usuario para cargar la planilla online y dicha carga es revisada por la Secretaría de la Federación antes de que la planilla quede visible para las demás partes del torneo".

Ninguno de estos actores constató el error. Tampoco cuando la planilla fue cargada al sistema, algo que se llevó a cabo el 24 de octubre, cinco días después del partido entre Carrasco Polo y Old Ivy.  

Polo argumentó en este caso que a causa de que hayan transcurrido esos cinco días "no se puede achacar responsabilidad alguna al club" y además que "los árbitros deben cargar online la planilla y que el plazo para ello vence el día lunes siguiente al partido, y que de acuerdo a lo que surge de este expediente, la tarjeta verde quedó cargada a los cinco días, lo que evidencia que el procedimiento no es tal, o que siendo ese no se cumple". 

En los considerandos del fallo, el Tribunal rebate esto expresando: "El mismo día del partido cada club quedó con una copia de la planilla en su poder y que esto permite a cada institución llevar un control claro de las planillas, sin perjuicio de la utilización del software por parte de la FUHC".

Y también expresó que "dentro de los siete días siguientes al partido (como reza el reglamento) no se planteó el error ni ningún reclamo de dicha tarjeta por parte de Carrasco Polo a la FUHC sino hasta después de entablada la denuncia de autos por el Club Náutico".

El Tribunal reconoce que hubo un error de identidad entre las jugadoras: "Surge probado de varias declaraciones que se padeció error en la anotación de la Jueza de Mesa así como en todas las firmas que prestan su conformidad en la planilla, pero lamentablemente la oportunidad procesal con la que contaba Carrasco Polo precluyó a juicio de este Tribunal".

"Este Tribunal entiende que la información contenida en la planilla del partido del 19 de octubre de 2019 ha quedado firme, y por lo tanto, la jugadora Domingo jugó inhabilitada el partido del 30 de noviembre del año 2019 en primera división. El plazo para denunciar la irregularidad alegada es tardía y fuera de plazo. En efecto, la anotación de la tarjeta verde disputada contra club Ivy quedó firme días después de ser subida al sistema y ser visible para todas las instituciones. Ya había precluido toda posibilidad de posterior reclamo. El cumplimiento de los plazos procesales son esenciales para brindar certeza jurídica a los actos realizados. Vencido el plazo de impugnación establecido reglamentariamente, quedó firme la tarjeta verde registrada", expresó.

Por esa razón falló diciendo: "El Tribunal de Penas de la Federación Uruguaya de Hockey sobre Césped, resuelve: Acoger la denuncia presentada por Club Náutico, resolver la pérdida de puntos del Carrasco Polo Club en la serie final, y la adjudicación del título de campeón al Club Náutico de Carrasco y Punta Gorda, y vicecampeón al Carrasco Polo Club".

¿Por qué por un partido se pierde el título?

Por la aplicación del capítulo 5 numeral 3 del Reglamento del Tribunal de Penas que establece que la pérdida de puntos del partido en una serie de playoff acarrea la pérdida de puntos de los dos encuentros. 

Entra la apelación

Carrasco Polo presenta este martes la apelación para atacar el fallo y buscará mantener su título ante el Tribunal de Apelaciones de la FUHC. 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...