Cargando...
La pandemia impactó en la formación práctica de los estudiantes de Medicina

Nacional > Universidad de la República

Estudiantes de Medicina cursarán prácticas clínicas en el receso por atrasos que causó la pandemia

El decano de Medicina, Miguel Martínez, aseguró que hasta el día de hoy la parte clínica es "un gran problema". Estimó que quinto año está atrasado a tal nivel que no sabe si se cumplirá con el programa.

Tiempo de lectura: -'

13 de septiembre de 2021 a las 05:00

Por Micaela Vallarino

Estaba nerviosa y ansiosa a la vez. Por primera vez sujetaba un bebe de cinco meses para hacerle un examen físico. Había maniobras que no las tenía del todo claras. Lucía estaba dando el examen de pediatría en una policlínica de ASSE y nunca antes había examinado a un bebe. Sabía el procedimiento porque había visto videos al respecto, pero cuando lo intentó en el examen lo hizo mal. Miró a la profesora y le pidió ayuda: “Sé el procedimiento pero no tengo claro cómo hacerlo”, se sinceró.

A partir del cuarto año los estudiantes de la Facultad de Medicina (Fmed) comienzan las prácticas clínicas en los hospitales educativos, públicos y en las policlínicas de ASSE. Debido a la pandemia, la generación que arrancaba cuarto en 2020 tuvo suspendida la asistencia clínica: los estudiantes no pisaron un hospital ni una policlínica entre marzo y setiembre del año pasado.

El decano de Medicina, Miguel Martínez, dijo que la pandemia implicó suspender la parte clínica y hasta el día de hoy esto sigue siendo un “gran problema”. Según explicó a El Observador  todo lo teórico se pudo trasladar al Zoom, pero el desafío fue la parte práctica.

“Hay un sector clínico que está lo suficientemente atrasado como para saber que aún trabajando todo este año que tenemos e incluso llegando a febrero del 2022 sin ningún tipo de interrupción va a ser complicado para cumplir con el programa”, admitió. Se trata de las generaciones que cursan quinto y sexto año.

Martínez afirmó que su idea es lograr que los estudiantes puedan aprender en seis meses lo que deberían haber hecho en nueve, sin bajar la calidad y la exigencia. “Estamos siguiendo bien de cerca a los estudiantes para poder decir de forma precisa cuándo es que el curso se ve finalizado”, dijo.

El decano aseguró que es un compromiso hacer las cosas de tal manera que los contenidos, información y formación no se vean afectados y dijo: “Hay que minimizar los riesgos porque en definitiva estamos formando a los médicos que nos van a atender a todos en un futuro”.

La vuelta a hospitales y policlínicas

La integrante de la comisión de carrera de Doctor en Medicina de Udelar María Noel Álvarez explicó que cuando se retomaron las clases que durante 2020 habían sido únicamente virtuales, "se priorizó el contacto con los pacientes ya que había un fundamento teórico". 

Al volver a las prácticas, los estudiantes cursaron siete semanas clínicas de pediatría y otras siete de ginecología, informó. Ambas materias prácticas de cuarto año son semestrales y se suman a medicina en el primer nivel de atención, que es anual.

"Es como si hubieran hecho en módulos separados lo teórico de lo práctico que normalmente están vinculados entre sí al mismo tiempo", añadió Álvarez. Fue así que en setiembre arrancaron los prácticos de pediatría, pero el regreso fue lento. En vez de tener las cuatro horas de lunes a viernes que correspondían, tuvieron clase una sola vez por semana. Lucía explicó que “esto dependía de cada policlínica. A nosotros nos plantearon dos opciones: ir dos días dos horas o un día cuatro horas. Mi grupo decidió lo segundo”.

La facultad decidió también que todas las materias prácticas de cuarto tendrían examen obligatorio. El examen de pediatría en el que Lucía debía examinar al bebe estaba fijado para febrero pasado pero lo terminó dando en marzo debido a los brotes de casos activos en el país.

El decano explicó que las medidas para volver a las prácticas en hospitales “se tomaron con muchísimo cuidado”. Aseguró que el 80% de las prácticas que realizan en hospitales son en los no universitarios de ASSE –Maciel, Pereira Rossell, Pasteur y hospitales del interior–. “Cada ingreso tuvimos que acordarlo con ASSE para dar las máximas garantías a los pacientes, a las propias autoridades de ASSE y a los estudiantes”, dijo.

Martínez afirmó que fue muy buena la labor de coordinación que se logró puesto que en los hechos no hubo ningún brote de covid-19 causado por actividades universitarias llevadas a hospitales.

Sin vacaciones

El decano sostuvo que para recuperar las clases prácticas pérdidas piensan usar el tiempo de descanso y vacaciones de los alumnos. También aseguró que siguen de cerca a los estudiantes para “poder decir de forma precisa cuándo es que el curso se ha finalizado” y agregó: “La idea es que la facultad mantenga los estándares de calidad para que no bajen, lo que va a implicar cortar sus vacaciones”.

La docente grado 4 Laura Llambí tiene a su cargo uno de las materias de quinto año que es de las más prácticas de la carrera, y opinó que no es posible sacrificar la calidad de lo que se aprende porque se van a recibir nada más ni nada menos que de médicos. “La decisión fue que estos estudiantes retomaran la parte práctica en verano de 2022 con tal de no perder horas de enseñanza clínica”, señaló.

“Clínica Médica es una disciplina que se aprende desde los pies de la cama del paciente”, dijo la docente para explicar que los futuros médicos tienen que hacer un interrogatorio a pacientes hospitalarios, hacer el examen físico, plantear el diagnóstico y a partir de eso establecer qué exámenes complementarios, análisis o estudios solicitarían, para así encaminar un tratamiento.

Llambí contó que durante 2020 para avanzar en los conocimientos hicieron grabaciones de los teóricos que subían a la plataforma online de la facultad, foros y seminarios vía Zoom. Discutían a través de la pantalla casos reales pero los alumnos no tenían cómo interrogarlos y examinarlos. También hicieron entrevistas simuladas donde el docente tenía un guión sobre determinados síntomas. El seminario implicaba que los estudiantes interrogaban al docente que hacía de paciente.

Más allá de que este año ya tenían experiencia de pandemia, la incertidumbre se mantuvo. La docente señaló que entre la duda de terminar con una generación y arrancar con la otra fue que se retrasó el inicio de clases. Las clases teóricas online comenzaron en junio (debería haber sido en marzo) y las prácticas el 19 de julio.

Lucía, —que ahora está cursando 5to— dijo que el método que emplearon en su clase es que el grupo se divide en dos y mientras la mitad hace una semana de clase práctica (de 8 a 12 horas, de lunes a viernes), yendo a policlínicas y hospitales, la otra tiene clase teórica de forma online y se intercambian. Con este sistema cusan la mitad de las 80 horas mensuales prácticas que deberían tener de acuerdo con el programa de Medicina.

La postura del gremio de la Facultad de Medicina

Matías Robalez, delegado gremial de la agrupación 1958, una de las tres que conforman AEM, el gremio de Medicina, expresó que la pandemia tuvo un gran impacto en la calidad académica. De todas formas, desde el gremio comprendieron la suspensión de las prácticas clínicas puesto que “se estaba ante una emergencia sanitaria donde llegaron a morir 1.500 uruguayos por día y así era complicado llegar a la práctica en hospitales y policlínicas”, dijo.

Aseguró que desde el gremio trabajaron en conjunto con el Consejo Directivo Central para encontrarle una solución a las prácticas clínicas. “Si bien la facultad no se puede entrometer en asuntos de ASSE y el Ministerio de Salud Pública, si puede llegar a ciertos acuerdos”, expresó. Robalez explicó que la postura que mantuvo la facultad fue cuidar la salud de los estudiantes y no generar aglomeraciones, por lo que la virtualidad se convirtió en una herramienta que ayudó en ese momento. Sin embargo, dijo que “no es lo mismo la enseñanza a nivel virtual que en la práctica: medicina a nivel clínico es lo más importante”.

Robalez dijo que “va a afectar haber perdido clases prácticas”, pero aseguró que Medicina "es una de las facultades a nivel de Latinoamérica que genera más recursos especializados, contamos con herramientas para fortalecernos y formarnos día a día”, dijo.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...