Fútbol Internacional > ESPAÑA

Explotó Darío Silva: trató de “ladrón” a Boselli, le pegó a Tabárez y a "los alcahuetes de Tenfield"

“Manejaron mi dinero, hicieron lo que quisieron y me terminaron robando”, dijo el exfutbolista

Tiempo de lectura: -'

16 de mayo de 2019 a las 10:50

El exfutbolista uruguayo Darío Silva, quien vistió las camisetas de Peñarol y de los clubes españoles Sevilla, Málaga y Espanyol, y también la de la selección uruguaya, es noticia en España en un informe en el que cuenta su nueva vida. El olimareño accedió a una nota en el programa El Chiringuito en el que sirve a los comensales en un restaurante de Málaga. Luego, en el programa Tirando paredes de 1010AM contó que en realidad no trabaja allí, sino que fue a visitar a un amigo. 

“Manejaron mi dinero, hicieron lo que quisieron y me terminaron robando”, contó el exdelantero de 46 años, que comenzó su carrera en Defensor Sporting y que también jugó en Cagliari de Italia, al explicar los motivos que lo llevaron a su actual momento.

El olimareño amplió sus denuncias acusando al contratista Pablo Boselli de “reverendo ladrón”, reveló que el Grupo Casal le debe US$ 1 millón, que los presidentes de los clubes “son alcahuetes de Tenfield” y que la selección no juega a nada.

Boselli “reverendo ladrón”

En declaraciones al programa Tirando paredes de 1010AM, Darío Silva arrancó disparando contra el contratista Pablo Boselli diciendo que lo estafó en un emprendimiento.

“Hay gente con nombre y apellido, como Pablo Boselli que es un reverendo ladrón y el abogado Bruno Fantín que están metidos en una corrupción que nos han robado a muchos jugadores de fútbol en Cumbres de Carrasco. Nos estafaron. Lo digo con nombre y apellido y lo está diciendo Darío Silva”, expresó el olimareño.

Darío agregó: “A estos dos personajes que surgen y venden jugadores a Europa y parecen Bill Gates no se los puede tocar. Yo estoy dispuesto a desenmascarar a estos personajes porque están con él y no se dan cuenta de las personas que son. Estuvieron detenidos por ciertas circunstancias. Aún no hemos podido meterlos donde deben estar, en el Comcar. El abogado Bruno Santín me robó las acciones y se las vendió al señor Boselli que tiene el 51% ahora”.

 

“Grupo Casal me debe US$ 1 millón”

Cuando se le consultó si al inicio de su actividad como representante tuvo contactos con el Grupo Casal para que lo ayudaran a allanar caminos, Darío respondió: “No, qué me van a allanar si me quedaron debiendo un palo verde, qué me van a ayudar…. Me quedaron debiendo un millón de dólares cuando llevaron a Fabián O’Neill (a Cagliari), que nunca me lo devolvieron. Se quedaron siempre con el 20% del pase (monto que le corresponde al jugador por cada transferencia) que nunca me lo devolvieron. Pero eso quedó en el pasado, ya no me interesa esa clase de personas, prefiero andar con gente hecha y derecha”.

“Presidentes alcahuetes”

En la nota, Darío Silva disparó contra los presidentes de los clubes del fútbol uruguayo, a los que trató de “alcahuetes” del empresario Francisco Casal y Tenfield.

“Me había gustado la propuesta de los jugadores pero ahora está medio estancado y hay algo que no deja avanzar. Vemos que la empresa esa fue a Ecuador y les da millones de dólares por los partidos (de la liga local) y en Uruguay dan una miseria. ¿De qué estamos hablando? ¿Quién le dio de comer?  El fútbol uruguayo. ¿Y por qué nosotros tenemos que ser menos? Es como cuando tenemos el mejor producto que es la carne y a los uruguayos nos cuesta carísima la carne. Debería ser al revés. Esto es igual, le dimos de comer y él le da de comer a otros. Esa es la parte que no me cabe de este tipo de gente, de estos personajes”.

El olimareño, exjugador de Peñarol y la selección uruguaya, agregó: “Menos mal que los jugadores están con los derechos de imagen. Si lo trasladás a los años anteriores habría otra diferencia, otro dinero. Los que tienen que ganar son los clubes, ¿pero, qué pasa? Él (Casal) manda en todos los clubes, lamentablemente este manda en todos los clubes, entonces no hay manera porque los presidentes son alcahuetes de él. Todo es así, todo está manejado por una sola persona. El fútbol uruguayo está estancado porque no reciben un dinero extra. Hay equipos que no pueden pagar un sueldo a los jugadores. Un sueldo de miseria. Pero siguen existiendo los presidentes que siguen siendo alcahuetes de Tenfield”

Contra el Maestro Tabárez

Darío fue consultado por la selección uruguaya y dijo que Tabárez se tenía que ir, que valora su proceso, pero que el equipo hoy no está dando resultado.

“El proceso ha sido fantástico. Antes no le podíamos ganar a nadie, hoy en día te levantás y decís, hoy le ganamos a Brasil. Y le ganamos a Brasil. No es que le dé para atrás al Maestro Tabárez, me parece fantástico lo que hizo a nivel de estructura pero ya es hora que ganemos la Copa del Mundo. Yo creo que el fútbol que hace el Maestro no es para los jugadores que tenemos hoy en día. Tenemos la mejor delantera y no podemos hacer goles, entonces debería dar un paso al costado. Me saco el sombrero con el Maestro pero luego de la Copa América (Argentina 2011) no hemos ganado nada y sigue. Eso es lo que me extraña, ¿por qué siguen con la misma tesitura de seguir con el mismo técnico si no gana nada? Futbolísticamente no jugamos a nada”.

Darío agregó que está muy bien económicamente y que trabaja en una empresa representando jugadores junto con el capitán de Real Madrid y la selección española, Sergio Ramos.

También dijo que decidió poner fin a su carrera de futbolista luego de que su padre le comunicara que estaba en sus últimos días: “Me dijo, en la cara: ‘No sé si voy a aguantar más de dos o tres meses vivo’”.

En el Peñarol del Quinquenio: Darío Silva marcado por Tabaré Silva y más atrás aparece Enrique Saravia

Eso motivó a que se volviera a Uruguay cuando aún tenía edad para seguir jugando.

El 23 de setiembre de 2006 su vida tuvo un duro revés al sufrir un accidente de tránsito en la rambla de Montevideo, en el que resultó lesionado y por el que se le amputó de la parte inferior a la rodilla de una de sus piernas.

"Cometí un error, me pasó esto, y ya está. Me dolió lo que sucedió. Menos mal que no pasó más de lo previsto, me sucedió a mí y se terminó", dijo Darío en el bar de Málaga, en el informe en el que se lo ve sirviendo a los comensales con su sonrisa de siempre.

El recordado festejo de Darío silva y el Chino Recoba en la selección

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...