Nacional > REUNIÓN EN BRASILIA

Flexibilización del Mercosur es una "oportunidad" para que Uruguay se acerque a China

Especialistas consideran que el encuentro entre Macri y Bolsonaro trajo “muy buenas” noticias para Uruguay

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2019 a las 05:04

Si bien ocurrió a más de 2.700 kilómetros de Montevideo, la reunión entre Jair Bolsonaro y Mauricio Macri en el Palacio de Planalto fue seguida de cerca por la Cancillería uruguaya, ya que era la primera vez que el nuevo presidente brasileño debía pronunciarse acerca de la situación del Mercosur. Y los resultados –a juzgar por la declaración emitida– son evaluados por los especialistas como una “oportunidad” para Uruguay ya que los presidentes se mostraron de acuerdo en “modernizar” y “flexibilizar” el bloque sudamericano, lo que va en sintonía con lo que pide el gobierno del presidente Tabaré Vázquez.

En conferencia de prensa, Bolsonaro dijo que el Mercosur necesita volver a su "tradición original de apertura comercial y reducción de barreras" y que estaban de acuerdo en “concluir rápido las negociaciones" para "recuperar el tiempo perdido". Macri -que ejerce la presidencia pro témpore del bloque- agregó que estuvieron de acuerdo en "la necesidad de modernizar el Mercosur" y avanzar hacia un "espacio de integración que se adapte a los desafíos del siglo XXI". 

El director del Departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi, dijo a El Observador que la flexibilización del bloque es una “muy buena noticia” a la que la Cancillería debería “reaccionar” con una actitud “proactiva” para poder avanzar unilateralmente en las negociaciones principalmente con China.

“Uruguay debería decir ‘me voy con China solo’ y explicar por qué Argentina y Brasil no están en condiciones de avanzar actualmente”, señaló. En una línea similar opinó el politólogo y director de Factum, Oscar Bottinelli, quien dijo que es un buen momento para “acercarse” al país oriental aunque “todo” dependerá de la voluntad de Brasil.

Bartesaghi señaló que los presidentes hablaron de “flexibilización” en lugar de “reformulación”, lo cual muestra que no hay intenciones de descartar la unión aduanera y el mercado común. En el gobierno uruguayo existe “cautela” respecto a la nueva política de Itamaraty ya que hay dos opciones posibles: que Brasil se “corte solo”, o que permita que los estados negocien con mayor libertad y a diferentes ritmos pero dentro del bloque.

El presidente Tabaré Vázquez había pedido a fines de octubre “esperar” a que Bolsonaro asumiera para ver qué actitud iba a tener hacia el Mercosur. “Es oportuno y precautorio esperar a que los acontecimientos hablen por sí mismos. No me atrevo a hacer futurismo con ese tema", dijo. “La flexibilización puede no servirle a Uruguay si Brasil se libera de los compromisos. Lo que se abre es un período de expectativa”, agregó Bottinelli.

Para Bartesaghi, una señal importante es que Bolsonaro no haya anunciado su intención de “bajarse” de las negociaciones con la Unión Europea y haya reclamado que se agilicen para que se firme el acuerdo de libre comercio.

El director de Factum también dijo que la reunión es importante porque demuestra que el Mercosur tiene dos socios principales que son Argentina y Brasil. “Ellos marcan las reglas y los demás siguen, lo cual no era el funcionamiento habitual del Mercosur. Es un cambio significativo porque marca dos categorías de miembros y un eje para tomar decisiones entre Buenos Aires y Brasilia”.

Según Bottinelli, el encuentro también “marca” que los dos socios mayoritarios están en “igualdad” sino que ratifica que “Argentina reconoce primacía de Brasil”.

Los presidentes que han intentado flexibilizar el Mercosur

El pedido de “flexibilizar” y “agilizar” el Mercosur no es nuevo y ha sido repetido en varias ocasiones por los distintos presidentes de los países integrantes del bloque.

En el año 2001 Jorge Batlle anunció sus intenciones de avanzar en acuerdos con Estados Unidos y en 2004 su gobierno firmó un TLC con México sin la intervención del bloque, pese a que estaba vigente la resolución 32/00, que algunos interpretan como prohibitiva para negociar acuerdos por fuera de la organización. El gobierno de José Mujica, así como el primero de Tabaré Vázquez también lo intentaron, aunque fue esta última administración la que pidió “formalmente” avanzar en este camino.

La rigidez del Mercosur también ha sido rechazada por los mandatarios brasileños. Lula se “comprometió” en varias ocasiones a “flexibilizar” la posición de los socios grandes tras los reclamos de los países más pequeños. En la misma línea se mostró Michel Temer, quien en 2016 suscribió una declaración con Mauricio Macri, en la que acordaron “flexibilizar” el Mercosur para potenciar el comercio bilateral. Paraguay también ha hecho planteos en esta línea, principalmente durante las administraciones de Fernando Lugo y Horacio Cartes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...