Nacional > OBRAS

IMM proyecta gastar más dinero en movilidad y saneamiento

La intendencia presentó el presupuesto a la Junta Departamental

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2017 a las 05:00

Como ya lo había anunciado, el intendente Daniel Martínez, en 2018 la Intendencia de Montevideo (IMM) prevé usar su crecimiento económico en la inversión de nuevas obras y así lo dispuso en el proyecto presupuestal que este viernes presentó en la Junta Departamental.

El director de Recursos Financieros de la intendencia, Juan Voelker, dijo a El Observador que el nuevo presupuesto contiene "una mejora de las capacidades de la intendencia" que serán destinadas al refuerzo presupuestal de "áreas prioritarias", sin descuidar "los equilibrios presupuestales comprometidos".

"A diferencia de otros años, es un presupuesto que está reforzando las capacidades de la intendencia aprovechando la coyuntura de mayor dinamismo económico que tenemos en Uruguay y en particular en Montevideo", expresó.

La IMM cerró el 2016 con un balance positivo de $ 1.112 millones después de cuatro años de déficit. En el marco de ese crecimiento económico, Voelker explicó que se prevé una mejora de los ingresos de la comuna que, "junto con un mantenimiento de lo que son las remuneraciones en términos reales de la intendencia", generarán un "espacio adicional" que será destinado a las "áreas prioritarias en términos de inversión y algunos gastos de servicios".

Estas áreas prioritarias que recibirán un incremento presupuestal son movilidad, saneamiento y espacios públicos. En el caso de movilidad, dijo que la prioridad estará sobre todo en temas de vialidad, transporte público y tránsito. Asimismo, agregó que se mantendrá "el presupuesto importante" que ya está asignado para el área de limpieza.

"En este marco tenemos un incremento importante de la inversión. Es en esas áreas donde se está asignando la mayor porción de este espacio adicional", subrayó.

Pero además de una mayor inversión en obras, el presupuesto de la intendencia comprende el refuerzo del gasto en servicios que también son considerados prioritarios como, por ejemplo, vigilancia y mantenimiento de espacios públicos y de la red de saneamiento. Asimismo, se prevén recursos para temas de carácter social e igualdad de género.

Proyectos de inversión

Este incremento en las inversiones y el gasto que prevé la comuna, también trae como novedad la profundización de una herramienta de gestión que apunta a mejorar la transparencia y el seguimiento de los proyectos que desarrolla la intendencia.

En ese sentido, el presupuesto no asignará recursos generales por departamento sino por proyectos concretos.

Según explicó Voelker, el presupuesto incluye un total de 80 proyectos que fueron elaborados por los propios departamentos de la comuna.

Uno de ellos fue el que la IMM aprobó la semana pasada para ampliar los 35 kilómetros de la red de bicisendas y ciclovías actual, según dijo a El Observador el director de Movilidad de la comuna, Pablo Inthamoussu.

"Toda la inversión en movilidad, transporte, mejora de infraestructura vial y tránsito están reflejados en proyectos concretos que tienen objetivos y metas tangibles que facilitan y trabajando desde la intendencia", agregó.

Consultado sobre cómo cree que la Junta Departamental tomará el proyecto, Voelker dijo que la Junta "va a estar en línea" con el presupuesto propuesto porque coincide con la planificación estratégica que se presentó al comienzo de la administración.

"Todas las áreas que nosotros estamos reforzando y priorizando constituyen los elementos centrales de lo que es esa planificación estratégica que tiene un aval por parte de la Junta Departamental", indicó. Sin embargo, la IMM aún debe resolver la polémica en torno a si el uso de superávit en obras es o no inconstitucional.

Si bien Martínez fue respaldado unánimemente por las demás intendencias que admitieron hacer lo mismo, el caso está ahora en manos del Tribunal de Cuentas (TCR) que definirá si autorizar o no a las comunas a utilizar sus recursos de ese modo.

En tanto, Martínez optó por cambiar su estrategia para evitar que el organismo coloque trabas en su presupuesto y desde entonces asegura que lo generado en 2016 no se trata de un superávit sino de un "resultado positivo en un año".

Comentarios