Cargando...
El fútbol volvió a padecer un acto de violencia

Fútbol > VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Incidentes en el partido de Cuarta división entre Cerro y Peñarol terminó con una denuncia penal de los árbitros

Peñarol derrotó este viernes 2-0 a Cerro en Cuarta en el Complejo Da Cunha; al finalizar el partido, los futbolistas albicelestes iniciaron incidentes, y su presidenta y su pareja, amenazaron de muerte al árbitro; Audaf hará una denuncia penal

Tiempo de lectura: -'

20 de agosto de 2021 a las 18:08

Este viernes se produjeron serios incidentes luego que terminara el partido que Peñarol le ganó a Cerro de visitante en el Complejo Da Cunha por la Cuarta división del fútbol uruguayo, que derivó entre otras cosas, en amenazas de muerte a los árbitros quienes harán la denuncia penal contra la presidenta de juveniles de Cerro y su pareja, según informaron distintas fuentes a Referí.

Además, el gremio arbitral de la Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol (Audaf), en sesión urgente, emitió un comunicado que envió al Consejo Juvenil en el que le informan que a Cerro no le arbitrarán más por este año en el Complejo Da Cunha, y que a partir de ahora, debe poner seis guardias en todos los encuentros de las distintas divisionales cada vez que jueguen.

El árbitro que dirigió el cotejo fue Hernán Heras y sus asistentes, Leonardo Peña y Franco Mieres.

“Hubo enfrentamiento entre jugadores de Cerro que comenzaron a agredir a los de Peñarol, con ingreso de gente y de categorías de Cerro que estaban afuera. Luego que se apaciguó todo, nos empezaron a increpar a nosotros, bastante exaltados. Nos dijeron que nos iban a matar, que no íbamos a salir de la cancha. Después entró otra gente de Cerro y lo hizo para separar”, explicó el árbitro Heras a Referí.

Los incidentes comenzaron con jugadores de Cerro que agredieron a los de Peñarol

“Estuvimos siete minutos para entrar al vestuario porque había gente que no nos dejaba entrar, entre ellos, la pareja de esta señora, hasta que una persona de Cerro intercedió para que no sucediera nada más”, explicó el juez del encuentro refiriéndose a la presidenta de las juveniles de Cerro y a su pareja. 

Y agregó: “Nos quedamos cerca de dos horas en la cancha para poder salir de ahí escoltados por la policía. Esta señora pidió para hablar con nosotros. Accedimos y nos explicó que no era un tema de hoy, sino que según ella, hace cinco partidos que padecen errores arbitrales. Nos fuimos caminando hasta los autos con nuestra custodia, el jefe de la Policía y cuatro motos”.

Los hechos

Todo sucedió cuando terminó el encuentro y algunos futbolistas de Cerro tomaron del brazo a un rival aurinegro y lo agredieron por detrás.

Esto hizo que ingresara la seguridad de Peñarol para cubrir a los futbolistas, pero eran solamente dos personas.

Cabe recordar que a partir de esta fecha, la Secretaría Nacional del Deporte (SND) habilitó la presencia de 50 padres de cada uno de los equipos para que vayan a la cancha.

Sin embargo, Peñarol aún no habilitó esta posibilidad, por un tema de tener bien hechos los controles, según explicó el coordinador de juveniles, Juan Susena a Referí.

Cerro, a diferencia de los mirasoles y amparados en la resolución de la SND, sí llevó a las 50 personas permitidas.

Juan Susena, presidente de las formativas de Peñarol

“Entró mucha gente de afuera, jugadores de Cerro y de otras categorías que estaban ahí, y también parciales para intentar agredir. Fue una situación muy compleja, porque estaban descontrolados”, afirmó el dirigente aurinegro.

Peñarol concurrió con directivos, funcionarios y dentro de ellos, los dos que oficiaban de seguridad, pero no público.

“En un momento voló un termo”, comentó Susena.

A raíz de este incidente, Peñarol pidió que se suspendieran los partidos del sábado de Quinta y sub 16 -que se iban a jugar allí- y el del domingo de la sub 14 y sub 15, estos, en Las Acacias, algo que finalmente fue aceptado.

Según comentó otro de los presentes a Referí, los dos técnicos, Marcelo Broli de Peñarol, y el "Tata" Rodríguez de Cerro, fueron los que más intentaron separar, a la vez que también lo hicieron directivos de ambos clubes.

“Peñarol no podía entrar al vestuario y los jueces tampoco. Con la colaboración de un delegado de Cerro, pudieron entrar. Nadie se bañó y se fueron para el ómnibus enseguida”, agregó Susena.

Y añadió: “Fueron unos cuantos minutos de una violencia desmedida para un partido de fútbol. Esperemos que se juegue en paz de aquí en adelante. Estamos en formativas y no deberían pasar esas cosas”.

Referí intentó sin éxito hablar con dirigentes de Cerro para conocer su versión de los hechos. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...