Economía y Empresas > COMPETENCIA

Itaú deja de operar con Paganza, la aplicación lanza criticas y experto avala decisión del BCU

Desde el próximo miércoles clientes del banco no podrán utilizar la plataforma de pagos

Tiempo de lectura: -'

25 de octubre de 2018 a las 05:02

El diferendo entre los involucrados fue laudado por el Banco Central (BCU), pero la aplicación continúa lanzando críticas contra la resolución del organismo, el banco se defiende y experto tributario avala la definición adoptada.

Una resolución del Banco Central (BCU) del 10 de octubre  desestimó una denuncia efectuada por Paganza contra el banco Itaú por abuso de posición dominante y prácticas anticompetitivas que enfrentaba a los dos involucrados desde diciembre de 2016.

La queja de la plataforma se sustentaba  en que el banco pretendía cobrarle por concepto de contraprestación una comisión de 0,85% del volumen de las operaciones procesadas. Eso acción, según Paganza se convertía en abuso de posición dominante con la finalizada de excluirla del mercado.

El 10 de octubre, el BCU laudó el diferendo a favor de la institución bancaria  al no encontrar que hubiese violaciones a la ley de Promoción y Defensa de la Competencia, según informó El País. Para existir posición dominante se debe definir cuál es el mercado relevante en cuestión. Según el BCU, el mercado relevante "es el de servicios de pago no presencial comprendido por los servicios automáticos realizados sobre cuentas bancarias, los servicios de pagos a través de páginas web de distintas entidades bancarias y los servicios de pagos a través de aplicaciones móviles", y en él Itaú no tiene posición dominante.

Con la definición del organismo regulador, Itaú comunicó que el miércoles 31 de este mes dejará de operar con Paganza. El banco brasileño explicó que hace dos años "se iniciaron conversaciones con la empresa mencionada con el fin de adecuar el acuerdo económico entre las partes". Como "el diálogo no prosperó" y Paganza denunció a Itaú en lo que el banco consideró que eran "acusaciones infundadas" y luego del fallo del BCU, es que resolvió dejar de trabajar con ella.

Pero las críticas de de la plataforma no se hicieron esperar. Un comunicado firmado por los fundadores de la plataforma señaló que la intención de Itaú al prohibir su uso fue favorecer la utilización de su aplicación “copiada de la versión original de Paganza”.

Añadió que “no alcanza con copiar pantallas, hay que hacer que la app sea segura, ofrecer la misma calidad de servicio, atención a clientes y seguir innovando”.  El texto complementó que “al no lograr adopción por méritos propios, intentó imponer un costo transaccional equivalente a  tres veces los ingresos del negocio, bajo la amenaza de cortar el servicio en caso de no aceptarlo”.

A su vez, sostuvo que “lamentablemente, y a pesar de que hay diferentes opiniones dentro del BCU, la resolución habilita a Itaú a usar el control del peaje para favorecerse a sí mismo, en perjuicio de sus competidores y vulnerando los derechos de los consumidores que son los dueños que Itaú custodia”.

Los expertos 

Sin embargo, la visión de Paganza no es compartida por el integrante del departamento de defensa del estudio Posadas, Posadas & Vecino, Alfonso Vilaboa. “No hubo violación a las normas de competencia, la clave de eso termina siendo la de definir correctamente al mercado como el de servicio de pagos no presenciales", dijo a El Observador.

La pregunta es, en definitiva, si la resolución adoptada no termina perjudicando a los usuarios. La posición de Vilaboa fue clara. “Es difícil que un consumidor de ese tipo opte por pagar físicamente, eso no va a ser un sustuto, va a migrar hacia otra aplicación parecida”, señaló. “Los usuarios de Paganza que lo hacían a través de Itaú tienen una alternativa en la propia aplicación del banco; los que se podrían sentir perjudicados lo que tienen que hacer es cambiar la aplicación”, agregó.

 Vilaboa sostuvo que las empresas toman las decisiones que le generan mayor eficiencia y le reportan un beneficio económico. “El proceso de competencia es justamente eso, uno de rivales compitiendo por obtener mayor rédito y eso redunda en un beneficio para los consumidores; los rivales están para competir no para colaborar”, finalizó.

Por su parte, el asesor legal del Itaú y socio del estudio Guyer & Regules, Juan Manuel Mercant, consideró que la resolución del BCU estuvo “ajustada a derecho” y que quedó “correctamente definido”  que el banco brasileño no cuenta con una posición dominante en ese mercado de pagos para considerar que ejerce una de ese tipo sobre Paganza. 
El experto en temas de competencia expresó que el usuario cuenta con distintas opciones para pagar sus facturas, incluso a través de la propia Paganza.

Mercant recordó que la ley de Promoción y Defensa de la Competencia debe velar porque el mercado funcione libremente y se asignen correctamente los recursos, pero no tiene como objetivo perseguir el bienestar individual de un colectivo en particular. El especialista acotó que este fallo no puede considerarse un “freno” para que surjan nuevas Fintech en el mercado financiero a futuro.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...