Cargando...
La planta había ingresado a concurso de acreedores en 2018.

Economía y Empresas > Proceso judicial

Jugos del Uruguay compró planta de Pili y la traslada a Fray Bentos

La búsqueda de un inversor privado para reflotar la planta durante cuatro años no prosperó y el BROU aceptó oferta para vender la planta que estaba prendada a su favor 

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2022 a las 13:30

La planta quesera de la industria láctea Pili en Paysandú —en concurso de acreedores desde 2018— fue adquirida por Jugos del Uruguay, consignó La Diaria. Según informó a El Observador el síndico de Pili, Fernando Cabrera —de la Liga de Defensa Comercial—, Jugos del Uruguay hizo una oferta por esos activos, fue aceptada por el BROU —principal acreedor—, no hubo reparos, por lo que el juez terminó aceptando esta operación. 

Según supo El Observador, la planta Jugos del Uruguay tenía desde hace tiempo intenciones de ampliar su planta de empaque en Fray Bentos. A su vez, la multinacional Marfrig —que opera su planta de corned beef en Fray Bentos su predio— tenía la necesidad de incorporar las calderas que utilizaba la planta de Pili para mejorar su proceso industrial desde el punto de vista ambiental. Por ese motivo, la planta quesera de Pili en Paysandú será desmontada para trasladarla al predio de Jugos del Uruguay en Fray Bentos. Jugos del Uruguay utiliza la marca BIG C en la plaza local 

La venta de la maquinaria de la planta se concretó el pasado 31 de agosto y desde esa fecha los extrabajadores de Pili quedaron sin la cobertura del seguro de paro, un mecanismo que se había extendido por cuatro años. El dirigente sindical de Pili, Marcelo Petrib, informó a La Diaria que todavía se les adeuda el 70% de los créditos laborales a unas 200 personas, a razón de unos US$ 10 mil por trabajador. Si bien sindicato tenía la expectativa que con la venta de la planta se saldará la deuda, ello no ocurrió porque ese activo estaba prendado por el BROU.  Ahora se espera que el remate de la marca Pili, previsto para el próximo 27 de setiembre, sí pueda utilizarse para ese fin. 

La búsqueda que no prosperó 

Cuando ingresó al concurso de acreedores en agosto de 2018, Pili tenía un pasivo que rondaba los US$ 60 millones. Su principal acreedor era el Banco República con el cual tenía una deuda por unos US$ 40 millones. El banco estatal había accedido a financiar una nueva planta industrial de última generación para la producción de quesos. Sin embargo, la salida de la mercado venezolano para Pili y una baja recepción de leche para su capacidad instalada hizo inviable la operativa industrial. La planta tenía una capacidad para unos 400 mil litros diarios y procesaba unos 100 mil litros al momento de su cierre. 

Tanto la administración anterior del Frente Amplio como la actual del presidente Lacalle Pou buscaron en diversas instancias que un privado se hiciera cargo del emprendimiento industrial. Hubo sondeos, muestras de interés, pero ninguna propuesta concreta sobre la mesa que permitiera reflotar la operativa de Pili. El principal obstáculo —al igual que enfrentan otras industrias de pequeño y mediano porte— es la falta de leche o cuencas para atender la demanda de esos complejos industriales. El año pasado, Uruguay el principal productor de leche del país, la multinacional Olam, decidió cerrar sus tambos, por lo que se perdieron unos 300 mil litros diarios de leche. 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...