Cargando...

Mundo > Irrupción de chavistas

La crisis venezolana va de mal en peor

Hubo cinco heridos, generó la más enérgica condena del Mercosur hasta ahora

Tiempo de lectura: -'

06 de julio de 2017 a las 05:00

Por una razón o por otra, la situación en Venezuela sigue agravándose cada día y, de momento, no solo no aparecen indicios que demuestren lo contrario, sino lo que es peor, tampoco parece surgir a corto plazo la solución que permita salir al país del atolladero social, político y económico en que se encuentra sumido desde hace ya bastante tiempo.

Por si faltara algún botón para la muestra, este miércoles se produjo una violenta intervención de partidarios del gobierno de Nicolás Maduro en el recinto de la Asamblea Nacional.

Eso mereció la más dura condena emitida hasta el momento por el Mercosur, que acusó al Ejecutivo venezolano de realizar un "avasallamiento" sobre "otro poder del Estado".

Vestidos de rojo y armados con palos, varillas, así como con por lo menos tres armas de fuego, unas treinta personas –identificados con los "colectivos" paramilitares funcionales al régimen chavista–
arremetieron contra el portón de acceso al Parlamento e ingresaron por la fuerza al recinto.

En ese momento, se realizaba una sesión protocolar para celebrar el Día de la Independencia.
En primera instancia, los responsables del ataque –que algunos legisladores calificaron como "un asalto"–, algunos de los cuales cubrían sus rostros con capuchas, hicieron estallar material pirotécnico en jardines y pasillos.

Los agresores exigieron que los periodistas dejaran de grabar imágenes y abandonaran el lugar.
De inmediato fueron en busca de los parlamentarios, algunos de los cuales fueron salvajemente agredidos, según el relato de miembros del Parlamento.

Como consecuencia del ataque, resultaron heridos los diputados Américo De Grazia, Nora Bracho, Armando Armas, Luis Carlos Padilla y Leonardo Regnault, que recibieron todo tipo de golpes, incluso tres de ellos en la cabeza.

El que pareció llevar la peor parte fue De Grazia, que no solo fue golpeado en la cabeza, sino que cuando cayó al suelo también recibió numerosos puntapiés.

Además de los cinco diputados, también se informó que siete funcionarios de la Asamblea Nacional resultaron heridos.

Imágenes de distintos medios y a través de Twitter mostraban a los parlamentarios con parte de su vestimenta rota e incluso podían apreciarse manchas de sangre en las paredes.

El ataque se produjo sin que en ningún momento llegaran a intervenir efectivos del destacamento de la Guardia Nacional, liderado por el coronel Bladimir Lugo. Este militar había sido condecorado la semana pasada por Maduro luego que tuviera un incidente con el presidente del Parlamento, Julio Borges, al que maltrató.

Rechazo y condena

Antes de la violenta invasión, los partidarios chavistas realizaban una protesta contra los postulados de la oposición.

Distintos legisladores denunciaron lo sucedido, sobre todo a través de Twitter.

Incluso, antes de subir a una ambulancia, Armas, uno de los heridos, señaló, visiblemente consternado por lo sucedido, que eso "no duele más" que ver "cómo todos los días perdemos el país".

El episodio fue unánimente condenado este mismo miércoles por los cuatro miembros fundadores del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), y del que Venezuela también forma parte.
.
No obstante, el país caribeño está formalmente suspendido del bloque regional, luego que en abril los otros países miembros aplicaran la denominada Cláusula Democrática.

Este documento, firmado por los cuatro países fundadores (y acompañado por los miembros asociados Chile y Bolivia) en 1998 en Ushuaia, capital de la provincia argentina de Tierra del Fuego, establece la suspensión de cualquiera de los integrantes del Mercosur en caso de ruptura del orden democrático.

Pero hasta el propio Maduro, aunque en este caso en un tono más enérgico y desafiante, también
fustigó el ataque. "Condeno absolutamente estos hechos, hasta donde los conozco. No voy a ser nunca cómplice de ningún hecho de violencia", aseguró durante un desfile militar por el Día de la Independencia, y sin reconocer en ningún momento que los autores fuesen partidarios del gobierno.

Asamblea Constituyente

Antes del incidente, el vicepresidente Tareck El Aissami encabezó un acto no previsto en el Parlamento, acompañado por el jefe de la Fuerza Armada, general Vladimir Padrino López, integrantes del gabinete y otros partidarios chavistas.

En un discurso de 15 minutos, El Aissami acusó a la oposición de haber "secuestrado" el Poder Legislativo, en el que tiene mayoría, desde su contundente triunfo electoral en diciembre de 2015.

"Estamos en las instalaciones de un poder del Estado que ha sido secuestrado por la misma oligarquía que traicionó a Bolívar y su causa", afirmó el vicepresidente.

Desde que la oposición, nucleada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), asumió el control del Poder Legislativo, el chavismo hizo lo imposible por desacreditarlo. Incluso lo tildó de "ilegítimo" y llegó a quitarle sus potestades a través del Tribunal Supremo, afín al gobierno.

El incidente de este miércoles, que ensombrece un país cuya institucionalidad está severamente deteriorada y cuestionada por la comunidad internacional, tiene como telón de fondo la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, auspiciada por Maduro.

Ese organismo, cuyos 545 miembros serán electos el 30 de julio, es rechazado por la oposición, que lo considera parte de una maniobra para que el chavismo se perpetúe en el poder. Es que buena parte de sus candidatos a integrarla –y que responden a comunidades sociales, indígenas y sectoriales– responden al gobierno.

Precisamente, la oposición convocó a una simbólica consulta popular el próximo 16 de julio para determinar qué nivel de apoyo tiene en la ciudadanía la instalación de la Asamblea Constituyente.

Según una reciente encuesta de la consultora Datanálisis, siete de cada diez venezolanos rechazan ese nuevo organismo, que Maduro anunció el 1 de mayo y cuyo propósito será reformar la Constitución vigente, impulsada en 1999 por el extinto presidente Hugo Chávez.

En tanto, el vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, anunció este miércoles, luego del ataque, que el cuerpo legislativo aprobó "formalmente" el plebiscito.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...