Cargando...
El BCU emitió la Circular 2395 con el objetivo de velar por la seguridad de los usuarios de instrumentos electrónicos financieros

Economía y Empresas > Transacciones digitales

La herramienta de los bancos y financieras para hacerle frente a los nuevos requisitos del Banco Central

Bancos y financieras apuestan a la biometría para mejorar la seguridad de sus usuarios y cumplir con las nuevas exigencias del BCU 

Tiempo de lectura: -'

24 de marzo de 2022 a las 17:12

Comprar por internet, realizar transacciones bancarias y acceder a los canales digitales de las empresas son algunas de las acciones que más ejecutan los usuarios de bancos y financieras y, si bien esto les trae beneficios, —como la facilidad de operar a toda hora sin tener que concurrir a una sucursal— también implica riesgos crecientes, como movimientos fraudulentos o suplantación de identidad.

Para dar solución a este problema, el Banco Central del Uruguay (BCU) emitió la Circular 2395. Esta normativa está dirigida a los emisores de instrumentos electrónicos —medios de pago electrónico que permiten efectuar transacciones a través de internet, cajeros automáticos, etcétera; según la Ley de Inclusión Financiera—, con el objetivo de velar por la seguridad de sus usuarios. Para ello, establece obligaciones y un régimen sancionatorio para las empresas del sector financiero.

La norma involucra a bancos, bancos de inversión, casas financieras, instituciones financieras externas, cooperativas de intermediación financiera, empresas de servicios financieros, empresas de transferencia de fondos, administradoras de crédito y administradoras de plataformas para préstamos entre personas.

¿Cómo adecuar las prácticas a la nueva regulación?

La regulación implica que las empresas financieras implementen cambios administrativos, como informar al cliente sobre distintos riesgos a los que se expone al utilizar el instrumento electrónico o comunicar procedimientos para notificar inconvenientes.

Además, pueden llevar a modificaciones tecnológicas para asegurar la calidad del sistema que opera el instrumento, por ejemplo, autenticando de forma inequívoca al cliente.

Para adaptarse a los cambios las empresas miran hacia la biometría, una tecnología que ofrece mecanismos de seguridad para validar la identidad de los usuarios sin tener que apelar a una larga lista de contraseñas complejas, un mecanismo que se está volviendo obsoleto y es fácil de vulnerar. Los clientes puedan autenticarse de manera remota a partir de un documento de identidad y una selfie. De esta forma, garantiza la verificación de la identidad, evita el robo de la misma y las operaciones en nombre de terceros.

"Los usuarios prefieren procedimientos simples, innovadores y sin fricción", aseguran desde la tecnológica Isbel.

Según un estudio de la investigadora de mercado de tecnología digital, Juniper Research, esta solución será la gran protagonista en pocos años: permitirá autenticar más de tres billones de dólares en transacciones en 2025, una importante superación  frente a los 404.000 millones de dólares de 2020.

A su vez la biometría se presenta como una tecnología accesible también para empresas pequeñas y medianas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...