Nacional > Gobierno

Equipo económico empezó a afinar Presupuesto con premisa de "ahorrar"

El presidente analiza las propuestas de los ministerios, con énfasis en el ahorro del 15% y las propuestas del Compromiso por el País

Tiempo de lectura: -'

04 de agosto de 2020 a las 05:00

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, abandonó el despacho en el piso 11 de la Torre Ejecutiva y se fue este lunes a la tranquilidad de la residencia de Suárez y Reyes, ubicada en el corazón del Prado, para tener la primera de dos “intensas” jornadas en las que empezó a afinar el Presupuesto junto al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), y la Oficina de Servicio Civil.

"Recortar no, vamos a ahorrar para invertir en otros lugares", afirmó el mandatario ante los medios cuando al retirarse de la residencia le consultaron si se trataría de un presupuesto austero. 

Antes de la reunión, en una visita a Los Cerrillos (Canelones), Lacalle Pou insistió en que el Presupuesto la principal normativa que aprobará el Parlamento tras la ley de urgente consideración será el reflejo de los planteos de “austeridad y ahorro” de los fondos públicos realizados en la campaña electoral, y contendrá parte de las iniciativas acordadas en el Compromiso por el País, el programa común de la coalición de gobierno.

La semana pasada, las autoridades del equipo económico se reunieron con todos los ministros por separado y recibieron los primeros bocetos de las intenciones presupuestales de cada uno. El proyecto de ley deberá ingresar al Parlamento antes del 31 de agosto.

“Queremos que se nos informe lo que cada ministerio ha aportado y tratar de compararlo o agregarle las cosas que le comprometimos a la población. La pandemia está en el medio, no es excusa, pero para mí es muy importante el trabajo intenso que vamos a realizar viendo inciso por inciso”, expresó Lacalle Pou este lunes.

Del encuentro con el presidente participaron Azucena Arbeleche, Alejandro Irastorza, Fernando Blanco, Marcela Bensión y Magela Manfredi por el MEF; Isaac Alfie, Julio de Brun y Edgardo Favaro por la OPP; Conrado Ramos y Ariel Sánchez por Servicio Civil, el secretario privado de Lacalle Pou, Nicolás Martínez, y el publicista y asesor presidencial Roberto Lafluf.

En los encuentros de los ministros con el equipo económico quedó claro que el proyecto que enviará el Poder Ejecutivo será austero, con el objetivo de reducir el 15% del gasto ejecutado en 2019. También, que el plan de ahorro de US$ 900 millones que proyectaba el gobierno antes de la pandemia quedaba en “segundo plano", ya que el objetivo de este año no era reducir el déficit fiscal.

El nuevo canciller, Francisco Bustillo, fue el más gráfico al describir la situación. Dijo que Arbeleche le había hecho “pelo, barba y depilación” y anunció que Relaciones Exteriores cerraría dos embajadas y reorientaría gastos para cumplir con el mandato del presidente.

Lacalle Pou señaló que los recursos eran finitos, por lo que había que definir prioridades. En el acuerdo que selló la coalición se estableció que reducirían los cargos de confianza, la cantidad de asesores y adscriptos, y la flota vehicular del Estado, intenciones que los ministros ahora buscan cumplir, comentó a El Observador uno de los participantes del encuentro.

El proyecto incorporará una “norma programática” que servirá de puntapié para la estructuración de una “nueva carrera administrativa”. En concreto, la ley presupuestal habilitará a la Oficina de Servicio Civil a avanzar en la confección de una tabla de referencia salarial asociada a funciones y ocupaciones que estén explícitamente identificadas descritas de antemano, algo que hoy no existe, según advirtió días atrás Ramos, el director de Servicio Civil.

En esa nueva carrera funcional, la idea es instrumentar mejores sistemas de evaluación que habiliten una planificación basada en resultados.Otra novedad en materia de servicio civil será la dinamización de los concursos de ascenso para acceder a puestos jerárquicos.

El 10 de junio, la última vez que Lacalle Pou reunió al gabinete, les dijo a los ministros que la situación era compleja, por lo que debían “arreglarse” con lo que había. El presidente citó entonces una de las frases más famosas del humorista argentino Alberto Olmedo: “si lo vamos a hacer, lo vamos a hacer bien”, les dijo entre risas al pedir “propuestas razonables” para que no tuviera que ser el equipo económico quien recortara.

Pese a esto, y a que en ese encuentro Arbeleche pidió abrir el presupuesto, ser creativos, ver cómo se gasta “cada peso” y asignarlo al “mejor lugar”, el Ministerio de Desarrollo Social solicitó quedar exonerado de los recortes y los socios de la coalición ya comenzaron a mostrar sus cartas para la negociación política. 

Las autoridades del Mides consideran que la pandemia y sus consecuencias sociales las hacen merecedoras de una excepción y requieren un aumento de partidas. El director general de Secretaría del Mides, Nicolás Martinelli, dijo a El Observador que el planteo de la cartera fue que hay que “prender las luces largas” para “mirar el día después” de la emergencia sanitaria.

En tanto, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dijo este lunes en una conferencia de prensa que precisaban “más recursos humanos y equipamiento", y también "infraestructura carcelaria". "Estamos haciendo los máximos esfuerzos. Vamos a presupuestar seguramente superar las 2.000 tobilleras (para violencia de género)”, señaló.

La confección del presupuesto fue también uno de los temas que hablaron Lacalle Pou y Guido Manini Ríos en su última reunión, a fines de julio. A la salida de ese encuentro, el senador y líder de Cabildo Abierto expresó que entre sus prioridades estaban recursos para vivienda, desarrollo social y el salario de los militares con ingresos más bajos.

“A Cabildo Abierto le interesa enfocarse en aquellas cosas que sean importantes en la reactivación económica del país, en la creación de empleo genuino, en el oxígeno a los sectores que están asfixiados hace mucho tiempo, no solo desde el 13 de marzo sino mucho antes, el tema de la vivienda para darle solución a miles de uruguayos que lo están esperando, y el salario de las Fuerzas Armadas, que ha sido sumergido administración tras administración al punto que hoy están extremadamente relegados. Se trata de priorizar dentro de lo que hay para repartir", manifestó.

Embajadas que cierran: Polonia y Angola

El gobierno resolvió que cerrará las embajadas de Uruguay en Polonia y Angola, según confirmó El Observador con fuentes diplomáticas. Lacalle Pou había adelantado este lunes que una quedaba en Europa y la otra en África, y que también se darían de baja cinco consulados ubicados en Brasil y Argentina. 
El Poder Ejecutivo tomó tres elementos en cuenta para decidir qué embajadas cerrar, dijo Bustillo. Estos son: que el país no tenga embajada en Uruguay, mientras que Uruguay sí la tiene en ese país; que el país no sea significativo en la intensidad de las relaciones, y el grado de interés político o de afinidad para Uruguay.
En el caso de Angola, la embajada había sido abierta en 2014, el último año de gobierno de José Mujica. Entre los argumentos esgrimidos, el Ejecutivo mencionó en ese momento que tenía intención de iniciar un proceso de profundización de las relaciones bilaterales con ese país y con todos los estados de África subsahariana.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...