Espectáculos y Cultura > MÚSICA

Las bestias pop del Cuarteto de Nos

La banda presentó su disco más reciente, Apocalipsis Zombi, ante un Teatro de Verano repleto que no dejó de cantar, saltar y bailar durante todo el show

Tiempo de lectura: -'

10 de septiembre de 2017 a las 15:50

El escenario estaba apagado. Desde el fondo, una voz preguntó: "¿Hay alguien ahí?", y miles de voces respondieron a coro con gritos. El Teatro de Verano esperaba el sábado de noche, lleno, a que el Cuarteto de Nos apareciera para dar comienzo a lo que, dos horas después, se completaría como un recital enérgico y donde la banda, ya desde esa primera interacción, mostró la conexión que tiene con su público.

Desde sus primeros shows disfrazados de viejas, hasta presentaciones televisivas con ropa de superhéroes, lo teatral y los disfraces no han sido ajenos al Cuarteto de Nos. Y este concierto, presentación de su disco más reciente, Apocalipsis Zombi, agregó un nuevo capítulo a esa lista, cuando los cinco integrantes de la banda aparecieron finalmente con máscaras de animales para interpretar La bestia, seguida inmediatamente por la canción que da nombre al álbum, luego El hijo de Hernández y Ya no sé qué hacer conmigo.

Si bien la lista de canciones no fue más atrás en el tiempo que el disco Raro (2006), que marcó el inicio de una nueva etapa para el Cuarteto, más cercana al pop, el show fue un verdadero repaso de hits, con canciones como Invierno del 92, Mi lista negra, Roberto y No lloraintegrados a las novedades de Apocalipsis Zombi.

Contrario a otras presentaciones, el disco nuevo no fue ejecutado en su totalidad, aunque sí en su mayoría, con ocho de diez "bestias", como las llamó el vocalista Roberto Musso (que ha reducido en el último tiempo su rol de guitarrista) a las composiciones estrenadas ante su audiencia local.

Ese público, predominantemente adolescente, juvenil y familiar, entre los que se contaban algunos maquillados como muertos vivientes, nunca dejó de corear hasta las rimas más frenéticas de Musso, saltar, mover los brazos y bailar.

Cada uno de los integrantes de la banda tuvo su destaque, y desde el público se notaba que se estaban divirtiendo. El bajista Santiago Tavella se adueñó del micrófono para cantar Whisky en Uruguay (la versión de la canción popular Whiskey in the jar), Pobre papá y Enamorado tuyo, que fueron de los pasajes más divertidos del show.

El tecladista Santiago Marrero se ganó una ovación al interpretar un fragmento de La pachanga, de Vilma Palma e Vampiros, el guitarrista Santiago "Topo" Antuña fue aplaudido en cada solo, y el baterista Alvin Pintos mostró que sigue siendo uno de los favoritos del público, lo que se demostró en un momento cuando los asistentes pidieron que lo dejaran cantar, algo que finalmente no sucedió.

De entre las nuevas bestias, Calma Vladimir (donde Pintos se pasó al bombo legüero), Hola Karma y Gaucho Power fueron de las mejor recibidas. Esta última, la elegida antes del lanzamiento del disco como su primera cara visible, desató una verdadera fiesta en el Teatro de Verano, algo que también sucedió con Buen Día Benito, del disco Porfiado, en la que Musso se calzó un pasamontañas negro para jugar con la historia de la canción.

La intensidad del show no bajó en ningún momento de los 100 minutos que duró, y en los que la banda apenas cortó para cambiar de instrumentos o interactuar con la audiencia. Las novedades se incorporaron de gran forma a un repertorio ya consolidado, y mostraron el impulso pop que las fusiona con los hits más bailables del Cuarteto.

El final fue con otro de los nuevos temas, El Rey y el As, momento en el que Musso agradeció al público por haberse animado a desafiar los pronósticos climáticos desfavorables que se anunciaban sobre Montevideo. "Esto solo pasa acá en casa", agradeció el cantante, compositor y guitarrista del grupo.

Y como si fuera a propósito, nada más terminar esa canción comenzaron a caer algunas gotas. La lluvia se intensificó durante el bis, que estuvo compuesto por Miguel Gritar y Yendo a la casa de Damián, tema que tuvo un final fusionado con el "no seas así, déjate morder" deApocalipsis Zombi, mientras en la pantalla que decoraba el escenario aparecían imágenes de Luis Suárez festejando un gol con sus dientes al descubierto.

El público se fue bajo la tenue lluvia, comentando con unanimidad lo espectacular y divertido del show del Cuarteto, que mostro una vez más que su pop rock es efectivo, suena bien y es capaz de hacer bailar hasta a los zombis.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...