Fútbol > PEÑAROL

Las dudas a despejar que tiene Diego López para el clásico

El entrenador aurinegro deberá decidir si Estoyanoff es titular; Canobbio tiene muchas chances de jugar allí, mientras espera a Viatri para la ofensiva

Tiempo de lectura: -'

16 de octubre de 2018 a las 05:03

La semana va a ser larga.  Habrá muchas charlas entre Diego López y su ayudante, el italiano Michele Fini acerca de cómo enfocar el clásico ante Nacional. El partido ante Fénix dejó varios interrogantes defensivos y en ese contexto, el técnico de Peñarol deberá despejar algunas dudas para el sábado, un día que no será uno más, ya que ganando, será campeón del Clausura y pasará a su eterno rival en la Tabla Anual a falta de dos fechas.

Todos los clásicos tienen una importancia suprema, pero este parece tenerla aún más porque podría darse el hecho de que el aurinegro pueda dar la segunda vuelta olímpica del año contra su archirrival, teniendo en cuenta que en enero pasado le ganó la primera edición de la Supercopa Uruguaya.

Canobbio pica en punta

Pese a que Agustín Canobbio perdió por primera vez la titularidad en el Torneo Clausura el sábado ante Fénix –sin tener en cuenta el compromiso contra River Plate cuando no jugó–, todo indica que el volante tiene muchas posibilidades de salir de entrada con la oncena manya del clásico.

López tiene en cuenta que por la punta derecha de su ataque, Fabián Estoyanoff tiene suma trascendencia en ofensiva, pero no marca y ayuda muy poco a la hora de marcar.

En ese contexto, por esa zona juega Alfonso Espino, el futbolista que más sube de los hombres de defensa del rival.

Algunos en Peñarol consideran que sería arriesgado jugar de entrada con Estoyanoff por ese tema.

A su vez, es casi un hecho que Maximiliano Rodríguez –quien no ha rendido prácticamente nada en el Clausura– ocupe un lugar en el banco de suplentes.

Claro que para eso el técnico deberá saber si Lucas Viatri está apto para jugar o no. Si bien todo indica que sí, como informó el lunes Referí

Al delantero argentino aún le molesta el cuádriceps –pese a que la resonancia magnética no dio rotura fibrilar– y por eso el lunes entrenó diferenciado en Los Aromos. “Aún no recuperó la confianza en esa parte de su físico, aunque esperamos que llegue”, explicó una fuente a Referí.

Por otra parte, como también se adelantó, Fabricio Formiliano –aunque será testeado– jugará el clásico con una venda especial en su dedo fracturado.

A su vez, pese a su juventud, Darwin Núñez parece haberse ganado un lugar, ya que puede hacerlo como volante externo por izquierda, o como delantero en caso de que no llegue Viatri, algo que no se espera.

En materia defensiva, por el momento Ezequiel Busquets tiene ganado su lugar, pero en caso de que López se incline finalmente por Estoyanoff, una posibilidad en el lateral derecho sería Giovanni González.

El paso de las horas irá ayudando al entrenador a ir armando el rompecabezas. Las piezas las tiene. Solo tiene que enlazarlas correctamente y trabajar en la semana para sacar réditos.

 

ANÁLISIS A ACALAMBRADOS
Los tres futbolistas que sufrieron calambres en el segundo tiempo del partido ante Fénix el pasado sábado en el Estadio Campeón del Siglo, Gabriel Fernández, Darwin Núñez y Guzmán Pereira, fueron objeto de una revisión especial por parte del jefe de la sanidad aurinegra, Edgardo Rienzi este lunes. El médico le realizó análisis de enzimas y las mismas estaban dentro de los parámetros normales, según explicó Rienzi en Tirando Paredes de radio 1010 AM.
Director de gestión deportiva 
José Brancato será el nuevo director de gestión en Peñarol. Fue jugador y técnico de Cuervos en rugby y también llegó a dirigir a la selección uruguaya juvenil. Además, fue entrenador interino de Los Teros durante un breve lapso. Es socio vitalicio aurinegro, contador, trabajó en empresas privadas y del deporte y es DT de fútbol. Será un nexo entre los dirigentes y el área deportiva.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...