Cargando...

Economía y Empresas > Sistema previsional

Las recomendaciones de los expertos para una nueva reforma de la Caja Bancaria

El déficit acumulado de la caja paraestatal alcanzó los US$ 68 millones; asesor del gobierno y sindicato bancario se cruzaron por situación "comprometida" ya que podría quedarse sin fondos en cuatro años

Tiempo de lectura: -'

27 de abril de 2022 a las 05:04

La Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS) alertó sobre las debilidades de la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias (CJPB) cuando presentó su informe de recomendaciones para una reforma integral del sistema previsional uruguayo al Poder Ejecutivo en noviembre de 2021.

Este lunes, Rodolfo Saldain, experto en seguridad social vinculado al gobierno de Luis Lacalle Pou –y que fue la cara visible de la discusión que lideró la CEES para una reforma integral del sistema previsional en Uruguay– advirtió que la CJPB se encuentra en una situación comprometida y que se quedaría sin financiamiento en un plazo de entre cuatro y cinco años. Desde la Asociación de Bancarios del Uruguay (AEBU) respondieron que los resultados operativos de la caja están dentro de lo previsto y aseguraron su viabilidad. 

Saldain escribió en su cuenta de Twitter que “el salvataje del 2008" para la Caja Bancaria "se agotó”. El experto en seguridad social adjuntó una foto de los balances de la Caja Bancaria. 

Sin embargo, desde la cuenta oficial de Twitter de AEBU, respondieron a Saldain indicando que la reforma de 2008 “no está agotada” ya que “atraviesa una etapa prevista” y tiene “proyecciones de largo plazo que aseguran su viabilidad”.

 

La actualidad de la CJPB

El gasto de la CJPB en jubilaciones y pensiones en 2021 fue de $ 21.915 millones (US$ 503 millones al dólar promedio del año). A su vez, el déficit acumulado alcanzó los $ 2.952 millones (US$ 68 millones) en 2021 y había sido de $ 2.015 millones (US$ 48 millones) en 2020. Fuentes de la CJPB explicaron a Búsqueda que la cobertura de ese desequilibrio implica una descapitalización de más de US$ 50 millones anuales.

A su vez, una consultoría técnica solicitada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a un ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) arrojó que el fondo financiero de la CJPB agotaría sus reservas en 2024, mientras que el fondo forestal –que tiene esa caja paraestatal– alcanzaría hasta entre 2026 y 2027.

La CJPB fue reformada en el 2008 durante la primera administración del Frente Amplio. En esa instancia, se previeron tres etapas posterioresLa primera tendría una serie de sucesivos ejercicios con superávits operativos y acumulación de reservas. En la segunda etapa –la que está viviendo actualmente la institución– se preveían déficits operativos, uso de las reservas acumuladas y una importante cantidad de nuevas jubilaciones. La tercera etapa, prevista para la próxima década, implicaría un retorno a los superávits operativos y a la acumulación de reservas.

El actual problema es que, según autoridades, será necesario obtener un financiamiento adicional para responder a determinadas necesidades transitorias durante ese período de déficits operativos. Por otro lado, se entiende que las reservas de la CJPB se agotarían antes de alcanzar la tercera fase, aproximadamente en 2035.

Evaluación y recomendaciones de la CESS para la Caja Bancaria  

En el informe Recomendaciones para la reforma del sistema previsional uruguayo presentado por la CESS al Poder Ejecutivo el 12 de noviembre de 2021, se señalan los aspectos que, a entender de los expertos, son clave reformar dentro de la CJPB.

De los 15 integrantes del pleno de la CESS, 10 votaron a favor del informe y cinco lo hicieron en contra. A favor estuvieron los nueve representantes del oficialismo y Elvira Domínguez, delegada por las cámaras empresariales. En contra votaron José Luis Baumgartner, Ernesto Murro y Jimena Pardo, representantes del Frente Amplio; Hugo Bai, delegado del PIT-CNT y Gabriel Regalado, representante de la Organización Nacional de Jubilados y Pensionistas (Onajpu).

En el caso de la CJPB –y también la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios (Cjppu)– se señala que ambas presentan desequilibrios persistentes y problemas de equidad y eficiencia.

La Cjppu ya afronta una grave crisis financiera y tanto el gobierno como sus autoridades buscan impulsar una reforma que haga viable su continuidad.

En el caso de los problemas de equidad, el informe señala que se debe a que se destinan a financiar los beneficios de grupos de ingresos medios o superiores al promedio, recursos que recaen sobre toda la sociedad, vía mayores costos de los correspondientes servicios (financieros, sanitarios, etcétera).

Los expertos señalaron la llamada Prestación Complementaria Patronal (PCP) que se incorporó con la reforma del año 2008 a la CJPB. En ese sentido, el informe explica que una parte de ese gravamen impacta a la baja en los beneficios jubilatorios (rentas vitalicias) de los afiliados al régimen mixto, “ya sea por su incidencia directa en las primas del seguro colectivo de invalidez y muerte en actividad que se deducen del aporte mensual de los afiliados al régimen mixto, como por integrar en la materia gravada los saldos de las cuentas transferidas al Banco de Seguros del Estado (BSE) por los afiliados al régimen mixto al jubilarse”.

Por su parte, en lo que refiere a problemas de eficiencia, este radica en que la PCP aumenta los costos de un sector cuyos servicios son prestados a toda la economía, con el consiguiente efecto general. La PCP, que beneficia a la Caja Bancaria, representó el 21,7% de sus ingresos en 2019 y está previsto que su incidencia crezca hasta estabilizarse en el entorno de 35%, según los expertos.

Según el informe, en función de los resultados operativos persistentemente negativos del esquema jubilatorio bancario, no existe posibilidad de suprimirlo en el corto plazo. No obstante, algunos de los alcances del PCP merecen ser revisados “sin dilación en cuanto gravan las primas de los seguros previsionales y de accidentes de trabajo”. “No se percibe fundamento alguno para que esos instrumentos del sistema de protección social deban ser materia de este gravamen destinado a Caja Bancaria”, cuestiona el documento. 

Con base en estos argumentos, la CESS recomendó, en primera instancia, evitar la creación o aumento de materias gravadas ajenas a los afiliados para financiar regímenes especiales de seguridad social. En segundo lugar, excluir de la materia gravada por la PCP las primas previsionales y de accidentes de trabajo.

Desde AEBU criticaron las propuestas de reforma de la CESS para la CJPB. A su entender, “triplican el déficit y lo adelantan tres años”, por lo que “no son solución, ni generan ningún beneficio para la institución ni sus afiliados”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...