Básquetbol > BÁSQUETBOL

Llegó la hora... ¡Aguada-Malvín!

Rojiverdes y azules empiezan a definir este martes de noche la Liga Uruguaya

Tiempo de lectura: -'

08 de mayo de 2018 a las 19:45

Aguada estuvo a una fecha –y dos puntos de pelear por el descenso–. Malvín estuvo a 20 minutos –en el quinto partido de la serie de cuartos de final ante Hebraica Macabi– de quedar eliminado. Sin embargo, estos son los dos finalistas de la 15ª edición de la Liga Uruguaya de Básquetbol que a partir de este martes, a la hora 21.15 en el Palacio Peñarol, decidirán al campeón en una serie al mejor de siete partidos.

De todo puede esperarse en esta serie menos una barrida (4-0). Al contrario, la final seguramente exprese lo que fue el torneo: el más parejo de los últimos años.

Lea también: Precios, fechas, régimen de localías y operativo de seguridad de las finales.

Parejo porque no hubo súper equipos desde la conformación de los planteles, porque los extranjeros que vienen no ganan solos campeonatos sino logran acoplarse al grupo y potenciar a los nacionales y porque a lo largo del certamen todo estuvo entreverado definiéndose todo sobre los últimos suspiros.

Pasó en la última fecha del Clausura donde se terminaron de definir los ocho clasificados a la Liguilla. Aguada logró el pase ganándole con angustia 82-80 a Nacional. No porque el equipo de Fernando Cabrera hiciera una mala Liga sino porque cargó a cuestas con una sanción de dos puntos (por inconducta de su hinchada en el primer clásico) y porque además jugó todo el torneo fuera de su cancha.

Pero una vez en la Liguilla el equipo explotó: ganó seis partidos seguidos tras perder el primero y luego barrió a Urunday Universitario (3-0) en los playoffs. En cuartos, Nacional lo hizo jugar al límite de sus posibilidades. Venció en un apretado 3-2 ante el tricolor, gran sensación del torneo.

Malvín, por su parte, se clasificó cómodo por la Tabla Anual pero tuvo cierto aire irregular a lo largo de la temporada.

Sin embargo, una vez en playoffs demostró de qué está hecho. Es un equipo estructura para estar siempre en la definición. No en vano lleva diez semifinales consecutivas, siete finales y va por su quinta corona siendo el más ganador de este certamen creado en 2003.

Pablo López lleva 12 años al frente del club y Malvín tiene una línea de juego definida que con el peso de sus individualidades lo erigen en favorito cada temporada.

Por eso, cuando perdía por 18 puntos en el quinto partido ante el bicampeón Macabi en cuartos de final y había dejado pasar la posibilidad de liquidar la serie antes (arrancó 2-0), apareció eso que en esta clase de equipos aflora en circunstancias muy especiales. El playero ganó –notablemente liderado esa noche con Marcel Souberbielle, un jugador de la casa y del proceso– y con ese impulso le ganó en una serie pareja a Defensor Sporting (3-1), un equipo reforzado para la recta final con dos ex NBA.

Aguada tiene la base del equipo que fue vicecampeón el año pasado, salvo por la partida de Gustavo Barrera a Argentina y la llegada, desde Malvín, de Federico Bavosi.

Su gran ventaja es que cuenta con una dupla de extranjeros consolidada. Jeremis Smith ya fue campeón en el equipo liderado por Leandro García Morales en 2012-2013.

Con Andrew Feeley, que fue su reemplazo temporario tras una lesión de tobillo y que al final se terminó quedando con el lugar de Dwayne Curtis, conforman una pintura poderosa.

Pero Malvín, a diferencia de Nacional, tiene mucho con qué pelear esa faceta del juego y con qué hacer daño en ataque: Harper Kamp se ha mostrado como un 4 muy versátil al tiempo que Hatila Passos (nacionalizado uruguayo, jugador de selección) tiene una larga y probada categoría en estas lides. El que es una incógnita es el alero Dominic McGuire (siete temporadas NBA) porque apenas lleva cuatro partidos en el club, los que jugó ante Sporting.

López, poco afecto a cambiar extranjeros en playoffs, no tuvo más remedio que cortar a Kevin Galloway tras su pésima serie contra Macabi y convocar a McGuire.

Malvín puede contrarrestar esa desventaja con un hombre de 42 años que sigue vigente jugando un básquetbol exquisito: Nicolás Mazzarino.

Ambos tienen en la rotación a dos jugadores muy capaces de cambiar partidos: Diego García y Miguel Barriola en Aguada y Souberbielle y Juan Santiso en Malvín. Lo mejor está por venir.

La campaña de Malvín

Apertura
Olimpia 60-68
Urunday Universitario 79-83
Larre Borges 71-67
Goes 70-60
Aguada 69-62
Biguá 79-70
Defensor Sporting 87-76
Welcome 78-87
Hebraica Macabi 77-90
Bohemios 79-80
Trouville 75-56
Nacional 81-79
Clausura
Olimpia 75-81
Urunday Universitario 68-83
Larre Borges 72-70
Goes 70-59
Aguada 72-79
Biguá 81-79
Defensor Sporting 65-59
Welcome 84-75
Hebraica Macabi 106-82
Bohemios 100-74
Trouville 98-86
Nacional 79-86
Liguilla
Welcome 94-85
Defensor Sporting 79-85
Aguada 76-81
Goes 80-71
Hebraica Macabi 92-86
Nacional 75-68
Urunday Universitario 74-69
Playoffs
Hebraica Macabi 3-2 (97-93, 73-71, 89-91, 55-69 y 80-69)
Defensor Sporting: 3-1 (73-68, 67-73, 85-82 y 79-69)
Resumen: ganó 26 partidos, perdió 14

La campaña de Aguada

Apertura
Urunday Universitario 86-61
Larre Borges 63-67
Goes 70-65
Malvín 62-69
Biguá 75-55
Defensor Sporting 75-86
Welcome 80-96
Hebraica Macabi 79-76
Bohemios 77-75
Trouville 89-87
Nacional 86-78
Olimpia 88-73
Clausura
Urunday Universitario 64-74
Larre Borges 83-73
Goes 73-80
Malvín 79-72
Biguá 81-64
Defensor Sporting 67-65
Welcome 80-77
Hebraica Macabi 84-88
Bohemios 77-76
Trouville 78-80
Nacional 80-82
Olimpia 70-62
Liguilla
Defensor Sporting 83-99
Hebraica Macabi 81-79
Malvín 81-76
Welcome 85-83
Goes 76-63
Urunday Universitario 83-69
Nacional 70-68
Playoffs
Urunday Universitario 3-0 (76-64, 97-85 y 82-75)
Nacional: 3-2 (76-81, 79-61, 81-91, 74-55 y 84-77)
Resumen: ganó 27 partidos y perdió 12

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...