Nacional > SALUD PÚBLICA

Los argumentos a favor de que los varones se vacunen contra el HPV

El MSP tendrá que decidir en los próximos días si ampliará la campaña de inmunización en las escuelas

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2019 a las 13:35

El virus del Papiloma Humano (HPV) es común y en la mayoría de los casos desaparece solo, sin causar problemas. Una amplia cantidad de personas sexualmente activas lo contraerán en algún momento de su vida y la única forma de transmisión es el contacto sexual.

En medio de un extendido debate sobre esta inyección, la comisión asesora de vacunas del Ministerio de Salud Pública (MSP) aconsejó ampliar la vacunación contra el virus del Papiloma Humano en las escuelas y suministrarla también a varones. Así, la secretaría de Estado deberá pronunciarse en los próximos días sobre la posibilidad de inmunizar, con el consentimiento de los padres, a los alumnos de sexto año de Primaria a partir de 2019, según informó Subrayado.

En el caso de los hombres, el virus puede infectar las áreas genitales —incluida la piel del pene o del ano y las partes a su alrededor—, la boca y la garganta. El presidente de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, Álvaro Luongo, explicó a El Observador que en el sexo masculino el contagio está vinculado a los cánceres de pene y ano.

Si bien en la mayoría de los casos el virus no causa problemas, no hay forma de detectarlo en los hombres, como sí hay en las mujeres. Por eso los médicos recomiendan consultar ante la aparición de verrugas, ampollas, llagas, ulceraciones, manchas blancas u otras anomalías en las zonas del pene y del ano. 

La vacuna con que el Ministerio de Salud Pública (MSP) pretende inocular a los varones de sexto año de Primaria, Gardasil, los protege de los tipos de HPV que causan la mayoría de las verrugas genitales y de dos que pueden estimular el desarrollo de células cancerígenas. Según su prospecto, la dosis puede ser inyectada a niños y jóvenes de 9 a 26 años y se administra en tres instancias con un intervalo de seis meses. 

Como otras vacunaciones para proteger contra infecciones virales, Gardasil estimula la producción de anticuerpos que, en encuentros futuros con HPV, se unirán al virus y le impedirán que infecte células.

La duración de la protección provista por la vacuna es de 10 años por lo menos, según diversos estudios que han investigado la eficacia de la inyección.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es segura y su eficacia aumenta cuando se administra antes de comenzar a tener contacto o relaciones sexuales. Por este motivo la tendencia mundial es la aprobación de su uso en las poblaciones adolescentes.

En 2018 el MSP empezó la campaña de vacunación a niñas en centro públicos y privados de enseñanza y el 70% de las alumnas matriculadas fueron inmunizadas, según datos de la cartera. Al no ser una vacuna obligatoria, los padres que se opusieron solo debieron firmar un documento en el que dejaron constancia de su postura. Un grupo de 13.000 personas manifestó entonces el rechazo a la resolución del MSP.

A entender del colectivo, la vacuna contra el HPV podría generar complicaciones en la salud de las niñas: desde dolor en el brazo y vómitos hasta celiaquía, diabetes, esclerosis múltiple y reuma. Asimismo, argumentaron que el Gardasil —la marca que suministra el MSP— solo cubre dos de las 15 cepas de alto riesgo, los serotipos oncongénicos 16 y 18, y que en Uruguay la cepa 16 solo está presente en el 21% de las mujeres y la 18 está ausente. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...