Fútbol > COPA LIBERTADORES

Los deberes que se lleva Peñarol a la altura de Oruro

Tras el empate ante Cerro, Diego López tiene claro qué aspectos debe cambiar ante San José porque el equipo cayó en una peligrosa irregularidad

Tiempo de lectura: -'

22 de abril de 2019 a las 05:03

Lejos de quedar conforme –incluso, quienes conocen a Diego López dicen que aunque hubiera ganado el sábado a Cerro jugando como jugó su equipo, se hubiera ido molesto–, el entrenador se llevará una libreta con muchos apuntes para intentar mejorar sustancialmente la producción futbolística de un equipo que ha tenido altibajos importantes en las últimas semanas y que también se encuentra sumido en una peligrosa irregularidad.

Peñarol tendrá que hacer sus deberes para conseguir ese puntito –que en caso de obtenerlo será un puntazo– a casi 4 mil metros de altura, en el techo del mundo cuando enfrente el miércoles a las 21.30 a San José de Oruro por la Copa Libertadores.

¿Flamengo pudo? Sí, ganó allí con lo justo 1-0. ¿Liga de Quito? Empató 3-3. Pero a los equipos uruguayos les cuesta siempre una enormidad jugar a esos niveles de altitud.

Peñarol puede clasificar a los octavos de final de la Copa esa misma noche incluso perdiendo ya que si Liga de Quito no le gana a los cariocas queda eliminado. El equipo ecuatoriano está obligado a que ganar. Pero esa es otra historia.

Peñarol tiene que mejorar mucho, no solo en Oruro, sino en el cierre del Apertura.

Entre esa libreta de deberes que se llevará a Bolivia, hay algunos ítems que deberá tener muy en cuenta el DT mirasol:

1) Cuidarse de los contragolpes. Sabido es lo que le sucede a cualquier equipo que no marca bien los ataques del rival. Si eso se extrapola a lo que es la altura, todo se potencia. El sábado ante Cerro pecó demasiado en esa materia y se salvó por poco del segundo.

2) No abusar del pelotazo. Cuando a un equipo las cosas no le vienen saliendo bien –como es el caso de Peñarol desde lo futbolístico en sus últimos dos encuentros del fútbol vernáculo– normalmente busca llegar al arco de enfrente de cualquier manera, ya sea con pelotazos o con centros frontales, haciendo las cosas más fáciles para el adversario.

3) No perder el orden. Una de las grandes armas que tuvo este mismo Peñarol hace muy pocas semanas para ganarle a Flamengo nada menos que en Maracaná, fue ser un equipo ordenado, compacto en todas sus líneas. Así se nutren los grandes equipos. Claro que en Oruro seguramente no estará Walter Gargano quien funciona como un pistón decisivo para ayudar a Guzmán Pereira.

4) La gestación de juego. Otra de las enormes falencias que se notaron ante Cerro –y también había sucedido contra Plaza Colonia siete días antes–, fue la falta de creación, de fútbol, de jugadas colectivas, de “darle velocidad a la pelota”, como pregona el propio Diego López. Fue un conjunto lento. Debe mejorar sustancialmente ese aspecto.

5) Encontrar espacios. Si se pusiera un aviso clasificado en un diario se podría titular “se buscan espacios”. Este Peñarol últimamente no los encuentra. En la altura estará obligado.

6) Que desaparezca la irregularidad. ¿Cuál es el verdadero Peñarol? ¿El que ganó a Flamengo en Río y se impuso con autoridad a Liga de Quito en el Campeón del Siglo o el que apenas pudo con Plaza –jugando mal– y empató con Cerro –jugando muy mal–, y en los dos casos con un rival que tuvo 10 hombres durante media hora)? En Oruro, no tendrá opciones. Debe mejorar ese ítem fundamental y que no aparezcan esos apagones en los que a veces entra, sin profundidad ni ideas.

7) La falta de confianza del Toro Fernández. Venía siendo uno de los mejores –si no el mejor– del equipo hasta que se lesionó en un tobillo y se perdió tres partidos por el Apertura (ante Racing, Boston River y Danubio) y uno por la Copa (Flamengo). Desde su regreso, no solo no encontró el gol, sino que tampoco se ve lo que era su juego habitual. Está falto de confianza en el momento que el equipo más lo necesita.

8) Las atajadas de Dawson. Si hubo un hombre fundamental y que es común denominador en todo en estos encuentros es Kevin Dawson. Siempre aparece al menos una atajada salvadora por partido. En la altura seguramente necesite más de una. También que no cometa errores que puedan costar caro como el sábado el empate de Cerro.

Peñarol depende de Peñarol en la Copa y eso es bueno para sus intereses. Hace tiempo que no se encontraba en una situación similar, pero debe hacer bien los deberes para firmar su clasificación a octavos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...