Espectáculos y Cultura > LO MEJOR DE LA CEREMONIA

Los (escasos) momentos destacados de los Oscar

La interpretación de Lady Gaga y Bradley Cooper, la caída de Rami Malek y las lágrimas de Olivia Colman resaltaron en una ceremonia aburrida

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2019 a las 11:02

La preocupación de los organizadores era que la ceremonia de los premios Oscar fuera más corta, más ágil, y menos aburrida. Cumplieron las primeras dos. La ceremonia atravesó sus 24 categorías, la interpretación de cuatro canciones y la presentación de las ocho candidatas a Mejor película a toda velocidad, dejando poco espacio para generar momentos destacables, y cerrando la noche con gusto a poco. 

La rapidez generó que todo fuera más eficaz y sin rellenos, pero al momento de señalar los episodios que puedan dejar esta ceremonia en el recuerdo, se hace difícil. Sin conductor oficial, no se generaron momentos de diversión o puentes entre los anuncios de ganadores y actuaciones musicales. Los hubo, pero fueron tan esporádicos y puntuales que en toda la noche se generó un solo meme viral y que uno de los episodios aquí recordados no ocurrió al aire. 

El show de Queen

La transmisión inició con la banda inglesa (en realidad lo que queda de ella, el guitarrista Brian May y el baterista Roger Taylor, acompañados por el cantante Adam Lambert), interpretando sus clásicos We will rock you y We are the champions. No fue el arranque más fuerte, pero se pudo ver a Glenn Close, Octavia Spencer y Javier Bardem, por ejemplo, cantando y muy emocionados con la actuación. Las estrellas también son humanas, y no son inmunes al poder hitero de Queen. Unas imágenes de Freddie Mercury en la pantalla gigante y un "¡Bienvenidos a los Oscar!" de Lambert arrancaron la jornada.

Las chispas entre Lady Gaga y Bradley Cooper

Quizás sea solo prolongar en una ceremonia de premios lo que muestran en la película Nace una estrella, pero el final de la interpretación de Shallow, la canción nominada -y luego ganadora del premio a Mejor canción original- en la ceremonia, concluyó con una mirada asesina entre la artista y el actor que dejó fantaseando a los fanáticos de la pareja. Cooper no cantó como en la película, pero la interpretación fue la más potente de las cuatro, con una estética de filmación inspirada en la película. Y generó el único meme de la noche, una serie de diálogos picarescos entre la dupla.

Todo lo que hizo Spike Lee

El cineasta fue una de las figuras de la noche. No solo por llevarse el primer Oscar competitivo de su carrera (ya tenía uno honorario) por el guion de El infiltrado del KKKlan, sino también por sus constantes reacciones a las menciones de otros artistas, y por su llamativo vestuario violeta, que tomaba influencias de Prince. 

Pero brilló en el momento en el que Samuel L. Jackson, feliz por el triunfo de su amigo, lo anunció. Lee subió al escenario del teatro Dolby y saltó encima del actor para abrazarlo. Primero pidió que no le controlaran el tiempo y dejó un discurso en el que comenzó recordando como hace 400 años llegaron los primeros esclavos negros al actual Estados Unidos. Luego recordó a su abuela, que ahorró 50 años para pagarle los estudios de cine en la Universidad de Nueva York. "Ante el mundo celebro a mis ancestros que construyeron este país, y recuerdo el genocidio de nuestros pueblos nativos", dijo. "La elección presidencial de 2020 está a la vuelta de la esquina. Movilicémonos, estemos en el lado correcto de la historia. Hagamos la elección moral entre el odio y el amor. ¡Hagamos lo correcto!", concluyó con una referencia a su película Do the right thing.  

La caída de Rami Malek

Esto no se vio al aire, pero el actor dio un paso en falso y se fue al piso luego de recibir su premio como Mejor actor por su labor como Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody. Luego de un discurso en el que recordó al cantante de Queen y a sus padres inmigrantes, Malek volvía a su asiento cuando pisó la nada y se cayó del escenario durante una pausa comercial. Los médicos de la organización corrieron a asistirlo, pero no fue más que un susto y un momento entre incómodo y divertido. 

La sorpresa de Olivia Colman

Frances McDormand la anunció y se proclamó así como la gran sorpresa de la noche: Olivia Colman ganó como Mejor actriz por su papel como la reina Ana en La Favorita, superando a Glenn Close que llegaba como candidata a vencer. La actriz inglesa quedó impactada, consolada por su esposo, por el director de su película, Yorgos Lanthimos, y su compañera de elenco Emma Stone. Tras unos segundos logró recuperar la compostura y agradecer a sus competidoras y compañeros de trabajo, dejando el discurso más emotivo y genuino de toda la ceremonia. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...