Rugby > RUGBY

Los Pumas y su mal scrum: el dolor de ya no ser

Tras la derrota con los All Blacks, el DT Mario Ledesma dijo que Argentina ya no es potencia en ese aspecto del juego

Tiempo de lectura: -'

01 de octubre de 2018 a las 13:01

Mario Ledesma ha hecho muchísimo desde que regresó al rugby argentino. Primero en Jaguares, y ahora como Head Coach de Los Pumas, le devolvió mucho de la identidad perdida. Por radicalismo de la era Hourcade, por decisión macro de la dirigencia, por desgaste de la relación con el plantel, por falta de convencimiento de los jugadores o sea cual sea la razón, el equipo había abandonado muchas de las banderas del rugby argentino -y regional, porque Uruguay y toda la región se refleja en Argentina para crecer-. La defensa, la actitud para el tackle, el convencimiento de que no se juega de todos lados todo el tiempo y a toda velocidad, sino que primero está lo primero. 

Con Ledesma, Los Jaguares entraron por primera vez en tres años en los playoffs del Super Rugby. Y con Los Pumas -su destino natural cuando el equipo seguía sin rumbo-, ha logrado ganar dos de cinco partidos en el Rugby Championship -uno a Sudáfrica de local y otro a Australia de visitante-.

El sábado, ante los All Blacks en Vélez, fue una clara derrota 35-17. Nada extraño teniendo en cuenta que esta Nueva Zelanda es el mejor equipo de la historia, que es el doble campeón del Mundo, que ha perdido apenas uno de siete ediciones del Rugby Championship (el sábado, una fecha antes del final y son dramatismo, se quedó con el séptimo tras superar a Argentina). 

“Los Pumas deben pensar en seguir construyendo y no en cómo vencer a los All Blacks” escribía el domingo el periodista argentino Jorge Búsico. Y es cierto: porque ni Inglaterra, ni Sudáfrica, menos Australia o Francia lo logran con un mínimo de asiduidad. Más bien, lo de Argentina debe pasar por seguir solidificándose en lo suyo, en  retomar una identidad que se ha ido perdiendo. En mantener lo mejor de la era Hourcade pero agregarle muchas de las banderas que en los últimos tiempos habían quedado de lado.

Y en ese sentido, quizás el símbolo más importante de esa necesidad de seguir recuperando herramientas y banderas es el scrum. Formación por antonomasia del rugby, fue el mayor activo del rugby argentino por años. En épocas de amateurismo, y aún en el inicio del profesionalismo, el scrum argentino llevaba por atrás a los más pintados. La técnica del scrum, especialmente el empuje coordinado o “bajadita”, generó grandes palizas con esa formación, aún con packs más livianos, aunque luego los rivales europeos o oceánicos terminaran ganando el partido.

Esa bandera la perdió Argentina hace tiempo, El impulso por jugar un rugby más moderno y vistoso lo dejó en segundo plano, de la mano de un reglamento que poco a poco iba buscando menos relevancia de esa formación fija. y mientras algún radical plantaba la noción de jugar el scrum sin disputa, como en el rugby league. 

Para peor, un par de trágicas y severísimas lesiones en esas formaciones en partidos del rugby local argentino llevaron a que la Unión Argentina de Rugby hiciera varios cambios drásticos, que básicamente prohíben el empuje de M19 para abajo, y que en primera solo lo permiten por un metro. 

Con todo eso, Argentina retrocedió escalones en el scrum. Empezó a sufrir contra los grandes, pero Argentina XV también la pasó mal con Rusia, con España, con Uruguay.

El sábado, el scrum de los All Blacks le puso rueditas al de Argentina, como suele decirse en el rugby. Ledesma fue más gráfico incluso: “Nos sacaron a pasear con el scrum”.

Pero además, el DT fue bien claro sobre lo que se perdió. “¿A qué se lo atribuyo? A un proceso de unos cuantos años en los que le  hemos quitado el foco al scrum, sin lugar a dudas. Y hoy nos toca a nosotros pasar por ésta y le ponemos el pecho. Hay que seguir laburando, hay que seguir desarrollando y hay que seguir mejorando, pero evidentemente Argentina, que era cuna de primeras líneas, hoy no lo es. Y hay que revertir eso porque si en algún momento se creyó que el scrum no era importante, partido a partido se demuestra su importancia en el rugby. Es parte fundamental del rugby union, sino sería rugby league”. 

Ledesma, de los mejores  hookers de la historia del rugby, sabe algo de scrum. Y quiere recuperarlo.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.