Básquetbol > BÁSQUETBOL

Malvín celebró más que un triunfo: pasó un aviso

Con 37 puntos de Santiso y Souberbielle, hinchas del club que vinieron desde banco, el azul goleó a Aguada 86-69

Tiempo de lectura: -'

08 de mayo de 2018 a las 23:20

Aguada, que es dueño de la pasión más grande en el básquetbol uruguayo, probó de su propia medicina con Malvín en el estreno de las finales de la Liga Uruguaya y sufrió el inicio de la larga serie que se resolverá a siete partidos. La victoria 86-69 mandó una señal: los playeros vienen dispuestos a quedarse con el quinto título en 12 años. Y no es un detalle menor para un equipo que está acostumbrado a jugar finales, para el que salir campeón es moneda corriente y no carga pesos extras en su mochila. Incluso cuando a su frente tiene a un equipo que en los últimos años también supo levantar la copa, que tiene el plus de la tribuna y que llegó al cierre del torneo en ascenso.

Esta vez el de la pasión no fue el de siempre. Fue el otro. Porque ese plus de jugar con el alma y de defender los colores del corazón los aportó Malvín, a quien le premió con ese estreno perfecto en el Palacio Peñarol.

En el corazón de Juan Santiso y de Marcel Souberbielle, profesionales del básquetbol ahora, pero nacidos en la cantera del club de la que se hicieron hinchas, creció el juego de los azules y se cimentó la goleada del equipo dirigido por Pablo López que ganó con autoridad ante un estadio colmado, que vibró con el aliento de casi 5.000 almas que le dieron al espectáculo un entorno emocionante.

Ganó bien Malvín, que fue de menos a más y se encendió con McGuire y Kamp en el primer cuarto, que cerró con un bombazo de tres puntos de Santiso para igualar en 18 el primer cuarto. Luego llegó el repertorio mencionado del base del club y de Souberbielle, que fueron acumulando dobles y triples, casi sin pausas, hasta llegar a 37 puntos. Con un detalle que resultó determinante: seis triples que bombardearon a los rojiverdes, que se quedaron sin defensa y sin levante.

Souberbielle anotó 21 de sus 23 puntos de triples y Santiso 12 de los 14. A ellos se sumó Kamp con 21 puntos y un complemento en la labor ofensiva clave para llegar a ese final.

Entonces, cuando Aguada salió a defender en la zona pintada, le peleó el partido y anuló a Hatila Passos se vio desbordado por la versatilidad de un Malvín que mostró que es dueño de un repertorio muy amplio y que le permitió plantarse en la serie final de la LUB con aires de campeón.

Aguada recorrió un camino inverso. Fue de más a nada. Porque ni siquiera puede expresar que la transición fue de más a menos. Los dirigidos por Fernando Cabrera quedaron rehenes de los problemas defensivos y de la insolvencia ofensiva, en donde solamente Demian Álvarez se vistió de héroe hasta que ya no pudo pelear solo contra un Malvín que defendió con intensidad de campeón y que jugó con la claridad conceptual de los grandes equipos y a partir de ese manejo que Pablo López suele brindar a este equipo, en el que lleva 12 temporadas.

Para ver los detalles del partido, haga click aquí.

Se vuelven a ver el viernes


El próximo viernes a las 21.30 jugarán el segundo partido de la serie al mejor de siete encuentros. Los hinchas de Aguada irán a la tribuna Minas y los de Malvín a la de Magallanes. Los siguientes encuentros fueron fijados para martes 15, viernes 18, lunes 21, jueves 24 y martes 29. Será campeón el primero que llegue a cuatro triunfos. Las entradas se venden en Aguada, Malvín, RedPagos y TickAntel.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...